mungialdea

Mungia cocina para integrar

La localidad acogió ayer la tercera edición de su cita Arroces del Mundo que se celebró con la participación de siete asociaciones locales y decenas de mungiarras en una fiesta muy intercultural

Un reportaje de Patxi Arostegi - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Ohiane, Óscar, María, Raúl, y compañía, preparando su plato de arroz. Fotos: P. Arostegi

Ohiane, Óscar, María, Raúl, y compañía, preparando su plato de arroz. Fotos: P. Arostegi

Galería Noticia

Ohiane, Óscar, María, Raúl, y compañía, preparando su plato de arroz. Fotos: P. Arostegi

LA jornada amaneció con cielo plomizo y con una intensa lluvia que acompañó buena parte de la mañana. Una inclemencia meteorológica que no alteró el plan de las siete asociaciones organizadoras del III Arroces del Mundo de la localidad de disfrutar de esta fiesta multicultural. No en vano, ya habían previsto esta situación al cambiar previamente la ubicación prevista en el parque Uriguen por el recinto ferial, donde protegidos de la lluvia y el viento, pudieron disfrutar del evento gastronómico e intercultural.

Así, a media mañana mientras las diferentes asociaciones participantes en la cita -Elmuba, CiMungia, Ingule, Butroi Bizirik, Marwa, Súbditos de Diofior y Txispeleta Eskaut Taldea-, se dedicaban a distribuir las zonas habilitadas para que los grupos cocinaran su arroz, se daba comienzo también al resto de actividades programadas. Entre la variada propuesta de acciones de sensibilización incluidas en este evento, que contó con la colaboración del Ayuntamiento local, destacaron los talleres de henna y trenzas, impartidos por la asociación de mujeres Marwa y mujeres senegalesas, uno de escritura árabe y bereber, así como una sesión de manualidades para los más pequeños. “Este año, como novedad, vamos a dar arroz ecológico a los grupos que quieran participar y se apunten antes. Ellos ponen los ingredientes y cada uno puede prepararlo luego como quiera”, apuntó Jonatan desde Txispeleta Eskaut Taldea.

Mientras el aroma a verduras, pollo y demás condimentos se hacía notar en el recinto ferial, cada grupo se esmeraba en preparar al detalle sus platos. Una de estas agrupaciones fue la formada por las mujeres árabes del municipio, Marwa, cuya recién elegida presidenta Fatiha Hridej explicaba lo importante que era para su asociación participar en esta iniciativa intercultural. “Estamos aquí para compartir nuestra forma de cocinar arroz. Participar en Arroces del Mundo nos une con el pueblo de Mungia y queremos compartir nuestra gastronomía con el resto de mungiarras”, señaló.

Como asociación de mujeres que lleva trabajando desde hace seis años en Mungia, Marwa se dedica a la difusión de la cultura árabe y bereber, así como en apoyar a las mujeres de la localidad, especialmente las que han sufrido algún tipo de maltrato. “Este año hemos participado activamente en el 8 de marzo y dimos un charla en Bilbao sobre la mujer musulmana trabajadora que tuvo un gran éxito de asistencia”, apuntó.

A pocos metros de Fatiha se encontraba Diegané Nian, presidente de Súbditos de Diofior, asociación senegalesa de Mungia, que acumula ocho años de trayectoria en la localidad. Nian se mostraba muy contento por participar en una cita a la que no ha faltado desde sus orígenes en 2015. “Llevamos acudiendo las tres ediciones y nos parece una iniciativa muy importante para potenciar la convivencia y diversidad cultural en el pueblo”, destacó. No en vano, considera que los mungiarras son unas personas muy “abiertas” y agradece que les hayan acogido con “los brazos abiertos desde el momento que llegamos”. “Para hoy, estamos preparando un arroz típico de nuestro país, Senegal, y por la tarde mostraremos bailes tradicionales para que los conozcan los mungiarras”, explicó.

También hubo varias cuadrillas y asociaciones locales que no quisieron perder la oportunidad de cocinar y probar después los deliciosos platos procedentes de diferentes partes del mundo. Este fue el caso de los mungiarras, Ohiane, Óscar, María y Raúl, que se esmeraban en cocinar un arroz más común en estas tierras, acompañado de chorizo y pollo. Si bien es cierto que disfrutaron del ambiente y del compañerismo con sus vecinos procedentes de otros continentes, reconocieron su pesar por la baja afluencia de personas de esta edición. “El año pasado se estuvo mejor y vino más gente porque hizo muy buen tiempo, pero creo que lo importante es colaborar con esta iniciativa y esperamos pasarlo muy bien”, expresó Ohiane.

Su amigo Óscar era del mismo parecer y para él participar en el evento representaba una buena oportunidad para probar nuevos platos. “Para mí lo más importante es poder probar otros arroces y conocer nuevos ingredientes”, señaló.

Sobre las dos del mediodía, y una vez los grupos participantes dieron el último toque a sus platos de arroz, la concurrencia se dispuso a probar y compartir los suculentos platos elaborados. Ya por la parte, y en ambiente muy distendido, las diferentes asociaciones mostraron sus bailes más tradicionales acompañados de músicas de sus países de origen. Un año más, Mungia se convirtió en lugar para un encuentro intercultural que sirvió para desterrar prejuicios y respetar la diversidad de culturas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Uribe kosta - Txorierri

ir a Uribe kosta - Txorierri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120