Tribuna abierta

¿Es la tecnología el fin de los seres humanos?

Por Carlos Viera - Miércoles, 9 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

EL transhumanismo es un movimiento que modifica la condición humana mediante dispositivos tecnológicos incorporados en los individuos, quienes reciben el nombre de cíborgs. El fin único es mejorar las capacidades humanas, tanto a nivel físico como intelectual.

La definición de cíborgs los califica como seres humanos, pero ¿son realmente humanos? Sus aptitudes quedan alteradas con la incorporación del dispositivo tecnológico, de forma que ha experimentado cambios programados. Hablamos entonces de evolución tecnológica y no biológica. La genética se mantiene intacta, pero las capacidades sí han cambiado y es que no es una forma de modificar la condición humana de forma irreversible puesto que no hay alteraciones sino cambios que potencian las competencias de una persona.

Las nuevas tecnologías cambian las posibilidades, se tiende a la superinteligencia, a lograr el mayor potencial… ¿humano? Nos enfrentamos a una realidad en la que la humanidad se vería representada por dos grupos claramente diferenciados: aquellos que son mejorados por la tecnología y los que mantienen las capacidades innatas y las desarrollan a un ritmo que, hasta ahora, conocíamos y podríamos establecer dentro de unos parámetros.

El transhumanismo pasa por ceder el control de la evolución a los hombres. Que cada uno sea capaz de decidir las condiciones naturales que quiere mejorar sobre su persona o sobre otros. Se produciría una automatización de las personas que daría lugar a seres más avanzados que otros. Pero, ¿cuáles son las consecuencias?

Ante un horizonte en el que la inteligencia artificial supera a la humana, la cuestión es si ello puede provocar un progreso ilimitado pero, sobre todo, cuáles serán sus consecuencias

Se presenta ante nosotros un panorama en el que la inteligencia artificial supera a la humana y cuestionamos, entonces, si la tecnología puede provocar un progreso ilimitado. ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano con la tecnología? ¿Qué se espera del transhumanismo? Quizás se busque la inteligencia plena o un rápido y correcto desarrollo de todas las capacidades personales a un nivel óptimo.

Pero, ¿se pretende lograr la inmortalidad? Si no existe la posibilidad de realizar modificaciones genéticas sino solo implantar dispositivos que mejoren la condición humana, es posible que este objetivo quede aparcado hasta nuevos descubrimientos.

Mientras llega este momento, ya hay quien trata de poner en práctica el transhumanismo. Elon Musk, conocido por ser el fundador de Tesla, ha creado la empresa Neuralink que persigue potenciar las capacidades cognitivas humanas y, a su vez, la modificación de enfermedades cerebrales mediante la implantación de electrodos dentro del cerebro. Neil Harbisson, por su parte, es un cíborg que, mediante un chip implantado en el cráneo, detecta colores. Hasta el momento, Harbisson no reconocía los colores porque el monocromatismo que padece le hacía ver en blanco y negro y, ahora, la antena que lleva en la cabeza vibra creando sonidos en función del color que identifique.

Pero vayamos más allá. La modificación de los seres humanos que propone el transhumanismo es tal que podría alcanzarse la creación del individuo perfecto y surge la duda de si es una corriente que menosprecia a los seres humanos tratando de crearles según sus propias creencias y estereotipos de forma que no haya imperfecciones.

Las aplicaciones tecnológicas implantadas condicionan la especie y la alejan de lo que ahora somos y de la definición que conocemos de personas: individuos de la especie humana. De esta forma, nos convertiríamos en seres menos humanos y, por ello, nos preguntamos si los seguidores del transhumanismo realmente conocen lo que es mejor para la humanidad y si conocen el camino a seguir. Son aspectos fundamentales a tener en cuenta.

Está claro que el futuro de los seres humanos pasa por la tecnología si nos referimos a los diferentes avances científicos y de investigación para detectar enfermedades y corregirlas. Otra cosa es dejar nuestro futuro en manos de la tecnología para ser modificados artificialmente.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120