por decisión unánime

Larrinaga pierde en Nueva York

El púgil de romo cayó por decisión unánime frente a Michael conlan en el Madison square Garden

I. G. Vico - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un momento de la pelea entre Larrinaga y Conlan.

Un momento de la pelea entre Larrinaga y Conlan. (MGZ)

Galería Noticia

Un momento de la pelea entre Larrinaga y Conlan.

Bilbao- Ibon Larrinaga no pudo con la prueba más complicada de su carrera en el boxeo profesional. El púgil de Romo, el único del ámbito estatal que ha pisado la lona del Madison Square Garden de Nueva York desde su remodelación, cayó derrotado a los puntos por decisión unánime ante el norirlandés Michael Conlan.

El vizcaino aguantó los ocho asaltos pactados como un titán, fiel a la hoja de ruta programada por los rectores técnicos de la empresa MGZ Promotions. Ante un adversario de talla mundial, ya que el de Belfast cuenta con un bagaje amateur que excede lo simplemente testimonial, con títulos mundiales y preseas olímpicas, Pura Vida resguardó su pellejo ante el gran peligro de knockout residente en las dos manos de Conlan. En definitiva, Larrinaga se despidió de Nueva York en la madrugada de ayer con la cabeza bien alta. El de Romo cayó con las botas puestas, exhibiendo una rectitud marcial a la hora de plasmar el GPS de la pelea. Larrinaga no entró en el intercambio ante un contrincante de pegada y supo congelar los momentos más calientes del pleiteo.

Conlan, con un récord de seis victorias en el camino profesional -sumó la séptima ante Ibon-, contaba cinco de ellas por la vía rápida. La trilita de su propuesta, eléctrico su andamiaje, bestial su figura en el impacto, no impactó en Larrinaga, que bastante tuvo con evitar exponerse a un beso de lona. Ibon fue un fugitivo;Conlan, un cazador, que no encontró presa. Virtud de Pura Vida, que hubiera necesitado más para triunfar fuera de casa. Sin embargo, el pluma vizcaino mostró buenas trazas, percutiendo en el ojo izquierdo de su adversario y capeando el temporal de un ventarrón llamado a estar dentro de los mejores del planeta de su división. Tiempo al tiempo. El norirlandés es como su ciudad natal, Belfast: es un púgil áspero y atractivo para el público, por vísceras, por espera, por expectación. Magma.

Larrinaga hizo un boxeo inteligente y de supervivencia. Viendo la potencia de su contrincante, se fajó los ocho asaltos en busca de fisuras, rápido de piernas, móvil de manos, pero sin éxito. El norirlandés, sin encontrar el camino del cloroformo, descargó varias manos que le dieron vencedor. El de Romo aguantó sin reproches y con una buena actuación en una de las mecas del boxeo planetario, dotando de cemento su propuesta en el peso pluma, división en la que prácticamente se está desperezando después de sumar la mayoría de su camino en el supergallo.

En cualquier caso, los jueces dieron en todo momento el triunfo a Conlan, que se llevó el combate a casa con tres 80-72, pero la sensación agridulce de no haber continuado por la senda del K.O. en una velada millonaria, en la que el combate de fondo fue la victoria absoluta de Vasyl Lomachenko sobre Jorge Linares en el décimo asalto. El ucraniano se proclamó campeón del mundo WBA del ligero. Ya ha reinado en tres pesos distintos en solo doce peleas profesionales. La historia llama a la puerta de un fuera de serie.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120