no negociará bajo amenaza

Europa no acepta negociar aranceles con la presión de la prórroga de Trump

La UE quiere una exención permanente para sus exportaciones de acero y aluminio a Estados Unidos

Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Donald Trump hoy en la Casa Blanca

Donald Trump en la Casa Blanca.

Galería Noticia

Donald Trump hoy en la Casa Blanca

BILBAO- La Comisión Europea (CE) “tomó nota” ayer de la decisión del gobierno de Estados Unidos que encabeza el presidente Donald Trump de prorrogar un mes la exención de tarifas a las importaciones europeas de acero y el aluminio y advirtió de que la Unión Europea (UE) “no negociará bajo amenaza”.

“La decisión de Estados Unidos prolonga la incertidumbre de los mercados, que ya está afectando a las decisiones de las empresas”, criticó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La CE indicó en ese contexto que los Veintiocho deberían disfrutar de una exención “plena y permanente” ya que las medidas que la administración estadounidense amenaza con aplicar “no pueden estar justificadas sobre la base de la identidad nacional”.

En ese contexto, la CE recordó que “el exceso de capacidad en los sectores del acero y el aluminio no se origina en la UE”, sino que “por el contrario, la UE se ha comprometido en los últimos meses a todos los niveles posibles con Estados Unidos y otros socios para encontrar una solución al asunto”. Bruselas subrayó asimismo que la UE ha indicado “de manera continuada” su voluntad de abordar todos los temas sobre el actual acceso a los mercados de interés para ambas partes, pero ha dejado también claro que, como socio y amigo de Estados Unidos, “no negociará bajo amenaza”. “Cualquier futuro programa de trabajo transatlántico tiene que ser equilibrado y mutuamente beneficioso”, añadió.

Aplazamiento La situación sigue siendo compleja porque el presidente estadounidense, Donald Trump pospuso el lunes aplazar hasta el 1 de junio la imposición de aranceles a las importaciones de acero y de aluminio procedentes de fabricantes de países de la UE, México y Canadá;unas tarifas de las que eximió ya de manera indefinida a Argentina, Brasil y Australia.

Los polémicos aranceles del 25% a productos siderúrgicos de acero y del 10% a los de aluminio entraron en vigor el pasado 23 de marzo, pero Trump eximió temporalmente a algunos de sus principales aliados para negociar acuerdos comerciales paralelos para lograr una reducción en sus importaciones.

El problema es que las empresas europeas todavía no saben a qué atenerse y esto les genera problemas adicionales de planificación de producción y de todo tipo que incide en su competitividad hasta el punto que la propia UE reiteró ayer, por varias vías, la denuncia de la “incertidumbre” que está creando a las compañías comunitarias la amenaza de Estados Unidos de aplicar tarifas a las importaciones de acero y aluminio y volvió a reclamar una “exención permanente”. En el mismo sentido se pronunció el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que opinó que la exención “solo” hasta el 1 de junio “no es suficiente”. - DEIA/Efe

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120