Todos los caminos llevan a Bilbao

además de hinchas de los equipos participantes, las finales de rugby han atraído a aficionados de todos los puntos del estado sin excepción

Un reportaje de Miguel A. Pardo - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La gran familia del Club de Rugby Begués puso una de las notas más divertidas de la jornada de ayer al disfrazarse de irlandeses. Cantaron y bailaron al son de sus propias canciones en la Plaza Nueva.

La gran familia del Club de Rugby Begués puso una de las notas más divertidas de la jornada de ayer al disfrazarse de irlandeses. Cantaron y bailaron al son de sus propias canciones en la Plaza Nueva. (Oskar M.Bernal)

Galería Noticia

La gran familia del Club de Rugby Begués puso una de las notas más divertidas de la jornada de ayer al disfrazarse de irlandeses. Cantaron y bailaron al son de sus propias canciones en la Plaza Nueva.

Las finales de rugby han atraído a aficionados de todos los puntos del Estado sin excepción

lAS finales de la Challenge Cup y la Champions Cup que ha acogido este fin de semana Bilbao no solo han sido un evento muy importante para los hinchas de los cuatro equipos participantes y para los vascos amantes del deporte del oval. La gran familia del rugby estatal ha puesto sus ojos -y en muchos casos sus pies- en la capital vizcaina para disfrutar de un acontecimiento único y empaparse del gran ambiente que se vive alrededor del rugby, algo que hace ejemplar a este deporte. Desde Catalunya, Extremadura, Madrid, Castilla y León, La Rioja... Los hinchas han llegado desde diversos puntos de la península. Cada uno con su plan de viaje, con sus circunstancias, pero con un objetivo común, vivir con toda su intensidad la gran fiesta del rugby europeo.

En toda fiesta que se precie, el buen humor es un componente básico, uno de los pilares maestros en los que debe cimentarse todo lo que ocurra después. Ayer, en la Plaza Nueva, una veintena de integrantes del Club de Rugby Begues de Catalunya se convirtieron en uno de los puntos de atención. Ni cortos ni perezosos, se disfrazaron de irlandeses y deleitaron a los viandantes con sus divertidos cánticos y bailes. Ellos fueron el centro de los objetivos de muchas cámaras de fotos y teléfonos móviles. “La idea de disfrazarnos ha surgido sobre la marcha. Vinimos el viernes y realmente nos lo estamos pasando genial. Ver todo esto es precioso y esta es nuestra divertida forma de crear más ambiente”, explicaron Alfons, Jaume, Albert, Paula y Nicol, algunos de los integrantes de la expedición de este club nacido hace escasamente dos años. Ellos no eran, ni mucho menos, los únicos catalanes presentes en esta fiesta, desde Vic llegaron el viernes 40 integrantes del Osona Rugby Club. Ellos llegaron en autocaravana hasta la capital vizcaina. “Hace casi un año ya no había habitaciones en un mismo hotel para hospedarnos los 40 y decidimos venir en autocaravanas”, indicaron los miembros de este club. Ellos disfrutaron de las dos finales y también de Bilbao. “Nos ha gustado mucho la ciudad, es muy moderna y está demostrando que tiene capacidad más que de sobra para acoger eventos de este tipo”, apuntaron Víctor, Enric, Bernat y Josep, cuatro de los integrantes de esta expedición que hoy abandonará Bilbao.

La melé del rugby tomó durante jornada de ayer todos los rincones del Casco Viejo. Por sus calles caminaban Pitel, Marcos y Javi, tres de los miembros de la gran familia del Sanse Scrum Rugby de la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes. “Nos lo estamos pasando en grande y esperamos poder ver una final tan buena como fue la de la Challenge Cup. Lo único malo es el alto precio de los hoteles. Estamos hospedados en Muskiz y el precio es demencial. Es algo a mejorar”, indicaron estos tres hombres que hoy harán las maletas de vuelta a sus hogares. Badajoz también tuvo su representación entre la marea de hinchas que se han dado cita en Bilbao estos días. Miembros del Club de Rugby Badajoz llegaron hasta el botxo para apoyar al Leinster en la final de ayer y, sobre todo, vivir la gran fiesta del rugby. “Está siendo increíble. Ha merecido la pena las 12 horas de autobús que nos hemos metido. Está siendo todo de 10: los partidos, el ambiente, la hospitalidad de la gente de Bilbao... Vamos a guardar un muy buen recuerdo”, afirmaron Miguel Ángel Blanco, Carlos Cordero y Federico Díaz.

“es una gozada”Un trayecto mucho más corto que el emprendido por los pacenses fue el que realizaron los integrantes del Club de Rugby Rioja. Este equipo logroñés que compite en la Liga Vasca -han descendido a la segunda categoría- ha tenido la oportunidad de vivir muy de cerca las mejores competiciones europeas de clubes. “Es una gozada tener tan cerca de casa algo tan grande como las finales de rugby. El ambiente que se ha generado en Bilbao en pocas sitios se consigue. La ciudad desprenda aroma rugby por todos los rincones”, afirmaron Gastón Carmona, Fernando Moreno y Juan Martínez. Ellos se pasaron por la fan zone de El Arenal antes de encaminarse hacia San Mamés, escenario en el que se libró la noble lucha por conquistar la Champions Cup. “Nosotros dos queremos que gane el Leinster, pero Gastón como se puede ver en su camiseta, va con el Racing 92”, apuntaron Fernando y Juan. Su camino fue corto, pero, al igual que el de muchos aficionados al rugby, llegados desde múltiples puntos del estado, tenía como destino final Bilbao.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120