Día de la Madre de la ONCE

“Esto es mejor que unos bombones”

El sorteo extraordinario del día de la madre de la ONCE deja en Villabona 18,5 millones, 17 para una sola persona

Un reportaje de Marta San Sebastián - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Yolanda Martín (izda.) y Estíbaliz Murguía (c.), premiadas con uno de los boletos.Foto: Marta San Sebastián

Yolanda Martín (izda.) y Estíbaliz Murguía (c.), premiadas con uno de los boletos.Foto: Marta San Sebastián

Galería Noticia

Yolanda Martín (izda.) y Estíbaliz Murguía (c.), premiadas con uno de los boletos.Foto: Marta San Sebastián

En Villabona hay alguien que se acordará del día de la Madre y del número 27206 (serie 037) toda su vida. Y no es para menos. El Sorteo Extraordinario del Día de la Madre de la ONCE dejó el domingo en esta localidad de Tolosaldea un total de 18,5 millones de euros, de los cuales 17 millones han ido a parar al bolsillo de un único afortunado que compró su cupón en la oficina de Correos de la calle Berria. Se trata del mayor premio que ha repartido la ONCE en su historia en Euskadi.

Los billabonatarras se despertaron ayer sobresaltados con la lluvia de millones, aunque no es la primera vez que la suerte sonríe a esta localidad. El Gordo de Navidad dejó 21.000 millones de pesetas en 1998. Ayer fue la ONCE la que repartió fortuna entre 40 personas, una de ellas poseedora del boleto premiado con 17 millones de euros y otros 39 con 40.000 euros cada uno. Estos últimos se repartieron en total 1.560.000 euros.

Pero la cara de la felicidad absoluta no se dejó ver. Ni rastro de la persona que tiene en su haber el dichoso boleto. Sin embargo, a la oficia de Correos de la calle Berria acudió durante toda la jornada más de un afortunado. Yolanda Martín y su madre, Estíbaliz Murguía, no pudieron dejar su alegría en casa y alrededor de las 10.30 horas entraron al establecimiento exultantes. “He oído algo y por si acaso he ido a casa a comprobar el boleto, y entonces es cuando me he dado cuenta de que era el premiado”, relató temblorosa la joven. La semana pasada acudió a la oficina de Correos a realizar unas gestiones y compró un boleto para su madre. “¡Este regalo sí que es mejor que unos bombones!”, exclamaba su ama en el centro parroquial donde acudieron con unas amigas a dar la primicia, un bar que se encuentra justo en frente de la oficina y donde tanto la madre como la hija han trabajado como camareras. “Tengo dos hijos y una casa que pagar, por lo que estos 40.000 euros no nos vienen nada mal”, decía Estíbaliz Murguía.

“¿Quién será?”En la oficina de Correos, una delegación pequeña, no están acostumbrados a dar premios tan generosos y sus empleados no podían disimular la alegría. “Vendemos boletos físicos de la ONCE y de la Cruz Roja, y también online, es decir, la gente puede elegir el boleto que quiera y se le da impreso. En este caso, nos mandaron toda la serie de ese número del sorteo Extraordinario del Día de la Madre y se vendió entera en la oficina”, explicaba una empleada encargada de la atención al cliente. Ayer en Villabona las conversaciones sobre fútbol y política se dejaron para otro día, y en los corrillos y los cafés era difícil no oír hablar de la lluvia de millones. “No se sabe nada del afortunado con el premio gordo. Yo haría lo mismo, cobrar y callarme”, les decía a los amigos con los que compartía charla en la Malkar plaza el billabonatarra Luis Etxeberria.

En el kiosco de la calle Berria que regenta Ángel Mari Igaitea, parada de muchos billabonatarras que quieren ponerse al corriente de las últimas noticias y chascarrillos, más de uno se empeñó en sacar al afortunado del anonimato. “¿Quién será? ¿Será de Villabona?”, se preguntaba algún curioso. Además de periódicos, revistas y material escolar, Ángel Mari también vende cupones de la ONCE, pero el premiado se vendió a pocos metros. “La verdad es que siempre hace ilusión dar un premio tan grande, pero tendrá que ser otra vez”, reconocía.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Qué mundo

ir a Qué mundo »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120