DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
la reacción de san mamés

De aquellos barros...

San Mamés despide con una sonora pitada y una visible pañolada a Ziganda y a la plantilla tras el enésimo esperpento
El técnico encaja su vigésima derrota de una etapa para olvidar

Pako Ruiz - Lunes, 21 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Los aficionados rojiblancos muestran su enfado y su desesperación por el lamentable partido que ofreció el Athletic. Fotos: O. M.Bernal y Borja Guerrero

Los aficionados rojiblancos muestran su enfado y su desesperación por el lamentable partido que ofreció el Athletic. Fotos: O. M.Bernal y Borja Guerrero

Galería Noticia

Los aficionados rojiblancos muestran su enfado y su desesperación por el lamentable partido que ofreció el Athletic. Fotos: O. M.Bernal y Borja Guerrero

bilbao- Dicen que las despedidas suelen generar un marcado desazón para que el se va. Es el caso de José Ángel Ziganda, que ayer cerró su corto ciclo como entrenador del Athletic con un regusto muy amargo. La etapa de Kuko en el banquillo rojiblanco será recordada como un mal sueño para los más críticos hacia su persona y también deja un rastro quemado a tenor de los resultados y de las sensaciones, que han acentuado un mal rollo en la masa social rojiblanca, que ha manifestado su hartazgo en numerosas ocasiones, sobre todo en partidos muy señalados. Por ello, prácticamente todo el mundo aventuraba el desenlace sobre las seis de la tarde de ayer, después de que el personal tuviera que tragarse una nueva dosis de veneno futbolístico por parte de los leones, a los que, como era previsible, los 20.000 valientes que aguantaron en las gradas al pitido final se desahogaron con una sonora pitada a los jugadores cuando estos saludaban al personal desde el centro del campo y con una visible pañolada que solo tienen parangón, salvando las distancias, con las que se produjeron el 17 de junio de 2007, instantes después de que, como se sabe, aquel Athletic sellara una angustiosa permanencia en la jornada final gracias al triunfo sobre el Levante. El único que se salvó, paradójicamente, fue el colegiado, el almeriense David Fernández Borbalán, que se despedía del arbitraje profesional y lo hizo en el escenario que pidió, por lo que San Mamés le brindó la correspondiente salva de aplausos ante tal gesto simbólico, un guiño a su padre, que fue socio de una de las peñas del Athletic radicadas en Almería.

Lo sucedido ayer responde a la crónica de una muerte anunciada, de aquellos barros vienen estos lodos. La derrota frente al Espanyol supuso echar más sal a la herida, lo que arruina aún más la era Ziganda, que aguantó el chaparrón metido gran parte de los 93 minutos en el banco, sin apenas asomarse por la zona técnica, consciente del nuevo esperpento que ofrecían sus pupilos, señalados en lances puntuales desde el tempranero tanto de David López, que rentabilizó un enorme desajuste colectivo en defensa. Fue el inicio de la sucesión de pitidos que se extendieron en el tramo final del primer acto, algunos destinados a Beñat al que no se le perdonó ningún error, y que subieron de decibelios camino de vestuarios. El arranque del segundo periodo enfadó un poco más al público, que también señaló a Williams, incluso a Muniain, el león más aseado, tras una pérdida. Un rondo de los periquitos en la zona medular encendió la chispa, que acabó detonando cuando Fernández Borbalán empleó por última vez su silbato.

54 partidos despuésEl epílogo de Ziganda como entrenador del Athletic, salvo que el futuro le dé una segunda oportunidad, no pudo ser más descorazonador. Fue el retrato del recorrido de una temporada decepcionante y que muy pocos podían imaginar allá por el 27 de julio de 2017, cuando Kuko debutó en su cargo en Bucarest. Aquel arranque de la Europa League para el conjunto rojiblanco se recordará como el primero de los 54 que ha dirigido el de Larraintzar a los leones, con una estadística que habla por sí sola. Ziganda solo puede presumir de 17 triunfos, diez de ellos en LaLiga Santander y las siete restantes en competición continental;misma cantidad de empates y un total de veinte derrotas, 15 en el torneo de la regularidad, en el que el Athletic ha firmado la peor clasificación desde aquella dramática campaña 2006-07, que coincidió con la primera de Kuko al frente de Osasuna. Ayer se bajó la persiana a la etapa de Ziganda en el banquillo del Athletic y se abre la puerta a una nueva que supuestamente liderará Eduardo Berizzo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120