fue abatido

El presunto terrorista de París es un joven checheno fichado por la policía

Khamzat Azimov, de 20 años y nacionalizado francés, sería el segundo atacante islamista con antecedentes

Antonio Torres del Cerro - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El joven atacante de origen checheno, tumbado en el asfalto tras ser abatido por la policía.

El joven atacante de origen checheno, tumbado en el asfalto tras ser abatido por la policía. (AFP)

Galería Noticia

El joven atacante de origen checheno, tumbado en el asfalto tras ser abatido por la policía.

París- El supuesto terrorista que mató con un cuchillo este sábado a una persona en París e hirió a otras cuatro es un joven nacido en la república rusa de Chechenia en 1997, nacionalizado francés y fichado por los servicios secretos galos. Horas después del ataque, el segundo con muertos en Francia este año después de que el franco-marroquí Radouane Lakdim matase a cuatro personas el 23 de marzo, se han conocido detalles del agresor, abatido cuando intentó abalanzarse contra unos policías durante su asalto a viandantes en la céntrica zona de Ópera de la capital. Gracias a sus huellas dactilares, se descubrió que se trata de un joven ruso de origen checheno nacido en 1997 y nacionalizado francés. De acuerdo con los medios franceses, el joven ya estaba fichado por los servicios secretos franceses por su cercanía con un hombre que estuvo en Siria, aunque no tenía antecedentes policiales. Según el canal BFMTV, llegó a ser interrogado hace un año por las autoridades francesas. Asimismo, los padres del atacante fueron puestos bajo custodia policial.

El perfil del agresor -de origen checheno y también con nacionalidad rusa- no corresponde con el de los últimos terroristas que atacaron Francia desde 2015, la mayoría con orígenes en el Magreb.

La prensa francesa identifica al sospechoso del ataque, asumido por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), como Khamzat Azimov, nacido en 1997 en Chechenia, república rusa de mayoría musulmana, y nacionalizado francés en 2010. Según los medios, Khamzat creció en Estrasburgo y posteriormente se mudó a París, donde vivía con sus padres en el norte de la capital. La embajada rusa en París pidió ayer mismo a las autoridades francesas aclaraciones sobre la ciudadanía del hombre. El Estado Islámico (EI) ya asumió el ataque de la noche del sábado en París en un breve comunicado difundido por la agencia Amaq, cercana al EI, aunque su autenticidad no ha podido ser confirmada.

Francia, que vive una oleada de atentados yihadistas que desde 2015 se han cobrado 245 víctimas mortales -sin contar con esta última, todavía bajo investigación-, sigue en un estado “de alta amenaza”, alertó el ministro del Interior, Gérard Collomb, quien ayer por la mañana convocó en el Estado Mayor a las principales figuras policiales y de los servicios secretos. “Lo que ocurrió anoche puede suceder en cualquier lugar en Francia. Se trata de un arma rudimentaria, un cuchillo. No contó con preparativos sofisticados”, lamentó el ministro. “Ese tipo de ataques, como en los que se usa un camión, son difíciles de prevenir, aunque hacemos lo máximo para ello”, agregó Collomb, quien desveló que la víctima mortal de la noche del sábado es un viandante de 29 años y explicó que los cuatro heridos, con edades comprendidas entre los 26 y 54 años, ya están fuera de peligro.

Uno de los puntos más criticados ayer por la oposición, sobre todo por el ultraderechista Frente Nacional (FN), fue el hecho de que el asaltante estuviese supuestamente en el radar de las autoridades por motivos de radicalización islamista. “Nos enteramos de nuevo que el terrorista figuraría como fichado por los servicios de inteligencia. ¿Para qué sirve esa ficha que no es suficiente para evitar que esas bombas de relojería dañen nuestro país?”, se interrogó la líder del FN, Marine Le Pen, en su cuenta de Twitter. Es la segunda vez en pocos meses que el tema de los fichados por los servicios secretos crea polémica en Francia, después de que el pasado marzo otro fichado, Lakdim, matase a cuatro personas en varios ataques producidos en el sur de Francia. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, no se ha pronunciado sobre esta polémica y siguió a distancia el ataque, pues se encuentra de vacaciones en el fuerte de Brégançon, una residencia estatal bañada por la costa mediterránea francesa. Tras el ataque, Macron, colgó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que avisaba que Francia “no cederá un milímetro ante los enemigos de la libertad”.

Este ataque se suma a otros producidos en París desde 2015, como el de la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo (12 fallecidos) en enero de 2015 o el del noviembre de ese año en la sala Bataclán, el bulevar Voltaire y Saint-Denis (130 muertos).

Un detenido en EstrasburgoLa Policía francesa habría arrestado en Estrasburgo (noreste de Francia) a un amigo del presunto terrorista que mató con un cuchillo a una persona e hirió a otras cuatro el sábado en el centro de París, informaban ayer medios locales. Este hombre es el tercer arrestado en relación a los hechos ocurridos anoche en la céntrica zona parisina de Ópera, pues los padres del supuesto autor están también bajo custodia policial. El joven arrestado en Estrasburgo, también nacido en 1997, era amigo de Khamzat.

Por su parte, el líder checheno, Ramzán Kadírov, admitió ayer que el joven que mató el sábado a una persona e hirió a otras cuatro en París nació en Chechenia, pero emigró hace muchos años a Francia, donde supuestamente se radicalizó.

“En Chechenia él solo nació, pero su madurez, la formación de su personalidad, sus puntos de vista y convicciones ya se formaron en la sociedad francesa”, dijo Kadírov en las redes sociales. Reconoció que a los 14 años, Khamzat Azimov, recibió el pasaporte ruso, pero como no lo renovó al alcanzar los 20 años, este quedó invalidado.

“Toda la responsabilidad de que Azimov optara por el camino de la delincuencia reside totalmente en las autoridades francesas”, subrayó.

Kadírov sugirió que el atacante podría tener vínculos con los órganos de seguridad franceses, ya que recordó que los países occidentales ofrecen refugio a los enemigos de Rusia y Chechenia, en clara alusión a supuestos guerrilleros islamistas reclamados por la Justicia rusa.

Denunció que esos individuos son instruidos para formar parte del Estado Islámico y combatir en Oriente Medio, y se mostró convencido de que si Azimov hubiera permanecido en Chechenia “su destino hubiera sido otro”.

Maratón de Boston

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120