Mesa de Redacción

Votos y bótox

Por Susana M. Oxinalde - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

A Vladímir Putin siempre hay que mirarlo con mucha distancia, tanto o más que los 4.000 kilómetros que nos separan de Moscú. Si a un mandatario hay que medirlo por el tamaño de las puertas que atraviesa todos los días, lo de Putin se nos quedaría siempre corto con el Palacio del Kremlin, que es como un gran homenaje al bizarrismo kitsch de cóctel de gambas, chándal de Dior o cruceros con simuladores de surf, Dubáis flotantes sin más sentido que la demasía. Un exceso de lujo de los viejos zares, donde el oro crece hasta en los hilvanes de las servilletas, todo muy del pueblo. Putin se enfrenta a su cuarto mandato tras ganar las elecciones con el 77% de los votos y llevar casi veinte años al frente de Rusia, incluyendo los cuatro que fue primer ministro. Desde entonces, el país ha sido ese sitio siniestro comandado por un exagente de la KGB tan preocupado por sus arrugas que es imposible saber si es más de Caitlyn Jenner que de Zsa Zsa Gabor mientras manda en 144 millones de personas, ahí donde la pobreza es de un cristal más resistente que unos brillantes de Swarovski, De hecho, si no hay muchos pobres es imposible tener esos palacios, esa puertas lacadas en oro, mármoles de la magnificencia y lámparas de araña de potente tonelaje que observan a un señor concentrado de poder con cara de puma prusiano, un peligroso gato de escayola de digestión tan difícil como todo el decorado.

susana.martin@deia.eus

etiquetas: susana oxinalde

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120