DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
Opinión

ETA: Otra ignominia más

Por Josu Montalbán - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Columnista Josu Montalban

Galería Noticia

Columnista Josu Montalban

TODO se ha disparado, lo cual no es extraño tratándose de ETA. Los terroristas se han propuesto volvernos locos, ahora que han decidido no fabricar más cadáveres. Nunca pensé que fuera tan complicado firmar un armisticio o, para ser más exactos, asumir una derrota. Pero ETA se ha empeñado en seguir complicando las cosas, porque ha sido tal el desorden en sus filas que ya no parecen capaces de poner fin a su historia. Dijeron que se marchaban, que abandonaban su lucha armada, pero deberían haber dicho que era la democracia, y los demócratas, los que la expulsaban, y eran los demócratas los que habían dejado a ETA abandonada, derrotada, muerta para siempre.

Ahora, con los restos de su naufragio, los asesinos pretenden erigir monumentos, escribir memorias, rendir homenajes y divulgar leyendas, pero nada de eso es posible cuando el resultado último es tan despreciable como el bagaje de los terroristas. Por eso han huido: su primera reacción ha sido la huida a Kanbo. ¿Por qué a Kanbo, por qué a Francia cuando la mayoría de sus víctimas los hizo en España? ¿Por qué a Kanbo cuando perpetraron y perpetuaron su atroz leyenda principalmente en masacres culminadas en España (Reus, Vic, Madrid, Euskadi, Nafarroa, etc.)?

ETA ha sido derrotada. Sus atentados no han traído ni una sola consecuencia positiva, principalmente porque ETA surgió del afán de venganza y no de ningún impulso constructivo. Cuando Franco murió en su cama, y ETA continuó sus fechorías, debíamos habernos dado cuenta de su asquerosa estafa. ETA no surgió para luchar contra el franquismo sino que en buena parte lo justificó hasta la muerte del dictador, y lo prorrogó algunos años, durante todo el tiempo en el que ha seguido destruyendo y asesinando sin otro fin que provocar miedo y extender la miseria moral, convirtiendo el terror en su único objetivo.

ETA no ha asumido el perjuicio que ha infligido a los vascos y a los españoles. En su última carta del 16 de Abril, que se ha hecho pública ahora, reincide en las mismas falsedades y errores: llama a su tiempo de vigencia “ciclo histórico”, más aún considera que sus acciones terroristas han formado parte de “su iniciativa política”. Se arroga una representación del pueblo vasco que no le corresponde: “Porque ETA se formó del pueblo y al pueblo vuelve…”. Y es tanta su arrogancia que carga en el Estado y sus Instituciones la misma responsabilidad que se adjudica a ella misma.

El comunicado es otra desvergüenza, hasta tal punto que se despide “confirmando su compromiso en embarcarse en la tarea (actual)…, con la responsabilidad y honestidad de siempre”. Desde luego que ETA ha sido “responsable” exclusiva de más de mil muertos y de una cohorte de heridos, exiliados, atemorizados y sufrientes vascos y vascas atribulados por la tristeza y el miedo… Pero eso de “honestidad de siempre”, en palabras de ETA, es una ignominia que hiere, más propia de irracionales que de humanos.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Política

ir a Política »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120