balance del Plan Gaztedi

La juventud pone deberes al diputado general

Reclama mayor confianza y acercamiento a las instituciones para desarrollar sus proyectos de vida
Unai Rementeria se reúne con chicos y chicas para palpar sus necesidades y hacer balance del Plan Gaztedi

Olga Sáez - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Seis jóvenes del grupo que participaron ayer en una jornada de la Diputación trasladan al diputado general sus inquietudes. Fotos: Oskar M. Bernal

Seis jóvenes del grupo que participaron ayer en una jornada de la Diputación trasladan al diputado general sus inquietudes. Fotos: Oskar M. Bernal

Galería Noticia

Seis jóvenes del grupo que participaron ayer en una jornada de la Diputación trasladan al diputado general sus inquietudes. Fotos: Oskar M. Bernal

BILBAO- La precariedad del mundo joven y de sus dificultades para constituirse en una generación con protagonismo social real han motivado un programa impulsado por la Diputación de Bizkaia -el Proyecto Gaztedi- para conocer sus inquietudes, sus necesidades y ayudarles a conseguir sus sueños. El diputado general de Bizkaia, Unai Rementaria, se dirigió ayer a algunos de los protagonistas de estos proyectos para animarles a que expresen sus necesidades y se comuniquen con las instituciones. “Necesitamos escucharos para saber qué es lo que necesitáis y nos deis pistas, ideas para ayudaros”, inquirió a un nutrido grupo de jóvenes que han participado en diferentes programas desarrollados por la institución foral dentro del Año de la Juventud. Y fueron ellos los que pusieron tareas al diputado general como máximo responsable del territorio, para que se les escuche y apoye. Pidieron ”confianza, comunicación y cercanía” de los políticos.

Después de un año de trabajo y de realización de proyectos que les ayuden a cumplir sus sueños ayer fue jornada de balance y de comunicación. El diputado general quiso conocer desde sus experiencias personales los problemas que pueden tener y les tendió la mano a mejorar las relaciones. “A través de un contacto, un email, el que tengáis, hacednos llegar vuestros proyectos, por la vía que conozcáis”, les inquirió Rementeria.

Porque si en algo coincidió la mayoría de los jóvenes que estuvieron ayer en una jornada que coincidía con el cierre del Año de la Juventud es en la necesidad de mejorar la comunicación para conocer todo lo que se les ofrece.

EL DebateAsí lo expresó Adrián: “Venía con la idea de que las instituciones no hacen mucho, pero se realizan esfuerzos grandes. Igual falta que hablemos el mismo idioma”. Y en esta misma idea coincidió Javier, quien expresó la necesidad de “hacer una búsqueda más selectiva por nuestra parte, pero también recibir más confianza por la vuestra -en referencia a los políticos”.

Unai quiso ser más crítico y censuró el hecho de que “hay gente que está en las instituciones y no sale del despacho;creo que es lo que tiene que cambiar porque de esa manera se pueden aproximar a nosotros”. Lo decía desde su propia experiencia porque “yo he sido una persona que siempre he estado en un cuadro, ahora he salido y me gusta la realidad que veo”. Unai, por ejemplo, ha realizado un taller de mecánica y su intención es aprovechar lo que ha aprendido para enseñar a chavales que pueden tener problemas de integración social.

Entre el grupo de jóvenes, Rementeria mostró su convencimiento de que la relación y la cooperación es necesaria, y el feedbackde ayer dejó constancia de ello.

Legendika opinó que “todos estamos divididos pero tenemos los mismos objetivos”. Así, fomentar la cultural la cultura de participación “para que una persona pueda decir lo que piensa sabiendo que le van escuchar”, es fundamental. Es la opinión de Gabriela y coincide con Kepa. “Las instituciones tienen que hacer que el joven se sienta escuchado. Tengo amigos que no han recibido respuesta y eso hace que haya poca motivación”.

Aunque Kepa a sus 20 años ha mostrado que no le falta inquietud. Se presentó a un concurso de idea y ganó el concurso lo que le permitió por en proyecto DOOZY, un portal web en el que ofertas los objetos de temporada que no vas a usar -bicicleta, tabla de surf...- para alquilarlos.

Ianara apostó trabajar más la confianza para que la juventud recurra en busca de apoyos a la diputación sabiendo que va a tener una respuesta. Su proyecto precisamente en la idea de conocer la sociedad y sus necesidades de ahí que se base en la manera de segregar viviendas para ofrecer otro tipo de hogares.

En el caso de Gabriel, realizar el curso le ha permitido abordar otros campos profesionales en los que no había incidido tanto dentro de sus formación en Bellas Artes. También él reclama una búsqueda más selectiva de las ayudas.

En este sentido, otro joven, Unai cree que a pesar de ser la generación de las nuevas tecnologías, y las redes sociales muchas comunicaciones se pierden. Por eso no solo él sino también otros de los participantes ayer reclamaron las utilizaron de la cartelería para volver a comunicarse como se hacía antes.

Porque esta es una de las lagunas que quedó manifiesta de forma más latente. “A veces no sabemos a dónde dirigirnos”.

Rementeria recogió el guante de la juventud representada ayer en más de una veintena de chicos y chicas que se comprometieron a participar activamente en el deseo de la Diputación de que la institución esté en la calle. Se trata de un objetivo en el que ya viene trabajando desde la red Saregileak y cuyos resultados también expusieron ayer a través del contacto con las cuadrillas en los pueblos gracias a la participación de un perfil de gente joven que ha ido contacto con los jóvenes. Quedan deberes por hacer.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Bizkaia

ir a Bizkaia »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120