Jai Alai

A otra cosa

Por Iñaki González - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

RUBRICADa y sellada, el acta notarial certifica que se acabó. Se acabó hace seis años y medio, en realidad, pero ahora ya solo hay un solar vacío. Vacío y silencioso. Curiosamente, la fábrica de gritos de dolor deja el legado de su silencio. El de las palabras no dichas desde el corazón, allá donde esté. ¿Hacía falta un acta con formato de boda de penalti, por los gestos solemnes más que alegres? Igual de no hacerse habría quien dudara de su verdad. Ahora, a otra cosa. A llenar el hueco del silencio. Gritando que fue un error, que fue injusto, que no en nuestro nombre. Y construir desde la empatía.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120