Las finales son para ganarlas

Pablo Fusto y Xabier Ibargarai, incómodos, se llevan las txapelas del Campeonato del Mundo de Parejas de pala al superar a Ander landeta e Iker Gordon en el municipal mungiarra

Igor G. Vico - Domingo, 6 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pablo Fusto golpea con la derecha en la final de ayer.

Pablo Fusto golpea con la derecha en la final de ayer. (Foto: José Sampedro)

Galería Noticia

Pablo Fusto golpea con la derecha en la final de ayer.

Duración: 64:08 minutos de juego.

Saques: 7 de Ibargarai y 7 de Gordon.

Faltas de saque: 3 de Ibargarai y 3 de Gordon.

Pelotazos: 393 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 10 de Fusto, 9 de Ibargarai, 7 de Landeta y 3 de Gordon.

Errores: 3 de Fusto, 9 de Ibargarai, 7 de Landeta y 3 de Gordon.

Marcador: 10-9, 9-10, 10-5 y 10-8.

Incidencias: Final del Campeonato del Mundo de Parejas, organizado por el Consejo Mundial de pelota vasca, disputado en el frontón Municipal de Mungia. Buena entrada. Además, antes de empezar el festival, fue homenajeado el expalista profesional Iñaki Ipiña, quien también fue intendente de Asegarce cuando la modalidad deportiva se encontraba en el Club Deportivo.

Bilbao- “Las finales son para ganarlas”. Un lugar común. Una realidad. La frase proviene de las cuerdas vocales de Pablo Fusto. Dicho y hecho. Lleva cinco finales del Campeonato del Mundo de Parejas de modo consecutivo. La reiteración tiene nombre. Su andamiaje se ata a una modalidad que en los últimos cursos se ha ido transformando en una quema individual en formato de duetos. Importa la combinación, pero la suma para entrar en la final viene marcada por las actuaciones personales en cada una de las citas de la liguilla de semifinales. Un póquer a dieciséis manos. En una fiesta de puntuaciones cruzadas, Fusto no ha perdido pie. Desde 2013 ha alcanzado todas las batallas por la txapela y únicamente dejó escapar una, la de 2014, que se debatió en el frontón Carmelo Balda de Donostia. Ese curso jugó con Josu Urkijo, delantero reconvertido. En las otras cinco ocasiones consiguió la lana -con Larrinaga (2013), Brefel (2016), Ibai Pérez (2017) y dos veces con Ibargarai (2018 y 2015)-.

Pablo Fusto mezcló con Xabier Ibargarai para llevarse el triunfo. Otra frase del palista de Erratzu definió la cita: “No hemos jugado ni la mitad de lo que sabemos”. También fue verdad. Bien por el material, por los continuos parones o por la incomodidad de dos adversarios, Ander Landeta e Iker Gordon, que dieron la talla sin premio, la contienda por la txapela de binomios se volvió una montaña rusa, en la que los que mantuvieron mejor el tino y la solidez acabaron llevándose las txapelas. Aun así, con problemas a la hora de controlar el cuero, como reconoció Fusto al término del choque, el cetro se quedó en el palmarés de los principales favoritos al triunfo. “Las finales son para ganarlas”. Un hecho.

Un cóctel de circunstancias en los cuatro actos de la contienda terminaron por inclinar la balanza del lado colorado. La suerte, la experiencia y las entrañas cerraron el encuentro, decantado por la incomodidad de los ganadores y el ímpetu de sus contrincantes. Cabe destacar la gran versión de un seguro Gordon a la hora de comandar el partido y el despliegue de Landeta, peleando por evitar a Fusto.

Aun así, en un partido con muchas aristas, lleno de claros y nubes, los ganadores tuvieron que sudar tinta china. Comenzaron arrastrando un marcador en contra que les tuvo a remolque. Landeta y un buen Gordon se pusieron 1-4. Se registraron igualadas en el luminoso en el cartón cuatro, cinco, siete, ocho y nueve. El gato al agua fue para el bando colorado. A la hora de la verdad...

La revancha llegó en el segundo joko. Con sufrimiento. 9-10 para los azules, que se pusieron 1-7 y 5-9 y acabaron con el agua al cuello. Los problemas en el resto condenaron el parcial para los colorados.

Tras la igualada, Fusto pudo entrar más en juego e Ibargarai redirigió el rumbo un poco. Por el camino, los yerros se convirtieron en una continua cizalla para el espectáculo. El 10-5 del tercer set se fraguó mediante la solidez del delantero bonaerense, mejor que Landeta.

Los colorados se encontraron otra vez en ventaja casi sin desperezarse en el cuarto joko. 6-3 de un plumazo. Incómodo Ibargarai, su delantero estuvo incisivo. A raíz del 7-4 se generó una voltereta hasta el 7-8. La esperanza murió con una vuelta concedida por los jueces. Fusto remató por pared con un gran pelotazo para empatar. Un fallo de Landeta y una escapada sobre chapa de Ibargarai cerró la cita y repartió las txapelas.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120