DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
día del niño ingresado

Globos que sensibilizan y homenajean

El pabellón san Pelayo del hospital de Basurto lanza hinchables al cielo para conmemorar el día del niño ingresado

Un reportaje de Laura Fernández - Sábado, 12 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

votos |¡comenta!
‘Vera la enfermera’, en primer plano, ayudando a lanzar los globos a los más pequeños. Foto: Oskar González

‘Vera la enfermera’, en primer plano, ayudando a lanzar los globos a los más pequeños. Foto: Oskar González

Galería Noticia

  • ‘Vera la enfermera’, en primer plano, ayudando a lanzar los globos a los más pequeños. Foto: Oskar González

LA campa del pabellón San Pelayo del hospital de Basurto se convirtió ayer en un lugar donde la alegría y las sonrisas fueron grandes protagonistas. Pero, sin duda, los globos se llevaron toda la atención de los niños ingresados. Una mañana diferente para añadir color a la hospitalización de los más pequeños, con el objetivo de conmemorar el Día Internacional del Niño Hospitalizado.

Por ello, el cielo se llenó de globos de diferentes colores y los más pequeños los miraban con atención, asombro y alegría. Eso es precisamente lo que pretendían los trabajadores del hospital. “Es un día en el que conmemoramos, sensibilizamos y homenajeamos a todos los niños que están ingresados aquí y a todas sus familias”, dijo Alberto Pérez, jefe de Sección Médica. Por ello, pasadas las doce del mediodía de ayer, los más pequeños que salieron por unos minutos del hospital desprendían alegría y, sin duda, muchas ganas de vivir.

En la puerta del pabellón, el servicio médico de los más peques les esperaba con una gran sonrisa y con un ramilletes de globos en las manos. “Tomad, coged para luego poder lanzarlos hacia el cielo”, les dijeron con una gran sonrisa.

Esta actividad de lanzar globos al cielo la llevan realizando alrededor de tres años, pero Aritz Rivero lo vivió ayer por primera vez. Tímido pero ilusionado por volver a casa no dudó en agarrar con todas sus fuerzas cuatro globos -tres de ellos azules y uno verde- para después lanzarlos al cielo. Su madre, Blanca Martínez, estaba irradiando felicidad. Sabía que el día de ayer era importante no solamente porque fue el Día Internacional del Niño Hospitalizado sino porque por fin dejaría atrás las cuatro paredes del hospital. “Hoy nos volvemos a casa”, dijo con una gran sonrisa. Por ello, tras pasar 24 horas hospitalizado por una intervención por una amigdalectomía, Aritz no dudó en soltar los cuatro globos para lanzarlos al aire y celebrar que volvía a casa.

Bien es cierto que uno de los personajes que captó la mirada y atención de muchos que se acercaron a ver los globos fue Vera la enfermera. Esta mascota convertida en zorro tiene la función de quitar la mala imagen que pueden tener los más pequeños con las enfermeras. “Los niños siempre ven en la figura de la enfermera la persona que les pincha o que les hace daño. Por eso es una manera que tenemos de acercarnos a ellos para demostrarles y que vean que la enfermera no siempre hace daño sino que también hace muchas cosas para ayudarles”, dijo Vera la enfermera.

Y fue tal la acogida que tuvo que, incluso llevando una bata azul, los niños se acercaron a ella con una gran sonrisa. “Este tipo de iniciativas en las que están con otros niños, les anima y les saca una sonrisa”, aseguró Vera. Por ello este personaje fue incapaz de ver lágrimas en los ojos de los más pequeños. “¿Habéis visto cómo no ha llorado ningún niño y estaban todos con una sonrisa?”, se preguntó. Y eso, según opina, no lo cambian por nada. “Ver la sonrisa de un niño cuando está enfermo gratifica muchísimo, sobre todo el verle que al menos no está sufriendo todo el tiempo”, explicó Vera.

“Durante todo el año”El jefe de Sección Médica aseguraba que durante todo el año realizan diferentes actividades para que la estancia hospitalaria de los más pequeños sea más amena. “Para los niños supuso un día diferente, pero no me gustaría que solamente quedara en eso. Es un día en el cual nos hace tener presente una serie de medidas que se intentan hacer durante todo el año”, explicó.

Y es que, aparte del cuidado de salud, también es importante mimar el ánimo de los más peques hospitalizados. Por ello, Veralo tuvo claro y lo dijo bien alto: “La alegría de un niño es una maravilla”.

votos |¡comenta!

Herramientas de Contenido

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

destacado mail
  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120