DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

Rajoy no cambia la política penitenciaria

Apela a las víctimas y, para escenificar unidad, convoca el pacto antiterrorista del que PSOE y Podemos se descuelgan

J. Fernández - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El presidente español leyó una declaración institucional a ls 13.00 horas de ayer.

El presidente español leyó una declaración institucional a ls 13.00 horas de ayer. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente español leyó una declaración institucional a ls 13.00 horas de ayer.

Bilbao- Hasta ocho veces empleó Mariano Rajoy la palabra víctima en su declaración oficial para juzgar el punto y final de ETA. Y ni una sola palabra sobre el escenario social -y político- que se abre a futuro. Lo único que dijo el presidente del Gobierno español es que la semana que viene convocará el pacto antiterrorista. Lo hará con el propósito de “escenificar unidad”, tal y como reconocieron desde Moncloa. La foto será con Ciudadanos, la única formación que apoya abiertamente esa hoja de ruta marcada por la dispersión en un tiempo sin ETA.

Algo dejaba entrever ayer el presidente español cuando enfatizaba en su discurso desde la Moncloa que no habrá dispensas, privilegios ni nada que se le parezca para los activistas prófugos de la Justicia y tampoco para quienes ya cumplen condena. “Los terroristas no consiguieron ningún rédito por matar, tampoco por dejar de hacerlo hace ya algunos años. Y no van a obtener tampoco nada por anunciar su disolución. Lo repito. Los crímenes de ETA se seguirán investigando;sus delitos se seguirán juzgando y, en su caso, condenando;y las condenas se seguirán cumpliendo. No hubo ni habrá impunidad”, sentenciaba Rajoy.

Fuentes del Ejecutivo español reconocieron que la política penitenciaria ha sido una pieza “fundamental en la victoria de la democracia sobre ETA” y agregaron que no se plantean modificarla “porque sin cambiarla, ETA está rendida”. Sin embargo, las diferencias sobre este asunto pueden estar encima de la mesa en esa reunión del pacto antiterrorista ya que tanto el PSOE como Podemos se muestran más favorables al acercamiento de los presos. Los morados -que ejercen de observadores en este órgano-, incluso han evidenciado en varias ocasiones su apoyo a un posible traspaso de la competencia de prisiones a la Administración vasca. Así las cosas, y de los cuatro grandes partidos del Congreso, únicamente Ciudadanos compartiría la estrategia inmovilista del PP.

“ETA ha reconocido por fin, después de cincuenta años, que toda su historia ha sido un fracaso”

Mariano Rajoy

Presidente del Gobierno de España

No obstante, la postura defendida ayer por Moncloa pondría en entredicho la revelación firmada por el lehendakari, Iñigo Urkullu, hace unos días cuando aseguró que el presidente español “es sensible” a un cambio en la política penitenciaria.

En cualquier caso, Rajoy en su papel de fedatario, reclamó el papel de las víctimas de ETA como la llave principal -y única- para escribir el relato. De hecho, el presidente español se conjuraba para que “nadie intente reescribir este pasaje de nuestra historia que está escrito con mucho sacrificio y mucha dignidad”.

No pasa páginaInsistía Rajoy en sus referencias al colectivo de víctimas y les enviaba otro mensaje más: “Hoy -por ayer- tampoco es un día para pasar página, ni para bajar los brazos. Seguimos comprometidos en la lucha contra ETA, contra lo que hizo, contra lo que significó y contra lo que intentó llevar a cabo. Siempre velaremos porque nada de eso vuelva a suceder”. Y es que, el presidente español quiso dejar claro desde la primera línea de su declaración oficial que el protagonismo del final de ETA es de las víctimas.

A su juicio, los últimos episodios de la banda armada empezaron a escribirse cuando “la democracia española -expresó Rajoy- fue capaz de mirar a los ojos de las víctimas, de acompañarlas, escuchar su voz y reconocerse en ellas”. En este sentido, insistió en que la derrota de ETA empezó cuando se asumió que “el único relato posible era el de las víctimas, el de la injusticia, la crueldad y el totalitarismo de quienes pretendieron imponer por la fuerza y el crimen algo que los ciudadanos rechazaban”.

Tras un rosario de agradecimientos (Corona, presidentes y ministros del Interior, policías y militares, fiscales y jueces, medios de comunicación y distintas asociaciones) el presidente del Ejecutivo español redondeaba con un: “Nada les debemos y nada tenemos que agradecerles porque ahora asuman que abandonan definitivamente la violencia”. El texto leído incluía una referencia más a ese pacto antiterrorista al que Rajoy se encomendaba para que sea “ahora también el elemento de unidad de todos los que creemos en la democracia, en la Justicia y en España”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120