Bilbao siente ya el calor

Los finalistas ya están en Bilbao

El Gloucester inglés y el Cardiff Blues galés disputarán mañana viernes en San Mamés (21.00 horas) la final de la Challenge Cup, el que será el primer episodio deportivo de la fiesta del rugby que se vive en Bilbao y que tendrá su punto culminante el sábado con el título de la Champions Cup en juego.

Roberto Calvo - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Los jugadores del Gloucester, ayer a su llegada al aeropuerto de Bilbao.Foto: Juan Lazkano

Los jugadores del Gloucester, ayer a su llegada al aeropuerto de Bilbao.Foto: Juan Lazkano

Galería Noticia

Los jugadores del Gloucester, ayer a su llegada al aeropuerto de Bilbao.Foto: Juan Lazkano

Bilbao- Bilbao siente ya el calor de las finales de la Champions Cup y la Challenge Cup. Todos los detalles se han ido puliendo en los últimos días en los que el balón ovalado ha tomado el protagonismo en la capital vizcaina. Pero faltaban los protagonistas y ayer por la tarde llegaron a Bilbao el Gloucester y el Cardiff Blues, los equipos que disputarán el viernes el primero de los partidos que convertirán a San Mamés en el epicentro del rugby europeo. Los ingleses tomarán contacto con el escenario de la final hoy al mediodía en el primer entrenamiento oficial programado, abierto durante quince minutos para la prensa. Después, tendrán lugar las ruedas de prensa preceptivas para dejar paso en la misma rutina al conjunto galés a partir de las 14.45 horas.

Hoy será el turno del Leinster y del Racing 92, quienes llegarán a Bilbao para preparar desde mañana la final de la Champions Cup, el primer torneo continental. Sus entrenamientos tendrán horarios similares. Y no hay que olvidar que Bizkaia acogerá una tercera final, la de la Continental Shield, entre el Enisei ruso y el Heidelberger alemán el sábado en Fadura, un campo con mucho sabor a rugby, desde luego mucho más que San Mamés.

También los aficionados empezaron el desplazamiento por tierra, mar y aire, nunca mejor dicho, porque algunos llegarán en avión y otros cruzarán el canal de La Mancha para viajar en autobús y en coche hasta la sede de las finales. Los propios clubes se han encargado de informar de las distintas posibilidades de moverse rápido y, a poder ser, barato, a quienes no pudieran viajar con las expediciones oficiales con el fin de sentir el mayor apoyo posible en San Mamés. No todos se lo alojarán en Bilbao por lo que se adivina un trasiego de gente por toda la cornisa cantábrica hasta que el sábado a la noche todos regresen a sus casas tras haber vivido lo que se intuye como una gran fiesta del rugby.

cuatro aficiones, dos títulos Porque este es un formato poco habitual en el deporte. Si suele darse que cuatro aficiones, o ocho en formatos de Copa, compartan el mismo espacio, pero las cuatro empujan a los suyos en pos del mismo título. En San Mamés se pondrán en juego dos trofeos diferentes por lo que es seguro que serán dos equipos los que tendrán motivos para la celebración y para prolongar el tercer tiempo casi hasta la vuelta a sus países.

Lo normal en otros deportes suele ser elegir sedes diferentes para las finales, pero el rugby es distinto y no entiende de rivalidades ni de polémicas a veces exageradas de forma intencionada. Los aficionados a este deporte entienden que hay que compartir espacios, incluso algunos afirman que resulta más divertido seguir los partidos mezclados con los seguidores del otro equipo. Esta puede ser la gran lección que dejen estas finales europeas de San Mamés, la de que el deporte debe ser un espacio de concordia y no un motivo para decretar el máximo riesgo y casi el estado de sitio en una ciudad, como se ha vivido en Bilbao no hace mucho.

Hoy mismo a partir de las 18.00 horas se inaugurará también la Fan Zone-Champions Rugby Village instalada en El Arenal. Será un espacio de más de 50.000 metros cuadrados donde se desarrollarán múltiples actividades para todos los públicos desde hoy hasta el domingo. Los bilbainos y los vizcainos tendrán la oportunidad así de acercarse al rugby y sus nociones básicas ya que, pese a lo que se está viendo estos días y sus grandes virtudes en el ámbito educativo, sigue siendo un deporte minoritario. Estas finales pueden cambiar esa percepción y poner a Bilbao en el mapa del rugby, aunque nunca llegará a las cotas de Gales, Irlanda, Francia o Inglaterra, lugares donde el rugby es religión y cuyos feligreses fueron llegando ayer a Bizkaia.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Deportes

ir a Deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120