El callejón de las botxerías

Un día para quienes donan muchos días

Por Javier Gamboa - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Maite Iturrate, con Iñaki González, el concejal Iñigo Pombo, la diputada foral Isabel Sánchez Robles, Gorka Martínez, de la Obra Social BBK;Javier Andrés, de Editorial Iparraguirre;Cristina San Salvador, el viceconsejero Marcos Muro y Carlos Bargos.

Maite Iturrate, con Iñaki González, el concejal Iñigo Pombo, la diputada foral Isabel Sánchez Robles, Gorka Martínez, de la Obra Social BBK;Javier Andrés, de Editorial Iparraguirre;Cristina San Salvador, el viceconsejero Marcos Muro y Carlos Bargos. (Foto: Oskar M. Bernal)

Galería Noticia

Maite Iturrate, con Iñaki González, el concejal Iñigo Pombo, la diputada foral Isabel Sánchez Robles, Gorka Martínez, de la Obra Social BBK;Javier Andrés, de Editorial Iparraguirre;Cristina San Salvador, el viceconsejero Marcos Muro y Carlos Bargos.

sI fuera verdad que el tiempo es oro, quienes ocupaban las butacas de la Sala BBK de la Gran Vía bilbaina ayer tarde hubieran repartido el equivalente a los lingotes que guarda la Reserva Federal de los Estados Unidos. O quizá más. Seguramente, mucho más.

Pero, en realidad, el tiempo posee un valor que supera al de cualquier metal precioso. La materia se puede recuperar, reparar, adquirir de nuevo. La tecnología avanza y descubre la manera de detectar menas ocultas, o el modo de rentabilizar aquellas que fueron ruinosas. Sin embargo, el tiempo es irrecuperable. Avanza, se escurre, vuela. Inexorable. Ciego. Y se acaba. Siempre. A pesar de eso, hay quienes destinan el suyo a los demás. Se organizan. Se forman. Así, incluso aumentan la calidad de su tiempo.

Después, lo transforman en valores que no cotizan en Bolsa: escucha, comprensión, alivio, impulso, salud, preparación, vida. Y también en agua, comida, vacunas, control médico, apoyo sicológico, gafas, prótesis, educación. Nada de lo citado fluye por Wall Street. No cuenta como fondo de comercio. No se negocia en bitcoins. Aunque ¿cuál es su precio?

Esa riqueza fue la que se premió ayer en los III BBK DEIA Elkartasun Sariak. Como señaló en su intervención el concejal delegado del área de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao, Iñigo Pombo, existen tantas y tan eficaces organizaciones solidarias en Bizkaia “que resulta difícil elegir solo ocho”.

Recogieron galardones Jesús Castanedo y Roberto Herbosa (Goiztiri),Leire Ortiz de Zárate (Bolunta), Bego Intxaustegi, Maiamma Diouf, Lander Jauregi, Rosa Herreras y Awaa Keita (AmiArte), Ignacio Palacio, Rafael Cortés, Marta Fernández de Aguirre, Alazne Díez, Arantza Abrisketa y Corona Rodríguez (Fundación Gizakia), Amaia Larruzea, Arantza Díez, Javier Pizarro, Batir-tze Montalbán e Iker Álvarez(Gugaz, Kerman Oliván y Álvaro Pérez (Tendel),Leire Lasa, Jon Solaguren y Beatriz de Lucas (CEAR Euskadi);y Mikel Pulgarín (Apnabi).

Todas estas organizaciones son buena muestra de una frase que apuntó Gorka Martínez: “el tejido asociativo de Bizkaia es de los más potentes de Europa”. El director de la Obra Social de la BBK recalcó que “no es por casualidad”.

Entre las personalidades presentes, además del citado Iñigo Pombo, se contaban el viceconsejero del Gobierno vasco, Marcos Muro;la diputada foral Isabel Sanchéz Robles;el director general de Editorial Iparraguirre,Javier Andrés;el alcalde Güeñes, Imanol Muruaga;o el edil de Leioa, Javier Atxa. Destacaban también Maite Iturrate, de la Diputación Foral de Bizkaia, Cristina San Salvador, de la BBK, o José Puyo, de la Fundación EDE.

En su conferencia, el director de Cáritas Diocesanas de Bizkaia, Carlos Bargos, abogó por la “solidaridad inteligente”, una “solidaridad 4.0” centrada en quienes se encuentran en riesgo de exclusión.

Aplaudieron Nacho Arnaiz, José Luis y María Eugenia Fernández, Marta Pastor, Jasone Txatxarramendi, Josean Macarro, Soledad Calderón, Gontzal Urretxaga, Cyriaque Ngimi o Marta Pastor entre otras muchas personas.

“Permitidnos que el día de hoy os lo dediquemos a vosotros”, pidió el subdirector de DEIA, Iñaki González, durante su turno de palabra. Es una buena manera de reintegrar parte del caudal de tiempo que donan voluntarias y voluntarios.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120