El Clásico sí que tiene alicientes

EL RÉCORD DE IMBATIBILIDAD, EL ESPECTÁCULO, LA RIVALIDAD, UN BALÓN DE ORO PARA | Messi, el orgullo, un golpe moral...

Domingo, 6 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Valverde durante el entrenamiento de este viernes.

Valverde durante el entrenamiento de este viernes. (EFE)

Galería Noticia

Valverde durante el entrenamiento de este viernes.

barcelona-madrid- “Después del Mundialito entiendo que para ellos no era importante hacernos el pasillo y alguno dice que ellos no estaban en la competición y es mentira, porque estaban en la Champions y hay que ganarla para disputar el Mundial”, aclaró ayer Zinedine Zidane. “Carece absolutamente de importancia, me parece bien que no lo hagan”, señaló por su parte Ernesto Valverde. En vísperas del clásico el tema del pasillo de honor al Barça por su condición de campeón de Copa y de Liga vuelve a tomar forma a falta de mayores alicientes y aristas, y sin duda que el partido más seguido en el mundo las tiene. Para empezar, el récord de imbatibilidad del equipo azulgrana.

Sin embargo, el Camp Nou vivirá el clásico menos clásico de los últimos tiempos, con un Barça que ya se ha asegurado el doblete y un Real Madrid que fiará su temporada a la cita con la historia en la final de la Liga de Campeones, en busca de su tercera consecutiva, ante el Liverpool.

El último gran clásico de Andrés Iniesta, que ya ha anunciado su marcha del Barcelona, será otro argumento. El manchego arrastra problemas musculares en el sóleo, pero ya participó en el entrenamiento del viernes y ayer Valverde lo incluyó en la convocatoria.

Pero más allá de todo eso y de la estéril polémica sobre si el Real Madrid tiene que hacer o no el pasillo al flamante campeón, está el orgullo por derrotar al gran rival. La diferencia entre ambos equipos es muy amplia (86-71) y en el partido de la primera vuelta, el Barcelona pasó por encima del Real Madrid, al que derrotó por 0-3.

Aquel triunfo sentenció a su gran rival en Liga y sirvió para borrar el mal sabor de boca que le dejó a Ernesto Valverde su estreno oficial en el banquillo del Barça. Fue en la Supercopa de España, Neymar se acababa de ir, y los madridistas jugaron con una marcha más para firmar dos claras victorias, 1-3 en Barcelona y 2-0 cómodo en la rúbrica en el Santiago Bernabéu.

Pero desde entonces, todo ha cambiado. Si no fuera por el fiasco europeo en Roma, la temporada de los azulgrana sería perfecta, porque también conquistó la Copa tras abrumar al Sevilla (5-0).

Además de Iniesta, Messi también reúne protagonismo. El argentino, con 32 goles, tiene prácticamente asegurado el pichichi, y encabeza la clasificación de la Bota de Oro. Pocos alicientes presenta el duelo para el bando madridista más que romper el récord de una Liga sin derrotas del Barcelona o el impulso anímico que puede dar una nueva conquista del Camp Nou. - DEIA


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120