DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
sufre una lesión muscular

Nuevo contratiempo

Balenziaga abandonó sesión de ayer por una lesión muscular y podría perderse el final de un curso en el que suma ya tres meses y medio de baja

Arkaitz Aramendia - Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Mikel Balenziga pugna con Unai Núñez en Lezama.Foto: Juan Lazkano

Mikel Balenziga pugna con Unai Núñez en Lezama.Foto: Juan Lazkano

Galería Noticia

Mikel Balenziga pugna con Unai Núñez en Lezama.Foto: Juan Lazkano

bilbao- A perro flaco todo son pulgas. Que se lo digan si no al Athletic en el plano colectivo y a Mikel Balenziaga, por ejemplo, a título individual. El lateral rojiblanco, con solo 18 partidos de liga a sus espaldas este curso, cayó lesionado de nuevo en el entrenamiento matinal celebrado ayer en las instalaciones de Lezama, donde sufrió una lesión muscular en los isquiotibiales de la pierna izquierda. El percance, que le obligó a tomar el camino hacia los vestuarios antes de tiempo, amenaza con dejarle en el dique seco hasta el término de una campaña que tocará a su fin el próximo día 20. Salvo sorpresa, el de Zumarraga no estará presente en ninguna de las tres jornadas que restan para dar carpetazo a una liga sin aliciente alguno para los pupilos de José Ángel Ziganda, condenados a concluir el ejercicio con más pena que gloria.

Balenziaga, de este modo, podría no alcanzar la veintena de encuentros ligueros por primera vez desde que fue reclutado por el Athletic en el verano de 2013 procedente del Valladolid. En las cuatro últimas temporadas, todas a las órdenes de Ernesto Valverde, disputó 31, 33, 34 y 33 choques de liga por curso, cifras que quedan ahora demasiado lejos de su punto de mira por culpa de las tres lesiones padecidas en su primer año bajo la batuta de Ziganda. El técnico de Larraintzar, que nunca ha negado la condición de titular al guipuzcoano cuando se ha encontrado en condiciones de jugar, ha visto caer lesionado hasta en tres ocasiones a Balenziaga en una temporada en la que nada ha salido del modo deseado.

El primer contratiempo físico del de Zumarraga se produjo el pasado 19 de octubre, cuando sufrió un esguince de tobillo que le dejó fuera de combate durante dos semanas, mientras que el segundo, de una gravedad sensiblemente superior, tuvo lugar el 16 de diciembre en el derbi contra la Real Sociedad en San Mamés, cuando fue víctima de una lesión muscular grado II en el cuádriceps derecho. Su vuelta a los terrenos de juego, forzada por las necesidades que presentaba el equipo a ojos de Ziganda, no se consumó hasta el 8 de marzo en la visita continental al Olympique de Marsella. Fue, sin embargo, un regreso fugaz, pues el 24 del Athletic, todavía renqueante, volvió a apartarse de la competición por un periodo de tres semanas, siendo el 31 de marzo el día en el que volvió a vestirse de corto para hacer frente al Celta en La Catedral. Lo hizo como titular y disputando 81 minutos, demostrando, entonces sí, una completa recuperación que le había permitido posar de inicio en las cinco jornadas de liga disputadas desde entonces.

Enric Saborit, el encargado de sustituirle durante una larga ausencia en la que el barcelonés no llegó a convencer a Ziganda, pasó de nuevo al ostracismo. Desde el regreso de Balenziaga, no en vano, el catalán no ha vuelto a asomar siquiera en una convocatoria, por lo que la nueva lesión muscular del guipuzcoano se presenta como una oportunidad para que Saborit recupere su sitio en el equipo a un mes escaso de que expire su contrato como león. Con De Marcos sancionado de cara al partido del sábado ante el Betis, el barcelonés, que podría estar ante sus últimos partidos como rojiblanco, tiene todas las papeletas para recuperar la titularidad en el lateral izquierdo, dado que Iñigo Lekue deberá ocupar la banda derecha de la defensa del Athletic, que volverá a perder de vista a Balenziaga. Su lesión, un nuevo contratiempo para Ziganda, llega sin nada en juego en términos clasificatorios para los rojiblancos, pero en una situación delicada por la necesidad de no ahondar en el profundo estado de decepción que presenta una afición que ha visto caer derrotados a los leones en sus dos últimos partidos como locales ante el Deportivo (2-3) y el Levante (1-3).

NUEVA COMPETENCIAA la espera de lo que dictaminen las pruebas complementarias a las que será sometido el lateral de Zumarraga, la temporada podría haber acabado ya para un jugador que encontrará nueva competencia el próximo curso con la llegada de Cristian Ganea. El todavía futbolista del Viitorul rumano, fichado de cara a la próxima campaña como lateral izquierdo, presenta un perfil totalmente diferente al de Balenziaga, dada su capacidad para sumarse al ataque y generar peligro por su banda. Es en defensa, sin embargo, donde cuenta con un importante margen de mejora el jugador criado en Basauri, quien se exhibió la pasada semana con su equipo al marcar dos goles y dar una asistencia ante el CSU Craiova. Lo hizo, eso sí, como interior, posición que ha ocupado en dos de los tres últimos encuentros con su equipo y que ni mucho menos resulta desconocida para Ganea, quien ejercerá como nueva competencia para Balenziaga, lesionado por tercera vez en una campaña para olvidar.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120