campeón de Europa del peso welter

Kerman Lejarraga: “Fue una noche mágica en Miribilla, la mejor de mi vida”

Lejarraga fue un torbellino y su rival no pasó del segundo asalto. Nuevo cinturón para el de Morga, esta vez el de Europa. Bilbao sueña con Pacquiao o Matthysse

Una entrevista de Carlos Zárate - Lunes, 30 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Lejarraga fue un torbellino y su rival no pasó del segundo asalto

Lejarraga fue un torbellino y su rival no pasó del segundo asalto (Foto: Juan Lazkano)

Galería Noticia

Lejarraga fue un torbellino y su rival no pasó del segundo asalto

Bilbao- El Revólver,a sus 26 años, se coronó el sábado por la noche campeón de Europa de boxeo del peso welter al destrozar al británico Bradley Skeete por K.O. técnico en el segundo asalto ante 10.000 personas en una velada histórica en Miribilla. Un trabajo de demolición marca de la casa. Un derechazo que percutió en el rostro de un Skeete como un yunque. El inglés sintió sus entrañas removerse. Le cambió la cara. Sintió el miedo. Lejarraga desenfundó y su rival apenas duró 285 segundos más tras caer tres veces sobre la lona. Un espectáculo que parece no tener techo.

¿Esperaba un combate tan breve ante un rival que, a priori, presentaba una hoja de servicios que había que tener en cuenta?

-No, la verdad es que pensaba que iba a llegar a los doce asaltos, porque nunca nadie le había noqueado ni tirado a la lona. Fue un combate que se me hizo muy rápido, como un sueño cumplido.

Le salió la estrategia a la perfección.

-Lo que hemos trabajado salió, que es lo que importa. Al final, gracias a mi entrenador, Txutxi del Valle, y a toda la gente que me ha apoyado en el gimnasio salió para adelante. Es lo importante de escuchar a los que están en tu esquina.

El ambiente en Miribilla fue espectacular. La grada no le dejó de animar en ningún momento. Parecía una grada de un campo de fútbol.

-Es algo a lo que voy a estar agradecido toda la vida y que todavía no me lo creo. Tiro para adelante gracias a la afición.

Veladas llenas, apoyo incondicional... El boxeo está más vivo que nunca en Bilbao y en Bizkaia.

-Esto es buenísimo para el boxeo.

Suma una nueva muesca en ‘El Revólver’ y un paso más en su carrera pugilística. ¿Qué le espera a partir de ahora?

-Ahora, lo primero, descansar un par de semanas y comer como un cabrón. Luego, ya volveremos a los entrenamientos y lo que tenga que venir, vendrá, y lo cogeremos con muchas ganas.

Kerman Lejarraga, campeón de Europa. ¿Cómo le suena?

-Es un sueño cumplido, pero se lo debo todo a mi familia y a mi esquina. Si no hay alguien detrás no se puede lograr.

¿Ya lo ha asimilado?

-La verdad es que no. No me creo que haya ganado por K.O. Pensaba que iba a llegar a doce asaltos, que se me iba a complicar el combate contra Skeete, pero me ha salido bien la jugada.

Da un nuevo golpe de autoridad en su carrera como profesional.

-Sí, hay que tener en cuenta que Skeete tenía una derrota, pero hace unos años y por puntos;haberle podido noquear es una motivación extra.

Fue una velada para recordar.

-Sí, fue una noche mágica, la mejor de mi vida, un sueño cumplido. Gracias a la gente que me apoya tiramos para adelante con dos narices y ganamos. Pero no es una victoria solo mía, sino de todo mi equipo y mi gente. Por ellos es por los que yo sigo peleando.

La gente le quiere, es un ídolo.

-Yo soy una cara, pero detrás hay un equipo y siempre hay que tener en cuenta eso.

Ahora, ¿Pacquiao o Matthysse?

-Ahora pienso en comer. Mi prioridad es disfrutar de unas vacaciones con mi familia y tener los pies en el suelo. Me pondré a entrenar en un par de semanas y haré lo que Txutxi me mande.

En cuanto al combate, Skeete buscó imponer su envergadura, manteniéndole a distancia, pero no tuvo más remedio que sucumbir ante su pegada.

-Ya dije desde el primer momento que mi estilo no lo iba a cambiar. La gente dice que no soy técnico, pero con Txutxi trabajo muchísimo ese aspecto. Intentamos hacer ese trabajo y luego ponerlo a prueba en el cuadrilátero.

Al encajar las primeras manos, su contrincante se vino abajo.

-Tenía pensado ir de menos a más, hacer un trabajo de demolición, y al final fuimos con todo.

Olió sangre.

-Como un tiburón blanco. Olimos la sangre y fui a rematarlo.

En ese momento, el público se puso en pie. ¿Cómo lo vivió?

-No me lo creía. Cuando gané y vi a todo mi equipo encima del ring fue una pasada. Un sueño cumplido.

Se trata de una doble alegría porque Andoni Gago también se llevó el cinturón de la Unión Europea.

-Es mi hermano y mi ídolo. Empecé con él y ha sido quien ha levantado el boxeo en Bizkaia.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Otros deportes

ir a Otros deportes »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120