Roma 4 - 2 Liverpool

Todo al ‘red’

Once años después de su última final y trece desde su último título, el Liverpool disputará la Champions tras una loca semifinal ante la Roma

Andrea Montolivo - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Wijnaldum, a la derecha, celebra con sus compañeros el segundo gol del Liverpool.

Wijnaldum, a la derecha, celebra con sus compañeros el segundo gol del Liverpool. (EFE)

Galería Noticia

Wijnaldum, a la derecha, celebra con sus compañeros el segundo gol del Liverpool.El egipcio Mohamed Salah pugna por el balón con el defensa griego de la Roma Kostas Manolas.

Roma 4

Liverpool 2

ROMA: Alisson;Florenzi, Fazio, Manolas, Kolarov;De Rossi (Min. 69, Gonalons), Pellegrini (Min. 53, Under,), Nainggolan;El Shaarawy (Min. 75, Antonucci), Schick y Dzeko.

LIVERPOOL: Karius;Alexander-Arnold (Min. 92, Clyne), Lovren, Van Dijk, Robertson;Milner, Henderson, Wijnaldum;Mané (Min. 83, Klavan), Salah y Firmino (Min. 87, Solanke).

Goles: 0-1: Min. 9;Mané. 1-1: Min. 15;Milner, en propia puerta. 1-2: Min. 26;Wijnaldum. 2-2: Min. 52;Dzeko. 3-2: Min. 87;Nainggolan. 4-2: Min. 93;Nainggolan, de penalti.

Árbitro: Damir Skomina, esloveno. Amonestó a los locales Florenzi y Manolas y a los visitantes Lovren y Solanke.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Olímpico de Roma ante 61.889 espectadores

Resultado de la ida: Liverpool, 5;Roma, 2.

roma- El Liverpool se clasificó este miércoles para la final de la Liga de Campeones del próximo día 26 en Kiev (Ucrania) contra el Real Madrid, al eliminar a la Roma en semifinales, pese a perder por 4-2 el partido de vuelta, disputado en el Estadio Olímpico de la capital italiana.

El triunfo por 5-2 logrado la semana pasada en Anfield permitió al conjunto inglés imponerse por un total de 7-6 y volver a una final de la Copa de Europa once años después de la última, en 2007, cuando perdió en Atenas contra el Milan.

El del Estadio Olímpico era un duelo entre un Liverpool que llegaba como equipo más goleador de Europa como visitante, con 18 tantos en cinco partidos, y una Roma que, por su parte, todavía no había concedido ni una diana como local en su brillante campaña europea.

Los romanos querían mantener cuatro hombres detrás de la línea del balón para dificultar los rápidos contragolpes de un Liverpool que ya le había dado muestra en la ida del poderío de su tridente MSF, formado por Mané, el egipcio Salah y el brasileño Firmino. Sin embargo, el plan táctico de Di Francesco solo aguantó nueve minutos, hasta que Nainggolan fallara un pase defensivo y lanzara una transición del Liverpool que fue culminada por el décimo gol europeo del año de Mané.

Pese a que esa diana sacudiera a los 61.000 aficionados del Olímpico, la Roma reaccionó rápidamente y devolvió confianza al ambiente al empatar 1-1 en el 15, gracias a un gol en propia puerta de Milner, que introdujo el balón en las mallas después de que el despeje del croata Lovren le golpeara en la cabeza.

La curva sur, el sector más caliente de la hinchada romana, volvió a empujar a la Roma hacia otro milagro deportivo, aunque el Liverpool supo mantener la calma. En el 26, Wijnaldum fue el primero en recoger un balón suelto en el área tras un saque de esquina y superó al portero brasileño Becker de cabeza para desatar la euforia de los 5.000 aficionados reds presentes en Roma.

Orgullo romano Los giallorossi demostraron orgullo y, tras rozar el empate en el 35 con un disparo de El Shaarawy que impactó en el poste, consiguieron la igualada nada más saltar al campo en la reanudación, cuando Dzeko aprovechó un rechace del meta alemán Karius para subir el 2-2 al marcador.

Faltaban unos cuarenta minutos y Di Francesco dio paso también al turco Under en el intento de subir el peso ofensivo de su equipo ante un Liverpool que retrasó su posición, a la espera del momento correcto para salir al contragolpe.

Los romanos lo dieron todo para adelantarse y rozaron el tercer gol tres veces en cinco minutos, entre el 60 y el 65. También hubo espacio para una polémica, ya que en el 65, el inglés Trent Alexander-Arnold desvió con la mano y dentro del área un disparo de Under, aunque el árbitro no notó esa intervención.

Todo parecía ya sentenciado, pero la Roma tuvo el mérito de seguir creyendo en un milagro y llegó a acariciarlo en los últimos diez minutos, liderado por Nainggolan.

El internacional belga firmó el 3-2 en el 84 con un derechazo desde fuera del área que fulminó a Karius y completó su doblete personal en el 93, al transformar la pena máxima que dejaba a su equipo a una sola diana de la prórroga.

Sin embargo, ya era demasiado tarde y el colegiado pitó el final del encuentro justo después del 4-2 para desatar la euforia de un Liverpool que se quedó más de quince minutos en el campo para celebrarlo.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120