Modragon niega que ocultara a los socios de Fagor el riesgo de las aportaciones

Txema Guisasola defiende que los trabajadores conocían las dificultades de la empresa cuando realizaron la inversión

Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

bergara- El juicio que estudia la demanda colectiva presentada por las plataformas de afectados por la quiebra de Fagor Electrodomésticos y Edesa Industrial, Ordaindu y Eskuratu respectivamente, dio inicio ayer en los juzgados de Bergara con la intervención de altos cargos del Grupo Mondragon cuando se produjo este episodio. Txema Guisasola, expresidente de la Corporación y exdirector de Fagor Electrodomésticos, protagonizó la declaración más esperada de la jornada.

Guisasola afirmó que él no garantizó a los socios de Fagor Electrodomésticos que hicieron aportaciones voluntarias a la empresa que, pasara lo que pasara, “nunca” las perderían. Añadió que los trabajadores conocían la situación de la compañía y por tanto el riesgo que asumían con la inversión. Fue la nota más relevante en la primera jornada del juicio que se sigue en los Juzgados de Bergara por la demanda colectiva presentada por más de 900 exsocios cooperativistas de Fagor Electrodomésticos contra la Corporación Mondragon, a la que reclaman 47 millones de euros por las aportaciones voluntarias y préstamos mercantiles depositados en la cooperativa quebrada en 2014.

Además de Guisasola, en la sesión de ayer declararon igualmente la secretaria general de la Corporación Mondragon, Arantxa Laskurain;el exgerente de Fagor, Fabián Bilbao;y el expresidente de Grupo, José María Aldekoa, mientras que las partes renunciaron al testimonio de la responsable de Finanzas de Mondragon, Belén Kortabarria.

Los demandantes en este juicio, representados por el abogado Raúl Tenes, entienden que los socios fueron inducidos “con informaciones engañosas” a mantener sus ahorros en Fagor Electrodomésticos y Edesa “a pesar de que los responsables del conglomerado de cooperativas conocían que las dos empresas estaban abocadas al cierre”.

Sin embargo, Guisasola rechazó ayer esta posibilidad al asegurar que todavía en abril de 2012 a él no se le pasaba “por la cabeza” la eventualidad de que Fagor Electrodomésticos fuera a concurso de acreedores. Mantuvo asimismo que los socios tenían conocimiento de la situación de dificultades por las que atravesaba la cooperativa, aunque probablemente “tampoco pensarían que aquello iba a suponer cerrar”.

En cualquier caso, negó que en algún momento él garantizara a los socios de Fagor y Edesa que “nunca” se llegaría a un concurso alegando que el Grupo Mondragon “les daría todo el apoyo necesario” para garantizar su viabilidad “fuera cual fuera el importe” necesario, ni tampoco que “nunca iban a perder sus aportaciones o préstamos, pasara lo que pasara”. También descartó que cuando él ya era presidente de la Corporación Mondragon solicitara a Fagor y a Edesa que retrasaran la solicitud de concurso de acreedores.

Explicó igualmente que la prórroga de la emisión de las aportaciones voluntarias que se decidió en la asamblea del Grupo Fagor en 2011, “en ningún caso fue a iniciativa” de Mondragon, aunque aclaró que era algo que “se daba por hecho” porque afectaba a varias cooperativas, no sólo a Fagor Electrodomésticos, y de lo contrario habrían vencido todas y habría que haberles hecho frente a la vez, por lo que la decisión se tomó por “asentimiento”.

Tras la celebración de la primera jornada del juicio por la considerada mayor demanda colectiva presentada en Euskadi, el Grupo Mondragon emitió un comunicado en el que destacó que las cooperativas son el “principal acreedor” de la crisis de Fagor Electrodomésticos y Edesa, debido a las ayudas económicas de todas ellas, hasta 331 millones de euros, canalizadas solidariamente para intentar solventar su situación.

Mondragon reiteró que “en ningún caso se trasmitieron mensajes ni se adquirieron compromisos que invitaran a pensar a los socios de FED/Edesa que existiera una garantía de viabilidad o devolución de las aportaciones por parte de la Corporación”. Aseveró que la responsabilidad, en calidad de cooperativas “autónomas y soberanas, es exclusiva de Fagor Electrodomésticos y Edesa, y todos los demandantes tenían pleno conocimiento de las decisiones empresariales”. - DEIA

las otras declaraciones

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120