El concierto de la risa

Una ‘performance’ de humor atrapa al Guggenheim

La donostiarra Esther Ferrer presentó por primera vez ‘El concierto de la risa’ en el museo bilbaino

Domingo, 20 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un momento de la ‘performance’ que ayer acogió el Museo Guggenheim.

Un momento de la ‘performance’ que ayer acogió el Museo Guggenheim. (Oskar M. Bernal)

Galería Noticia

Un momento de la ‘performance’ que ayer acogió el Museo Guggenheim.

Bilbao- La artista donostiarra Esther Ferrer presentó ayer una performance inédita en el Museo Guggenheim Bilbao, titulada El concierto de la risa, en la que colaboraron una treintena de “amigos del museo”. Esta acción artística, “repleta de humor e ironía”, hace referencia a la obra Las risas del mundo, una de las nueve instalaciones inéditas que componen su exposición Esther Ferrer. Espacios entrelazados, que se puede visitar hasta el 10 de junio en el Museo Guggenheim.

Durante la performarce, se pudo ver cómo Ferrer trabaja sobre la risa. Para ello, colocó toda una serie de dispositivos electrónicos suspendidos sobre distintos puntos de un gran mapamundi, ubicado en el suelo. Se trataban de 37 tablets que mostraban imágenes de bocas pertenecientes a personas de diferente edad, género y procedencia. La reproducción de estas grabaciones sonoras obedecía a la interacción con el espectador. De hecho, se activaban en el momento en el que el público que ayer se congregó en el museo bilbaino se acercaba. Esto permitió celebrar lo que la artista llamó, al hablar de esta pieza, “conciertos de la risa” espontáneos.

Una artista pionera en este arte,Esther Ferrer (Donostia, 1937) es una de la artistas pioneras del arte de la performance, género que ella define como “el arte que combina el tiempo y el espacio con la presencia de un público que no es mero espectador, sino que si lo desea, puede participar en la acción”, valorando por encima de todas las cosas la libertad del espectador: no le ofrece conclusiones, sino preguntas, cuestionamientos, para que, de manera autónoma, genere su propia interpretación personal de la obra.

A lo largo de su extensa carrera, la artista ha participado en numerosos festivales de arte de acción y ha expuesto su obra en distintos museos. Asimismo, ha sido objeto de diversos reconocimientos: en 1999 fue una de las representantes del Estado español en la Bienal de Venecia;en 2008 fue galardonada con el Premio Nacional de Artes Plásticas;en 2012, con el Premio Gure Artea del Gobierno vasco;y en 2014, con el Premio Marie Claire de l’Art Contemporain y el Premio Velázquez de Artes Plásticas.

En esta exposición que se puede ver en el Museo Guggenheim, Esther Ferrer presenta casi exclusivamente instalaciones inéditas, que no se habían materializado hasta ahora, y serán activadas de forma especial a través de performances o de la interacción del público, y buena nota de ello fue la espectacular performarce que ayer puso en marcha y que no defraudó a nadie. - DEIA

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120