El ADN que marca a Bizkaia

La Obra Social de BBK se marca siete guías para seguir respaldando los proyectos sociales que empezaron a construir hace más de un siglo

Joana Pérez - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 11:59h

Numerosas entidades sociales de Bizkaia cuentan con el respaldo de la Obra Social de BBK, tanto a nivel cultural, social o económico. Foto: Oskar M. Bernal

Numerosas entidades sociales de Bizkaia cuentan con el respaldo de la Obra Social de BBK, tanto a nivel cultural, social o económico. Foto: Oskar M. Bernal

Galería Noticia

Numerosas entidades sociales de Bizkaia cuentan con el respaldo de la Obra Social de BBK, tanto a nivel cultural, social o económico. Foto: Oskar M. Bernal

DA cobijo, respaldo y apoyo a multitud de iniciativas que se gestan en Bizkaia. Tanto en el ámbito social, como en el sanitario o en el económico, es la sombra que muchas veces no se ve. Desde hace más de un siglo, la Obra Social de BBK ha sembrado semillas que poco a poco han ido dando frutos. O mejor dicho, lo que en un principio comenzó cumpliendo unos objetivos, con la evolución de la sociedad, ha ido adaptando sus usos. “Es nuestro ADN”, apunta sin dudar Gorka Martínez, director general de BBK, orgulloso de poder “revertir socialmente los beneficios que produce la actividad financiera”.

Es el caso de la colonia de Sukarrieta. Se inauguró en 1925 dando respuesta a una de las necesidades más palpables en los años 20. “Al surgir la industrialización en Bizkaia, en la Margen Izquierda los niños estaban en un ambiente de contaminación, de falta de higiene”, explica Gorka Martínez. En aquella época, “la caja de ahorros (lo que hoy se ha convertido en BBK) creó las colonias para que los niños fueran una temporada. Eran niños enfermos de raquitismo, que necesitaban tomar el sol”. De hecho, se conservan fotografías en las que se puede observar cómo niños y monjas toman el sol en una playa artificial, protegiéndose los ojos con gafas de sol. Este centro, en la actualidad, está ligado a la infancia, aunque no con las mismas funciones con las que fue creado.

Posteriormente, se apreció un nuevo problema que afectaba también a la infancia: el asma. “Entre los 50 y los 60 se creó otra colonia en Briñas, destinada a niños con asma”, detalla Martínez, quien añade que esta ubicación se pensó “porque era un clima que les venía bien a su salud y podían realizar allí sus estudios”.

Esos dos primeros centros tuvieron su continuidad con La Ola, espacio “para niños con Síndrome de Down que en los 70 no estaban escolarizados”. Los cambios sociales incluyeron a estos niños en la sociedad y hoy en día están en escuelas “normalizadas”. Ahora este centro es una referencia en Sondika, tanto por las actividades sociales que realiza, como por el festival BBK Music Legends.

2018 Este año está cargado de ideas, de proyectos para seguir construyendo una sociedad con nuevas iniciativas donde reflejar el desarrollo de Bizkaia. Son siete ejes marcados en rojo. Desde el área de economía y empleo, el programa Bootcamp pretende ayudar a “la inserción laboral a través de un curso de formación de tres meses para poder trabajar como desarrollador junior de informática”. Una puerta abierta a un entorno donde las nuevas tecnologías están marcando los pasos.

Otra de las vías es la educación y el medio ambiente, en los se impulsa el proyecto BBKayak fomentando el deporte en familia y expandiendo los valores que se dan con la práctica de diferentes disciplinas deportivas. La Sala BBK volverá a ser el mejor exponente en el ámbito cultural, pero no se quedará atrás el mencionado centro La Ola, ya que mediante el evento musical citado anteriormente intentan mostrar “la labor que desarrollan personas con discapacidad”. Y visualizar a los mayores es otro de los ejes, ya que “el perfil de persona mayor ha cambiado mucho y quieren seguir aprendiendo”.

El reciente acuerdo firmado con BioCruces impulsará la investigación mientras que otro convenio con Cruz Roja y el Banco de Alimentos ofrecerá “dignidad” a las personas que peor lo están pasando en estos momentos. “Se va a crear un centro que no solo reparta alimentos sino que entre sus funciones estará asesorar a las personas con esas necesidades sobre búsqueda activa de empleo, facilitar formación o la manera de alcanzar para poder insertarse en la vida laboral”, desgrana el director general de BBK, que sentencia que “se dará una cita previa, lo que evitará hacer cola” a la entrada del centro, evitando que la dura situación tenga un cariz más traumático.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120