RETABET BILBAO basket 74-78 KIROLBET BASKONIA

[Fotos:] Ahora toca levantarse

El Bilbao Basket cae en el derbi contra el Baskonia en otro final de partido totalmente desacertado y certifica su adiós a la ACB

Jon Larrauri - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Dejan Todorovic y Álex Mumbrú lamentan una acción fallada en el tramo final del encuentro de ayer.VER GALERÍA

Dejan Todorovic y Álex Mumbrú lamentan una acción fallada en el tramo final del encuentro de ayer. (Reportaje fotográfico: José Mari Martínez)

Galería Noticia

Dejan Todorovic y Álex Mumbrú lamentan una acción fallada en el tramo final del encuentro de ayer.

Galería[Fotos:] La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo

  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • La 'marea negra'encaja con resignación el descenso deportivo. Fotos: J.M.M.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Bilbao- Fue la crónica de un descenso anunciado, la confirmación de una fatalidad deportiva que toda la marea negra tenía ya interiorizada y para la que solo faltaba fecha, escenario y artista invitado. Finalmente aconteció ayer, 13 de mayo, en el Bilbao Arena y contra el Kirolbet Baskonia. Fue la crónica de un desastre que se consumó ayer pero que se venía gestando desde hacía tiempo, concretamente desde antes de que arrancara un curso en el que todo lo que podía salir mal ha acabado saliendo peor como consecuencia de una secuencia de decisiones de despachos absolutamente desatinada, demencial en algunos momentos, que acabó desembocando en una situación imposible de reconducir sobre la cancha por parte de un equipo al que no le ha faltado voluntad pero sí la calidad individual y grupal imprescindibles para navegar con cierta solvencia por las turbulentas aguas de una competición tan exigente como la Liga Endesa.

Los últimos meses del Bilbao Basket en la máxima categoría del baloncesto estatal han transcurrido agarrados a un clavo ardiendo, pendientes casi en exclusiva del demérito de los rivales porque sus méritos se han producido con cuentagotas. Los hombres de negro no supieron en ningún momento corregir su errático rumbo, sus rivales sí y ahí se acabó un intento de supervivencia que ni siquiera pudo alargarse hasta la última jornada. Después de una agonía larga, el conjunto vizcaino acabó ayer desenganchado del finísimo hilo que le mantenía conectado a un porvenir en la Liga Endesa en un final de duelo que sintetizó perfectamente el refrán que le ha acompañado en estas últimas jornadas: a perro flaco todo son pulgas. Ganaban por 73-70 a dos minutos del final y los de Jaka Lakovic desperdiciaron hasta cuatro acciones para poder prorrogar su vida competitiva: una bandeja de Jonathan Tabu que no entró, una falta de coordinación de Dejan Todorovic y Álex Mumbrú en una contra, un triple liberado del capitán y dos tiros libres de Devin Thomas. Demasiados regalos. El Baskonia respondió con una acción de dos más uno de Vincent Poirier y quien no perdonó con empate a 73 puntos fue Matt Janning, cuyo triple a escasos segundos del bocinazo final fue el último golpe que envió a la LEB a los hombres de negro.

Las lágrimas de Javi Salgado, ADN Bilbao Basket al 100%, en el exterior del Bilbao Arena más de media hora después de acabar el duelo -el de Santutxu se mantuvo entero ante los medios de comunicación pero se derrumbó por completo cuando acudió a saludar a la afición- resumen a la perfección el tremendo golpe en su línea de flotación sufrido por el buque insignia del baloncesto vizcaino, cuyo futuro ahora es una incógnita absoluta. Pese a que se aferraba a eso de que la esperanza es lo último que se pierde, las dudas y temores de la marea negra hace tiempo que iban más allá de la simple pérdida de categoría. ¿Es viable este club en LEB? Desde la planta noble, ayer esquivaron como pudieron esa pregunta. “Vienen días de análisis de todas las posibilidades”, dijeron. Se presentan, por lo tanto, largas semanas de incertidumbre institucional y trabajo de despachos para perfilar el futuro -posible renuncia del segundo club que suba de LEB, el fantasma del concurso de acreedores, la viabilidad de la actual estructura fuera de la ACB...- de una entidad que no ve más que abismo ante sí, una realidad para la que ha puesto mucho de su parte con una concatenación de desatinos desde el pasado junio, una ristra de decisiones o bien precipitadas o bien tardías y varios volantazos sin nada de fundamento. Y es que analizando la línea de actuación del club en las últimas temporadas, a más de uno le venía a la cabeza esa respuesta tan de madre hacia el hijo que se siente maltratado por la vida y se queja constantemente por sus desgracias: Y para como andas, poco te pasa.

Un duelo competido Con el Joventut dominando prácticamente desde el salto inicial su duelo ante el Fuenlabrada, el Bilbao Basket sabía que era imprescindible dar la campanada en el derbi para evitar el naufragio absoluto. Su arranque, espoleado por el acierto de Tabu, fue más que solvente, lo que le permitió amasar una renta de cinco puntos (17-12) a un minuto de la conclusión del primer cuarto. Sin embargo, en el momento en el que su acierto ofensivo descendió un par de enteros, el Baskonia se desperezó gracias al acierto triplista de Janis Timma para firmar un parcial de 3-15 y pasar a dominar por 20-27 en el ecuador del segundo acto. No se derrumbaron los de Jaka Lakovic, sustancialmente inferiores en las posiciones interiores pero luchadores como si no hubiera un mañana -no lo había de hecho- y recuperaron el mando del luminoso (34-32), pero otro parcial de 0-10 en menos de dos minutos permitió a los de Pedro Martínez disfrutar de una renta cómoda en el ecuador de la cita (34-42).

Los visitantes extenderían poco después su dominio hasta el 41-52, pero Todorovic cogió el toro por los cuernos y a base de penetraciones y triples revitalizó a los suyos, permitiendo que no se desmoronaran del todo. En el otro bando respondió Beaubois y el 55-60 dejaba todo abierto con solo diez minutos por disputarse. En ese acto final, Redivo cogió el testigo de Deki y su efervescencia permitió a los anfitriones arrancar con un 11-2. Miribilla llegó a soñar con el triunfo porque su Bilbao Basket le dio motivos para ello. Con buenos ataques y defensas solventes, el 71-67 ofrecía una grieta por la que colarse, aunque Poirier y Shengelia lideraban la resistencia baskonista. El 73-69 a tres minutos del final invitaba al optimismo, pero este Bilbao Basket está gafado y tras cuatro oportunidades para ampliar su renta erradas, el Baskonia aceptó la invitación para ganar el duelo. Poirier puso la igualada, Janning metió el triple de la victoria y rubricó el adiós a las catorce temporadas seguidas en la élite del baloncesto estatal. Con los jugadores saludando desde la cancha, desde la grada no se escuchó ni un reproche ni un pitido, ni hacia ellos ni hacia el palco. Y es que lo de ayer no era más que la crónica de un descenso anunciado. Quien más quien menos, la afición había interiorizado ya el desplome deportivo y lo que espera ahora es respuestas sobre el futuro de la entidad. Que ya va siendo hora.

dos más uno

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Baloncesto

ir a Baloncesto »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120