ayuntamiento de Balmaseda

Las voces de la ciudadanía

El futuro consejo de la infancia de Balmaseda tomará de referencia proyectos similares de la comarca, así como las reuniones mensuales que ya celebran los mayores en la villa para trasladar sus inquietudes al Ayuntamiento

Un reportaje de Elixane Castresana - Lunes, 14 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Oier Loubet y Leire Hurtado integran el programa de Agenda 21 del colegio de Alonsotegi.Foto: E. Castresana

Oier Loubet y Leire Hurtado integran el programa de Agenda 21 del colegio de Alonsotegi.Foto: E. Castresana

Galería Noticia

Oier Loubet y Leire Hurtado integran el programa de Agenda 21 del colegio de Alonsotegi.Foto: E. Castresana

LOS niños todavía no pueden votar, pero tienen voz en Enkarterri. Consejos de la infancia como el que Balmaseda formará a la vuelta de las vacaciones de verano ofrecen a los chavales un foro en el que expresar sus inquietudes. Y pone el contrapunto otra voz, la de la experiencia, el consejo de mayores que funciona también en la villa ampliando el radio de acción de los ayuntamientos.

El colegio público de Alonsotegi, que cuenta con 270 alumnos de Educación Infantil y Primaria, es pionero en lo que respecta a estas peticiones y propuestas que acercan a las administraciones a pie de calle. En los veinte años que lleva en vigor el programa de Agenda 21, equivalente al consejo de la infancia, han recibido el Hemendik Saria e incluso el premio estatal Vicente Ferrer por el trabajo transversal en el programa lectivo abordando un tema en concreto y han sido avalados por el Gobierno vasco como centro sostenible hasta 2020. Al final de cada curso presentan las conclusiones en el Consistorio en un pleno txiki en el que los niños con edades comprendidas entre 9 y 12 años toman asiento en los lugares del regidor y los concejales mientras que estos escuchan atentamente desde el espacio asignado al público junto a padres y madres que asisten a la sesión. En junio 2017 Oier Loubet, de 12 años, ocupó la silla del alcalde. “Preparamos una diapositiva con los contenidos que tratamos en clase y lo comentamos”, recuerda.

El colegio de Alonsotegi recibió un premio estatal por su programa de Agenda 21, que concluye todos los cursos con un pleno txiki

Además, aprovecharon la ocasión para realizar peticiones al equipo de gobierno como todos los años. En esta última ocasión, “papeleras separadas por colores para poder reciclar en el patio y nos lo han concedido”, apunta su compañera, Leire Hurtado. Hace tres años el Consistorio les ayudó a montar un huerto en el colegio. Así “realizamos el proceso del compostaje al completo: reciclamos y luego abonamos los cultivos”, explica Oier, que cursa sexto de Primaria.

Ya han fijado fecha para la próxima visita al Consistorio también con la alimentación como eje principal, tras realizar un estudio sobre los contenedores en Alonsotegi. El alumnado ha recorrido la localidad “divididos por barrios con la ayuda de los padres y madres en las zonas más dispersas” apuntando posibles mejoras, “no tanto en la cantidad de contenedores como en la distribución”, matiza la coordinadora de Agenda 21 escolar de Alonsotegi, Lourdes Miangolarra. Durante el pleno infantil repetirán otra demanda que ya plantearon el año pasado sin éxito: “un contenedor que facilite la reutilización de residuos orgánicos” y también se detendrán en el reciclaje de aceite. El próximo curso cambiarán de tema para situar el foco sobre la accesibilidad. Junto al análisis que se lleva a cabo distribuido “en contenidos de varias asignaturas”, según recalca Oier, se conforma una comisión de Agenda 21 compuesta por docentes, progenitores que deseen colaborar y un alumno de cada aula elegido por votación. “Es casi como unas elecciones”, tal y como señala la directora, Amaia Llaguno.

En Gordexola se ha optado por el sorteo entre alumnado de cuarto, quinto y sexto de Primaria del colegio público Eduardo Eskartzaga para elegir a los seis niños y seis niñas que integran el consejo de la infancia, que echó a andar en enero. Celebran reuniones una vez al mes hasta junio, en las que van dando forma al proyecto final. El proceso está sirviendo “para integrar su mirada de niños, que sepan que pueden preguntar cosas y que se tengan en cuenta sus opiniones, ya que en estos temas de índole municipal los adultos deciden por ellos”, indica Peru Calabaza, dinamizador del consejo. Poco a poco van soltándose a la hora de imaginar la localidad que ellos considerarían ideal para vivir. Partiendo de esa base, “en la última reunión hemos empezado a concentrarnos en el objetivo”. Separados en dos grupos de trabajo, están confeccionando un juego de mesa que se depositará en la biblioteca municipal y una gincana que se probará en las fiestas. Para ello, antes han estudiado una trama urbana más grande de lo que suponían. “Como acostumbran a jugar en la plaza se quedaron de piedra cuando les extendí un mapa y pudieron comprobar la superficie del municipio”, precisa el dinamizador sobre un modelo que también gusta en Sopuerta.

De cualquier forma, las localidades que conocen los participantes en los consejos de la infancia distan de las que vivieron en su niñez los integrantes del consejo de mayores de Balmaseda, que se puso en marcha a principios de marzo. Las voces de la experiencia expondrán al Ayuntamiento una iniciativa cuyos detalles prefieren guardar en secreto hasta última hora, pero ya han comentado con el alcalde sus dudas sobre otros temas, desde la limpieza de excrementos de animales, transporte público o contenedores. “Yo voy apuntando cosas por la calle para luego trasladarlo aquí”, asegura Santiago Barcenilla. Hace los deberes.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120