Congreso en el Palacio Euskalduna

Un litro de agua por cada mil calorías

Más de 300 científicos y profesionales en salud analizan y discuten durante tres días en el Palacio Euskalduna de Bilbao el valor de la hidratación en pacientes renales, embarazadas y durante el ejercicio físico, entre otros aspectos

Nekane Lauzirika - Martes, 15 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Experta en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Experta en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Galería Noticia

Experta en Medicina Preventiva y Salud Pública.Director de Nefrología Instituto Mexicano. Fotos: José Mari MartínezSe recomienda a la población que no consuma agua de grifo.

LA IMPORTANCIA DE UNA HIDRATACIÓN ADECUADA

El agua, nutriente esencial quese obtiene a través del consumo dedistintos alimentos y bebidas comoparte de nuestra alimentación.

Cumple importantes funcionesen nuestro organismo, como eltransporte de nutrientes, la eliminaciónde productos de desecho...

La principal fuente de hidrataciónen la comida debe ser el agua.

Dolor de cabeza.Aumentar diariamentela ingesta de agua ylíquidos en personas que sufrendolor de cabeza puede reducir laintensidad y número de episodios.

Estudios genómicos.Indicanque determinados marcadoresgenéticos están asociados conmayores necesidades hídricas.

PÉRDIDA MASA CORPORAL
“IMPLICA FALTA RENDIMIENTO”

Una mala hidratación lleva a unapérdida del 2% de masa corporal.

DEPORTISTAS
”NECESITANINGESTA DE LÍQUIDOSDURANTE EL EJERCICIO”

Debe de tener un alto nivel dehidratación por ingesta de líquidosantes, durante y tras el ejercicio.

GRUPOS VULNERABLES
DEPORTISTAS, MUJERESEMBARAZADAS, MAYORES...

Junto a los niños y niñas adolescentesson los grupos de poblacióncon más riesgo de sufrirhipohidratación.

Bilbao- “Lo ideal sería ingerir un litro de agua por cada 1.000 calorías consumidas”, subrayó Adam Drewnowski, catedrático de Epidemiología, director del Centro de Investigación de la Obesidad de la Universidad de Washington (EE.UU.). Una cantidad de agua que se puede obtener -tal y como recordó el experto- no solo por el consumo de líquido, sino también por los alimentos que contengan un alto grado de agua como son las frutas, verduras y determinados productos lácteos, entre los que se encuentran la leche entera fresca, el yogur o los helados.

El investigador estadounidense es uno de los 300 científicos y profesionales de la salud que, desde el domingo y hasta mañana, se dan cita en el Palacio Euskalduna de Bilbao para analizar y discutir sobre la importancia de la hidratación en pacientes renales, embarazadas y durante el ejercicio físico, entre otros aspectos.

Los expertos debaten las últimas evidencias científicas en esta área en el marco de III Congreso Internacional y V Nacional de Hidratación, organizado por la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación (Cieah).

Carmen Pérez- Rodigo, presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), reconoció que los resultados de diferentes investigaciones han puesto de manifiesto que no se cumplen las recomendaciones de los organismos europeos sobre la ingesta de agua, “a pesar de que la hidratación es el pilar fundamental de las funciones fisiológicas más básicas, como la regulación de la tensión arterial o la temperatura corporal”.

Mayor concienciaSin embargo, aunque todavía no se alcanzan las directrices, el doctor Javier Aranceta-Bartrina, director del congreso, considera que cada día la sociedad tiene mayor conciencia de la necesidad de estar debidamente hidratados, sobre todo, en determinadas circunstancias o estados de salud muy concretos. Y es que un 60% del organismo está compuesto por agua. “De ahí que a lo largo de los años haya adquirido una relevancia importante en todos los sectores de la sociedad”, dice el profesor de la Universidad de Navarra y director para Latinoamérica de la Cieah y presidente del Comité Organizador del Congreso.

Bebidas y alimentos sólidosEn concreto, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) establece el consumo de 2,5 litros de agua al día para la población masculina adulta y de 2 litros diarios de agua para la población femenina. En jóvenes de 9 a 13 años, el consumo aconsejado es de 2,1 litros/día para niños y 1,9 litros/día para las niñas.

Según la EFSA, entre el 70 y el 80% de la hidratación diaria tiene que provenir de distintos tipos de bebidas, preferiblemente el agua, mientras que entre el 20 y el 30% restante es aportado por medio de la ingesta de alimentos sólidos.

“En el embarazo y la lactancia el balance hídrico es clave”

adriana ortiz-Andrellucchi | Cátedra internacional estudios avanzados en hidratación (CIEAh)

La profesora advierte de la necesidad de que las embarazadas estén bien hidratadas

Bilbao- “Todavía no existe mucha conciencia sobre la necesidad de que las mujeres estén bien hidratadas, tanto en el embarazo como en el periodo de lactancia”, reconoce Adriana Ortiz Andrellucchi, investigadora de la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación. “El agua es el componente principal del líquido amniótico donde se desarrolla el bebé durante la gestación y de la leche materna que se suministra al recién nacido”, detalla la profesora asociada de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

La experta reconoce que dos de los períodos donde el balance hídrico es clave son en el embarazo y la lactancia. En estas dos etapas, las mujeres tienen necesidades de hidratación diferentes, ya que un suministro adecuado de agua es fundamental para satisfacer los requisitos de líquido del cuerpo de la madre y del bebé. “Se necesita agua para formar el líquido amniótico que rodea al bebé, apoyar el aumento en el volumen de plasma sanguíneo y producir leche materna. Además, en las primeras etapas del embarazo, los vómitos pueden provocar pérdidas de líquidos por lo que la embarazada debe aumentar 300 ml a la ingesta diaria de 2 litros recomendados ”, explica, mientras sostiene que una correcta hidratación reduce las cefaleas, el cansancio y ayuda a frenar el estreñimiento, ya que el 40% de las embarazadas lo suelen padecer”, dice la experta en Salud Pública. - N. L.

El agua, nutriente esencial que se obtiene a través del consumo de distintos alimentos y bebidas como parte de nuestra alimentación.

Cumple importantes funciones en nuestro organismo, como el transporte de nutrientes, la eliminación de productos de desecho...

La principal fuente de hidratación en la comida debe ser el agua.

Dolor de cabeza. Aumentar diariamente la ingesta de agua y líquidos en personas que sufren dolor de cabeza puede reducir la intensidad y número de episodios.

Estudios genómicos. Indican que determinados marcadores genéticos están asociados con mayores necesidades hídricas.

PÉRDIDA MASA CORPORAL “IMPLICA FALTA RENDIMIENTO”Una mala hidratación lleva a una pérdida del 2% de masa corporal.

Debe de tener un alto nivel de hidratación por ingesta de líquidos antes, durante y tras el ejercicio.

Junto a los niños y niñas adolescentes son los grupos de población con más riesgo de sufrir hipohidratación.

requerimientos

2,5

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria recomienda 2 litros al día para mujeres y 2,5 para varones.

tommaso bochicchio

profesor de nefrología universidad la salle en México

“Una buena hidratación retrasa las dolencias renales”

TOMMASO BOCHICCHIO | PROFESOR DE NEFROLOGÍA UNIVERSIDAD LA SALLE EN MÉXICO

“El agua simple es el líquido ideal para esta función”, asevera el nefrólogo mexicano

bilbao- “Hay evidencias científicas que indican que una buena hidratación previene y retrasa el avance de las patologías renales. En los enfermos que las sufren es clave la ingesta de líquidos”, dice Tommaso Bochicchio, profesor de Nefrología de la Universidad La Salle en México. “Tomar líquidos forma parte ya de la prescripción médica para los pacientes con patologías de riñón”.

El 60% del organismo humano está integrado de agua y son los riñones los que se encargan de mantener los volúmenes adecuados y la composición óptima de los líquidos corporales. “La mala hidratación conlleva un peligro frecuente en la función renal, aunque en la mayoría de los casos puede ser reversible”, sostiene el profesor.

En esta línea considera necesaria la ingesta de entre dos y tres litros de agua al día para mantener una buena hidratación del cuerpo humano que ayude a prevenir distintas patologías renales, como la litiasis -piedras en el riñón- o distintas infecciones urinarias.

Para el expresidente del Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas no todos los líquidos sirven para tener una correcta hidratación. “El agua simple es el líquido ideal para esta función”, asevera el especialista para quien la relación entre una correcta función renal y una buena hidratación corporal “es fundamental y crítica. Además, una adecuada hidratación puede reducir el riesgo de lesión renal por sustancias nefrotóxicas como algunos fármacos”. - N. L.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120