DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
despedida del athletic

Expediente Kike Sola

El delantero pone fin a su etapa en el Athletic, donde encarna un fracaso mayúsculo para la entidad, que desembolsó 4,3 millones por su fichaje

Pako Ruiz - Miércoles, 16 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 09:08h

Kuko Ziganda y Kike Sola dialogan en un entrenamiento en Lezama.

Kuko Ziganda y Kike Sola dialogan en un entrenamiento en Lezama. (Jose Sampedro)

Galería Noticia

Kuko Ziganda y Kike Sola dialogan en un entrenamiento en Lezama.

bilbao- Se conoce que José Ángel Ziganda será uno de los grandes protagonistas en la despedida del presente curso. El domingo lo recordará como su último partido al frente del Athletic, que cierra la liga en San Mamés frente al Espanyol. Un momento que le causará una evidente emoción pese a que no haya cumplido con las expectativas que se había generado y que le han llevado a sufrir una campaña dura en lo personal. Ziganda, que no ha encontrado el respaldo mayoritario de la masa social, acaparará muchas de las miradas, aunque también emergen otros nombres propios que no tienen el mismo impacto, pero que, lo mismo que el de Larraintzar, ponen el punto final a su etapa en el conjunto rojiblanco. Es el caso de Kike Sola, un futbolista que no solo no ha triunfado como león, sino que en torno a su persona se ha puesto un manto de cierto secretismo que no ha hecho más que acentuar esa especie de expediente X sobre un fracaso con mayúsculas.

Lo curioso del asunto radica en que Ziganda y Kike Sola se reencontraron el pasado verano diez años después de hacerlo en Osasuna. Precisamente, Kuko fue el técnico que hizo debutar el de Cascante en Primera División el 9 de junio de 2007, entonces en la penúltima jornada de aquella liga y en un partido donde el delantero hizo un doblete en la histórica manita de los rojillos al Betis en el Villamarín (0-5). Ese pasado en común invitaba a que Sola podría disfrutar de un empujón en su carrera de la mano de Ziganda, que le mostró ese deseo de que se reinventara. Pero la realidad ha sido bien diferente y el entrenador no tardó mucho en trasladarle al jugador que no iba a tener minutos y que podría buscarse un destino. Dicho y hecho. Sola solo ha participado este curso, el último de los cinco que firmó en julio de 2013, una hora, la que completó en el choque de ida de la eliminatoria de Copa frente al Formentera, un dato demoledor.

Las razones de semejante ostracismo quedan blindadas puertas adentro. Todo lo que se diga al respeto solo responden a la rumorología y a suposiciones sin certezas. Lo cierto, sea como fuere, es que Kike Sola (Cascante, 25 de febrero de 1986) pasará a la historia del Athletic como el futbolista cuyo partido jugado ha sido el más caro a tenor del desembolso que efectuó Ibaigane en su fichaje, 4,3 millones de euros a Osasuna, y del rendimiento que ha ofrecido. No en vano, su recorrido como rojiblanco, a la espera de que el domingo pueda gozar de algunos minutos lo que parece poco probable, se ha quedado reducido a 27 encuentros oficiales, de los cuales once los ha comparecido de inicio, con un saldo de cinco goles y un minutaje que apenas supera el millar, 1.039 minutos. Son cifras que retratan un declive que empezó a escribirse cuando Ernesto Valverde, cuyo regreso al Athletic coincidió en el tiempo con el fichaje del navarro, no tardó en relegar a Sola, que, paradójicamente, fue titular en el primer partido de aquella campaña, con victoria rojiblanca en Valladolid (1-2).

cesiones y fiascosLa apuesta por Kike Sola obedeció a la necesidad de cubrir la salida de Fernando Llorente y ante la incertidumbre que podría generar el futuro de Aduriz, entonces a sus 32 años, la misma edad a día de hoy del de Cascante, cuya cotización ha ido cuesta abajo y sin frenos. Hubo un antes y un después. En diciembre de 2014, Sola pidió al Athletic salir como cedido a uno de los equipos de Primera que habían preguntado por su situación y que el delantero entendía como determinante para recuperar sensaciones y reivindicarse. Valverde y la dirección deportiva frenaron esa opción, al considerar que no podían desprenderse de un delantero en una campaña tan cargada. Sola solo jugó desde enero hasta junio poco más de cien minutos.

Aquello hizo mella en el delantero, que ya no se reencontró. Llegaron después las cesiones al Middlesbrough en la Championship, al Getafe y Numancia, ambas en La Liga 1/2/3;y en ninguna de ellas dio el nivel. Jugó solo un partido en el equipo inglés, siete en el azulón y diez en el soriano, sin anotar gol alguno. La vuelta a Lezama el año pasado suponía el último tren que podía coger. No ha sido así. El expediente Kike Sola está sin resolver.

Dos sesiones a puerta cerrada hasta el domingo

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120