Teresa Perales | Nadadora Paralímpica

“No he notado tanta diferencia por ser mujer, pero sí por ser paralímpica”

La nadadora paralímpica Teresa Perales ofreció ayer una charla como “mujer inspiradora” organizada por Professional Women’s Network en la Torre Iberdrola

Una entrevista de Ane Araluzea - Martes, 22 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Teresa Perales. Fotografía de Pablo Viñas

Teresa Perales. Fotografía de Pablo Viñas

Galería Noticia

Teresa Perales. Fotografía de Pablo Viñas

Bilbao- Admite que le hace ilusión que la comparen con Michael Phelps, del que solo le separan dos medallas olímpicas. Teresa Perales está dispuesta a alcanzarle con la perseverancia que la caracteriza, la misma que la llevará a los Juegos Paralímpicos de Tokio en 2020 con la barrera de los 40 años ampliamente superada.

Debe de ser un honor que le llamen mujer inspiradora.

-Sí, es un orgullo. Me encanta. Y más aún participar en un evento de mujeres para mujeres.

Una neuropatía le arrebató la movilidad, pero lo de quedarse postrada en una silla no va con su carácter.

-Es una cuestión de actitud, de cómo te enfrentas a todas las circunstancias, sean malas o buenas. A veces nos pasan cosas buenas y nos empeñamos en verlas como malas. Y a veces nos pasan cosas malas y, si eres como yo, le das la vuelta a la tortilla.

Suya es la frase que dice: “Los dramas son dramas si tú permites que lo sean”.

-Efectivamente. Parece que nos empeñamos en ahogarnos en un vasito de agua cuando hay muchas cosas por las que ser feliz. Supongo que el protestar es condición del ser humano. La protesta está bien cuando hay que cambiar algo, pero tienes que dar el paso de hacer algo para cambiarlo.

Para ello se ha de cambiar de chip.

-A veces sentimos que perdemos el control sobre nuestra vida cuando nos enfrentamos a algo diferente;eso nos hace no evolucionar. Es una lástima dejar de hacer cosas por miedo a lo que pueda pasar.

¿Es mejor arrepentirse por lo que se hace que por lo que se deja de hacer?

-Lo mejor es decir: “No me ha salido como quería, pero ole mis narices que lo he intentando”. Es lo que vale.

¿Suele pensar en qué habría sido de su futuro sin movilidad reducida?

-No. Mi vida está siendo como yo quiero, es lo que ocurre cuando coges las riendas de tu destino. Todo depende de con qué actitud te enfrentas a lo diferente, si lo llevas a tu terreno o dejas que te domine.

¿Es necesario ser ambicioso para sobreponerse a los reveses?

-Ambicioso en positivo, pero para disfrutar de la vida. El deber de la vida es vivirla, no estar y ya está. ¿Lo has hecho? Pues estate feliz.

¿Y es más fácil soñar a lo grande cuando la consecución de ese sueño no depende solo de uno mismo?

-No sé si más fácil, quizás es más relajado. Yo soy la que intervengo en el agua, pero para que yo llegue está el fisio, está el entrenador, está mi marido, mi hijo... Hay gente que me ayuda en el camino.

Su faceta más conocida es como deportista de élite, pero ha sido parlamentaria regional, ha escrito un par de libros y es conocida como ‘coach’. ¿Qué es lo que más le llena?

-La maternidad, por encima de todo soy mamá. Después viene todo lo demás. Tengo un trabajo que me apasiona muchísimo;doy conferencias por todo el mundo... Es un cúmulo de cosas que hacen que sea como es.

¿Sus retos en lo deportivo?

-La idea es seguir hasta los Juegos Olímpicos de Tokio. Me hago mayor, pero quiero seguir compitiendo. Tengo el Campeonato de Europa este año, el siguiente será el Campeonato del Mundo y el siguiente, los Juegos.

¿Qué tal le sienta que la comparen con Michael Phelps?

-Me hace ilusión, porque antes nadie comparaba a un deportista paralímpico con uno olímpico. Ahora la idea es superarle;se ha escapado por dos medallas.

Alguna vez ha mencionado que participar en unos Juegos permite vivir experiencias extrapolables a la vida. ¿Qué ejemplo pondría?

-La paciencia que supone entrenarse durante cuatro años para que el objetivo pase en 36 segundos. En tu día a día te da un saber estar.

Ser una atleta paralímpica supone haber superado muchísimos retos, ¿pero cree que lo ha tenido aún más difícil por ser mujer?

-En mi caso no he notado tanta diferencia por ser mujer, sí por ser paralímpica. He sufrido las diferencias entre el mundo paralímpico y el olímpico en cuanto al tratamiento económico, social... Soy una afortunada porque quizás soy la deportista paralímpica más conocida en España.

¿Y ha percibido actitudes machistas en los diferentes ámbitos en los que ha labrado su carrera?

-Conscientemente no, aunque se me ha podido escapar alguna cosa.

El 8 de marzo se sucedieron manifestaciones multitudinarias en ciudades de todo el Estado. ¿Hay mucho por hacer?

-Hay mucho por hacer, pero lo mejor de todo es que se nos ha removido algo dentro. No podemos parar, tenemos que tener el empoderamiento para decir que valemos. Eso lo tenemos que demostrar nosotras.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120