nueva licitación

Vista Alegre externalizará su gestión para promover otros usos y paliar las pérdidas

El Ayuntamiento licitará un contrato para administrar el coso que en 2017 cerró sus cuentas con 216.595 euros menos

Ane Araluzea - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Aficionados taurinos hacen cola en la taquilla de la plaza de toros en 2017.

Aficionados taurinos hacen cola en la taquilla de la plaza de toros en 2017. (Juan Lazkano)

Galería Noticia

Aficionados taurinos hacen cola en la taquilla de la plaza de toros en 2017.

Bilbao- El Ayuntamiento de Bilbao se ha propuesto coger el toro por los cuernos para salvar Vista Alegre. Antes de verano licitará el contrato público con el que pretende promover un nuevo modelo de gestión que permita dotar de otros usos a la plaza de toros a lo largo de todo el año. El objetivo es rescatar las cuentas del coso que lleva varios años encadenando pérdidas, ya que el último ejercicio en el que obtuvo beneficios fue 2013. De hecho, en 2017 el saldo negativo del ruedo ascendió hasta los 216.595 euros. Aunque la plaza subsiste sin ayudas públicas con el remanente de los años de bonanza de unas corridas generales que, con todo, siguen siendo rentables, los responsables de la infraestructura quieren “dinamizarla” para que se convierta en un tractor económico de la zona más allá de Aste Nagusia.

El alcalde, Juan Mari Aburto, ya anunció en el pleno de enero del año pasado su intención de externalizar la gestión de Vista Alegre, una pretensión que no ha podido hacerse efectiva hasta este año, ya que rescindir el contrato de asesoría taurina suscrito entre la Junta Administrativa y la empresa Martínez Flamarique, perteneciente a la familia Chopera, habría supuesto una cuantiosa indemnización. Según expuso ayer Ricardo Barkala, concejal bilbaino y administrador general de Vista Alegre, tras testar el sector les consta que hay “cuatro o cinco empresas interesadas” en el contrato que se adjudicará antes de octubre. “Las condiciones que se establezcan garantizarán, en la medida de lo posible, el éxito del nuevo modelo”, afirmó en una comparecencia a petición de EH Bildu el edil, quien incidió en que no les interesa que se haga un “bluf”.

De esa forma, el régimen de concesión en la gestión, dentro del marco de la nueva Ley del Sector Público, asegurará que el nuevo gestor “aborde las inversiones necesarias y siga sin recibir ayudas”. Aunque la duración del contrato no se ha determinado aún, Barkala aseguró que será suficiente como para que el adjudicatario pueda sacar rendimiento de las inversiones realizadas en la plaza, que está “malita”. Además de las obras de mantenimiento necesarias, el pliego, del que ya existe un borrador, incluirá un canon y “una serie de disposiciones vinculadas a determinados usos y épocas del año”. A fin de cuentas se trata de obtener “una visión más moderna” del coso bilbaino.

Contra beneficiosEl balance del ejercicio anterior ha sido negativo para la plaza de toros, al arrojar unas pérdidas de 216.595 euros teniendo en cuenta la depreciación del inmovilizado que conforma su patrimonio. Es la cantidad más elevada de los últimos años: en 2016 las pérdidas fueron de 88.768 euros y en 2015, de 153.246 euros. Barkala también ofreció las cifras al margen de la amortización, que el último año fueron de 127.882 euros en números rojos, frente a los 3.474 euros en positivo de 2016 y a los 55.014 euros en negativo de 2015. En cualquier caso, 2013 fue el último año en el que Vista Alegre cerró sus cuentas con un remanente de 74.527 euros.

A pesar de ello, el concejal sostuvo que el balance de las corridas generales de 2017 es positivo, ya que se cerró con un beneficio neto de 221.742 euros. Además, señaló que el número de asistentes fue superior al ejercicio anterior, puesto que se sumaron 71.681 espectadores. Sin embargo, aunque en 2016 se despacharon 63.340 entradas, el beneficio fue de 388.552 euros, muy superior al del año pasado. Como explicación a esta circunstancia, Barkala destacó que programar un mejor cartel ha supuesto el pago de honorarios más importantes a los diestros, circunstancia a la que se sumó el IVA cultural y la muerte del torero Ivan Fandiño.

Ricardo Barkala admitió que las ganancias de las corridas generales no son suficientes para “mantener “la escasa actividad de la plaza” y menos aún “establecer una necesaria política de inversiones”. De hecho, anunció que en los próximos días acometerán de urgencia una labor de mantenimiento en las celosías de la obsoleta instalación. En cualquier caso, reiteró que las pérdidas de Vista Alegre no suponen ninguna coste a las arcas municipales, ya que “van contra beneficios de ejercicios anteriores”. Es más, destacó que se trata de la única infraestructura cuyos ingresos proceden de las “personas privadas que adquieren sus entradas” y que no “recibe ningún tipo de subvención municipal”.

No convenció esta explicación a Aitziber Ibaibarriaga, portavoz de EH Bildu, quien criticó que se ha sufragado el coso con “casi 40.000 euros de inversión municipal” a través de la compra de abonos. Asimismo, expuso que Vista Alegre es un “pozo sin fondo” donde “en los últimos años ha habido pérdidas acumuladas de 50.000 euros” y, en comparación con 2016, ha habido un 44% menos de beneficio en las corridas generales, lo que demuestra que va “cuesta abajo y sin frenos”. Por ello, afeó que se trate de “una infraestructura abandonada por el capricho de cuatro señoritos” que no contribuye a la labor social con la que se fundó -ayudar a la Misericordia, propietaria del coso al 50% con el Consistorio bilbaino-. Barkala negó esta afirmación al garantizar que en los últimos años la antigua casa de la beneficencia se ha llevado “el dinero de las almohadillas”, cifrado en más de 17.000 euros.

En la misma línea que Ibaibarriaga se manifestaron desde Udalberri y Goazen Bilbao, los otros dos partidos abiertamente antitaurinos. En palabras de Carmen Muñoz, portavoz de Udalberri, los datos son “escandalosos”, por lo que criticó que el administrador general de la plaza los interpretará de forma que “blanquea la actividad taurina”. Además, instó a que se elaborara un pliego del nuevo contrato “que contenga actividades que dejen fuera el maltrato animal”. Por su parte, Samir Lahdou, portavoz de Goazen Bilbao, criticó que la plaza “está sobrevenida por culpa de los toros” y evidenció que Vista Alegre es una instalación “increíblemente deficitaria”.

Quien salió en defensa de la actividad taurina fue Luis Egiluz, portavoz del PP, quien señaló que es un deseo de “todos” que “la plaza funcione y no suponga un dinero a los bilbainos”. En ese sentido, incidió en que es necesario dinamizar el coso y propuso actividades como “el toreo sin muerte”, una alternativa válida incluso para los “no taurinos”. También intervino Alfonso Gil, concejal de Movilidad y Sostenibilidad del PSE, quien subrayó la aportación “intangible” de la plaza de toros en la ciudad, donde “su repercusión no se puede valorar”.

En cifras

Declive económico

2012 + 104.768 euros

2013 + 74.527 euros

2014 - 14.939 euros

2015 - 153.346 euros

2016 - 88.768 euros

2017 - 216.595 euros

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bilbao

ir a Bilbao »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120