Barcelona 2-2 Real Madrid

El Barça aguanta con diez

La roja a Sergi Roberto al filo del descanso mediatiza un partido vibrante y bronco, con polémica arbitral, que no corta la racha del equipo azulgrana ni la de Zidane en el Camp Nou

Francisco Ávila - Lunes, 7 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Messi y Sergio Ramos se retiran con gesto amistoso tras la conclusión del partido.

Messi y Sergio Ramos se retiran con gesto amistoso tras la conclusión del partido. (EFE)

Galería Noticia

Messi y Sergio Ramos se retiran con gesto amistoso tras la conclusión del partido.


BARCELONA: Ter Stegen;Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba;Busquets, Rakitic, Iniesta (Min. 58, Paulinho);Coutinho (Min. 46, Semedo), Messi y Luis Suárez (Min. 92, Paco Alcácer).

REAL MADRID: Keylor Navas;Nacho (Min. 68, Lucas Vázquez), Varane, Ramos, Marcelo;Casemiro, Kroos (Min. 84, Kovacic), Modric;Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo (Min. 46, Asensio).

Goles: 1-0: Min. 10;Luis Suárez. 1-1: Min. 15;Cristiano Ronaldo. 2-1: Min. 52;Messi. 2-2: Min. 72;Bale.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Canario). Amonestó a Luis Suárez y Messi, del Barça, y a Nacho, Varane, Ramos, Bale y Marcelo, del Real Madrid. Expulsó con tarjeta roja a Sergi Roberto (min. 47+).

Incidencias: Camp Nou, 97.939 espectadores. En el palco, entre otros, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona;y el Jan Jambon, ministro del Interior belga.

barcelona- A pesar de jugar con uno menos durante todo el segundo tiempo, el Barça resistió los embates del Real Madrid y prolongó durante una jornada más su condición de invicto en el campeonato en un clásico eléctrico, el último Iniesta.

Sin que los puntos importaran por una vez, el partido estuvo presidido por la tensión en los últimos minutos del primer tiempo, con la expulsión de Sergi Roberto y otra que pudo ser de Gareth Bale, en la segunda el 2-1 de Messi vino precedido de una falta de Luis Suárez sobre Varane y también pareció penalti una entrada de Alba sobre Marcelo. Más que puntos, lo que había en juego era el honor entre los dos equipos más grandes y ante esto, todo lo demás sobra.

Puso Ernesto Valverde a su equipo de gala, el que goleó al Sevilla en la final de Copa ofreciendo un fútbol de muchos quilates, y Zidane no se dejó nada en la recámara. De salida controlaba el Barça, con mucha presión y buenas llegadas sobre la meta de Keylor Navas. De hecho, en el minuto 4 una asistencia de Messi a Luis Suárez obligó a intervenir a Varane en una gran acción ofensiva. En la siguiente acción, tras una jugada en transición llegó el 1-0. Empezó la jugada Coutinho, intervino al primer toque Luis Suárez que habilitó a Sergi Roberto, el canterano recorrió la banda y centró al segundo palo, donde el uruguayo empalmó el balón sin dejarlo caer en el minuto 10.

Pero en una jugada de indecisión de Busquets en el centro, el signo del partido cambió. Toni Kroos se adelantó al barcelonista, Cristiano Ronaldo habilitó de tacón al alemán y su centro al segundo palo permitió a Benzema dar una asistencia a Cristiano, que solo tuvo que empujar para empatar.

Al Barça le hizo mucho daño ese gol. El centro del campo del Real Madrid dominó la situación. Cristiano tuvo dos ocasiones claras en dos minutos. En la primera (m. 27), Ter Stegen salvó prácticamente un uno contra uno ante Cristiano y en el siguiente minuto, CR7 remató demasiado cruzado.

No hubo más noticias del Barça prácticamente en el primer tiempo.

cambio de escenario En los últimos minutos del primer tiempo, el partido se enredó con una serie de entradas, como una de Bale con Umtiti, hasta que en el tiempo añadido Sergi Roberto fue expulsado por una bofetada a Marcelo, el Barça se quedó con diez y con 45 minutos por delante, el escenario ya era otro.

Movieron ficha los técnicos en el descanso. Valverde dejó fuera a Coutinho y puso a Semedo;Zidane dejó en el banquillo a Cristiano Ronaldo, con problemas físicos, y entró Marco Asensio. El mallorquín en su primera acción, tuvo el 1-2, pero quien marcó fue el Barça. En una pugna de Luis Suárez con Varane, que pareció falta del uruguayo, el balón llegó a Messi, que firmó una gran acción individual y batió a Keylor Navas (m. 52).

El Madrid, curiosamente, no se sentía bien jugando con uno más y los azulgranas, con uno menos, midieron cada una de sus salidas en ataque.

Iniesta jugó su trigésimo octavo clásico hasta el minuto 60, Valverde decidió darle aire a su equipo poniendo a Paulinho y Zidane, ocho minutos más tarde, buscó profundidad por el carril de Lucas Vázquez en lugar de Nacho.

Messi tuvo una muy clara ante Keylor Navas (min.70) que salvó el meta costarricense y en una acción esporádica, Asensio filtró un pase sobre Bale y el galés enganchó un tiro con rosca desde la frontal para empatar el partido. Cuatro minutos más tarde Alba derribó a Marcelo dentro del área en una jugada que pareció penalti. En los últimos diez minutos, el Madrid apretó y el Barça intentó defenderse con el balón. Al final el empate permite a los azulgranas sumar 42 partidos sin perder y al Madrid de Zidane, salir de nuevo invicto del Camp Nou.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120