arratia-nerbioi

José Carlos, el atleta infinito

José Carlos Moradillo practica atletismo desde hace doce años y compite en categoría de veteranos Atesora 18 medallas en otras tantas participaciones en diferentes campeonatos estatales y europeos

Iker Ugarte - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

José Carlos Moradillo posa con las últimas medallas que ha conseguido gracias a su buen hacer deportivo.Foto: I. Ugarte

José Carlos Moradillo posa con las últimas medallas que ha conseguido gracias a su buen hacer deportivo.Foto: I. Ugarte

Galería Noticia

José Carlos Moradillo posa con las últimas medallas que ha conseguido gracias a su buen hacer deportivo.Foto: I. Ugarte

Galdakao- Cuando hace veinte años se rompió el tendón de Aquiles mientras trabajaba, José Carlos Moradillo pensó que nunca más volvería a caminar “de un modo correcto” y muchos menos que podría correr y participar en carreras. Pues veinte años después de ese gran susto, podría decirse que ha superado aquella lesión y lo ha hecho practicando más deporte del que había imaginado en su vida. Y es que este atleta del Galdakao Atletismo Taldea, ha llegado a lo más alto en lo que a deporte de veteranos se refiere.

Lo cierto es que Moradillo merece, al igual que se hace con los deportistas de élite un reconocimiento al más alto nivel;18 participaciones en campeonatos y 18 medallas, casi nada. Varias medallas de oro en campeonatos de cross de Bizkaia, oros en el Campeonato de España 10 kilómetros ruta y también en pista e incluso medallas de bronce en los campeonatos de Europa en ruta y de media maratón, entre otros logros deportivos. Su próximo reto, el Campeonato de Europa que se disputará en Alicante, donde competirá tanto en ruta como en la media maratón.

Y si lo que ha conseguido tiene un mérito enorme, aun gana más enteros cuando uno se entera de que Moradillo lleva corriendo “poco tiempo”. En este sentido, el atleta veterano nunca había sido demasiado deportista;“practicaba algo de deporte pero de mantenimiento, como se suele decir”. Algún fin de semana al monte, también algún que otro paseo andando o en bicicleta, “pero poco más”, cuenta. Fue un compañero del trabajo quien le introdujo en el atletismo. “Me dijo a ver qué hacía los domingos, para después comentarme que me animara a correr con él de vez en cuando”, explica. Entonces, comenzó a ir a correr muy poco a poco, ya que “al principio hacía una vuelta de menos de un kilómetro y estaba que no podía más”. Tenía 55 años y empezaba lo que a la postre, se ha convertido en toda una pasión para Moradillo, el running, el atletismo. Poco le costó ponerse en forma, aunque los primeros días “me decía a mi mismo que no podría correr como la gente que veía entrenando”.

En la actualidad, y a sus 68 años, el deportista del Galdakao Atletismo Taldea entrena de tres a cuatro días por semana más las citas oficiales o campeonatos. Para José Carlos, lo más importante de practicar atletismo es que “me lo paso estupendamente y además me sirve para estar en forma y sentirme bien”. Por eso, si algo tiene claro este atleta que parece infinito, es que “cuando deje de disfrutarlo y suponga que fuerzo demasiado mi cuerpo”, lo dejará, pero no del todo.

Y es que cuando ya no acuda a carreras, asegura que “seguiré corriendo pero sin exigirme nada, por mantenerme en forma”. Una de las cosas que más le gusta es viajar, ya que ha visitado diferentes países y ciudades y pueblos gracias al deporte. “Sale bastante caro pero merece la pena, porque conozco mucha gente y me hace pasar unos ratos muy agradables”. Moradillo, que compite en la franja de edad de veteranos de 65 a 70 años, cree que “cada vez es más difícil conseguir medallas” y es muy consciente de que lo que ha conseguido, 18 medallas en otras tantas participaciones, “es muy complicado”, por lo que está “muy orgulloso”. Una vez jubilado, al tener esa constancia de entrenamientos y marcarse algunos retos deportivos, “me ha ayudado a estar más activo y sentirme bien, ya que es una edad en la que parece que no puedes hacer de nada, pero no es así”, cuenta.

La rutina le ayuda también a mantener una disciplina y un ritmo de vida que le aporta muchos beneficios, tanto a nivel físico como en lo relativo al lado emocional. Estos últimos años -aunque cualquiera lo díría- ha bajado el ritmo en su rutina de entrenamientos, pero el primer año que se jubiló, “una vez al mes iba desde Arrigorriaga hasta Gorliz, que son unos 42 kilómetros corriendo y andando”. Moradillo asegura que “a esta edad es importante mantenerse activo y sentir que aun hay cosas de las que puedes disfrutar”, por lo que anima a las personas mayores a practicar algo de deporte, “cada uno lo que pueda” .

etiquetas: arratia-nerbioi

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Arratia-Nerbioi

ir a Arratia-Nerbioi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120