“La víctima no guarda odio, pero no se siente recompensada en justicia humana”

La acusación censura que se linche a González, aunque “su voto se cae por sí solo”

Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Carlos Bacaicoa.

Carlos Bacaicoa. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Carlos Bacaicoa.

Iruñea- Carlos Bacaicoa, abogado de la joven que sufrió los abusos sexuales de La Manada, censuró ayer el “linchamiento a nivel de calle y de política” al que está siendo sometido el magistrado Ricardo González por su voto particular en el fallo de la Audiencia de Nafarroa y advirtió de que “los juicios se celebran en sala y los resuelven los magistrados, mejor o peor”.

En declaraciones a Radio Euskadi, Bacaicoa se refirió al voto particular del juez Ricardo González para afirmar que es “enormemente desafortunado, lo que no quiere decir que haya que inhabilitarlo, ni esas cosas que estoy oyendo por ahí, esos linchamientos populares realmente repugnantes, eso no se puede decir de un magistrado”. “Si hasta ahora ha estado ejerciendo la profesión se supone que es porque puede ejercer la profesión”, remarcó, para añadir que “era uno de los tres magistrados de la sala y hay que acatar ese voto que, por otra parte, es tan malo que no necesita tampoco de mucho ataque”.

Bacaicoa indicó que el recurso “se tiene que centrar en la sentencia, en los dos votos que han emitido los dos magistrados que han condenado a los acusados”, porque el voto particular del magistrado González, “con todos los respetos, se cae él solo”.

no hacer justicia popularA Ricardo González, censuró, “se le está linchando a nivel de calle y a nivel de política”. “Yo he llegado a ver que hay una plataforma de Internet que se dedica a recoger firmas para diferentes causas en la que se han recogido 1,2 millones de firmas para que se aparte de la carrera judicial, no solo a González, sino a los otros dos magistrados de la sala”, criticó. Según advirtió, “lo que no se puede hacer es justicia popular o ideológica para que determinados partidos o formaciones quieran, prácticamente, cargar el sistema, porque el tema va por ahí: empezamos con la judicatura y vamos avanzando en el proceso de demolición”.

Sobre la presión que puedan sentir los magistrados encargados de resolver el recurso que preparan contra la sentencia de la Audiencia, afirmó que los jueces, “por regla general, y me remito a la sentencia que ha salido, son poco dados a sentirse coaccionados por lo que dice la calle, porque, de lo contrario, lo hubieran tenido muy fácil”. “Si hubiera sido un problema de coacción les hubieran condenado por agresión y ya está, pero los jueces son mas serios que eso, los jueces dictan la sentencia según lo que ellos entienden que ellos tienen que dictar, se equivocarán, serán mejores o peores, pero dictan las resoluciones judiciales en conciencia”, aseveró. A su entender, la figura jurídica que debería aparecer en la sentencia es “agresión sexual” por “existencia de intimidación”.

Por otro lado, afirmó no tener “ninguna fórmula mágica” para convencer a un tribunal de que hubo “intimidación”. “Expones tus argumentos y ya está, el juzgado da la razón o no da la razón siguiendo una línea jurisprudencial más o menos sentada o si no estableciendo la sentencia que ellos entienden que tienen que sentar”, insistió.

LA VÍCTIMA, MUY AFECTADA Por otro lado, aseveró que la víctima a la que representa se encuentra “muy mal”, aunque “tiene la ventaja de que nunca ha guardado odio hacia sus agresores, lo que dice mucho de ella”. No obstante, está “decepcionada” porque, “de alguna manera, no se siente recompensada en lo que es justicia humana”. “Le han causado un enorme mal, la han violentado sexualmente, no les desea ningún mal, pero que caiga lo que tenga que caer en justicia en el Código Penal, y esto es lo que ella ha visto que no es así, y, en ese sentido está decepcionada”, explicó. Por último, destacó que “la gente parece que olvida que hay una condena de nueve años, que para el que está en la calle le puede parecer una birria, pero para el que los tiene que cumplir no es ninguna tontería”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120