Mesa de Redacción

Dientes, dientes

Por Concha Lago - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

LA soberbia de La Cifu sigue su progresión. Por si su imagen no hubiera salido ya poco vapuleada, esta semana Cristina Cifuentes ha retomado la virtualidad y ha vuelto a salir trasquilada. Coincidiendo con un Dos de Mayo marcado por su destierro, Cristina Cifuentes ha mostrado al respetable el que supuestamente es su primer viaje de vacaciones desde 2015, una visita a Salzburgo. Luciendo su mejor sonrisa, ha colgado en Instagram varios selfis junto a sus dos hijos. Algo así como la versión pija de Isabel Pantoja con un “dientes, dientes que es lo que les jode”. A través de las stories -las fotografías que se eliminan en 24 horas- ha mostrado su salida del despacho en la Puerta del Sol, sus dos gatos y las flores que ha visto en la ciudad austríaca. Empecinada en ser la novia en la boda y la muerta en el entierro, la expresidenta avanza directa del escaño al plató no se sabe si cargada de más prepotencia o de más chulería. Si se coronó de gloria con el vídeo desde su despacho asegurando que no dimitía (“Que no me voooooy, me quedoooooo”), si se hundió en el lodo con las grabaciones del hurto en el Eroski, ahora sigue flotando en la ciénaga de la fama con protagonismo gratuito vía redes sociales porque las cloacas son para ella un campo abonado. Una semana fuera de los focos y ya tiene que asomarse a la tele a cualquier precio. Le gusta más una pantalla de plasma que a su mentor Mariano.

clago@deia.com

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120