insisten en que “no es abuso, es violación”

Miles de voces siguen clamando justicia por el fallo de 'La Manada'

Una gran manifestación recorrió Iruñea para protestar por la sentencia contra ‘La Manada’

Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Protestas contra la sentencia de 'La Manada'VER VÍDEOReproducir img

(YOUTUBE - EFE)

Galería Noticia

Protestas contra la sentencia de 'La Manada'ReproducirNueva concentración en IruñeaReproducirLa manifestación partió del Palacio de Justicia, que estaba custodiado por la Policía Foral, y concluyó en la plaza del Castillo.Miles de personas se concentran en la Plaza Consistorial de Pamplona. EFE/Jesús DigesConcentración frente al Palacio de Justicia tras el fallo del caso de 'La Manada'.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Fiestas más seguras

Iruñea- Miles de personas volvieron a manifestarse ayer en la capital navarra para mostrar su rechazo a la sentencia que ha condenado a los cinco miembros de La Manada por un delito de abuso y no por agresión sexual y para expresar alto y claro su apoyo a la víctima.

“Tranquila hermana, aquí está tu manada”, “No es no, el resto es agresión”, “Si tocan a una respondemos todas”, “Los jueces, las leyes, también son cómplices”, “Vosotros machistas sois los terroristas” o “No es un caso aislado se llama patriarcado” fueron algunas de las consignas coreadas en la manifestación secundada por unas 32.000 personas según la Policía Municipal. La protesta, que dio continuidad a las de los dos días anteriores, estaba convocada por diversos colectivos feministas que mostraron una vez más su desacuerdo no solo con el actual Código Penal, sino también con la interpretación que hicieron los jueces y con el modelo patriarcal, que sitúan como el origen del problema.

La movilización partió del Palacio de Justicia de Nafarroa, que permanecía protegido por agentes de la Policía Foral tras los incidentes registrados el jueves, y estaba encabezada por una pancarta del Movimiento Feminista Vasco en la que se leía “no es abuso, es agresión: nosotras te creemos”. Unos metros más atrás una segunda pancarta con fondo negro, el color mayoritario entre las personas que se manifestaron, llevaba como lema “somos mujeres: no vamos a parar”.

También se coreó el grito de “No estamos todas, falta Nagore”, en recuerdo de la joven guipuzcoana asesinada en Iruñea también un 7 de julio, pero de 2008, por negarse a tener relaciones sexuales con el médico Diego Yllanes.

Antes de la manifestación, la parlamentaria foral Tere Sáez, miembro de Andrea-Lunes Lilas, afirmó que la sentencia “recoge bien los hechos pero luego no es capaz de llamar agresión sexual, lo que es”. Y añadió que en este caso “ha habido un problema de leyes y de jueces”, porque “la violencia sexual no se considera violencia machista”, hace falta “una ley específica que modifique el Código y que entienda lo que es la libertad sexual para las mujeres”, y además los jueces “tienen que formarse. No vale saber solo jurisprudencia, tienen que saber de igualdad y de género”.

Por su parte Uxua Álvarez, del Movimiento Feminista de Iruñea, dijo que la manifestación era la respuesta a la sentencia de La Manada, pero también “a la violencia patriarcal que sufrimos las mujeres”. “No hay que poner el foco solo en esta agresión porque esto pasa todos los días y se invisibiliza”. Añadió que en el caso concreto de La Manada se ha dictado una sentencia “intolerable”.

En TwitterJunto a las numerosas muestras de protesta por la sentencia, desde el viernes miles de mujeres de distintos ámbitos están contando en Twitter los casos de agresión sexual que han vivido, lo que ha convertido en tendencia mundial la etiqueta #cuéntalo, una iniciativa de la periodista Cristina Fallarás.

“He arrancado el día proponiendo el #cuéntalo porque creo que CASI TODAS hemos sufrido algún tipo de agresión sexual”, escribía el viernes Fallarás, horas después de la sentencia que ha suscitado movilizaciones de protesta en toda España.

Mujeres anónimas, pero también del ámbito público, entre ellas periodistas, escritoras y políticas se han sumado con sus historias o comentarios a la iniciativa. “Admiro la valentía de las que lo contáis sin tapujos. Yo solamente al recordar aquella historia en la que pude escapar de las fauces de aquel señor tan distinguido y reconocido (y reconocible) todavía siento angustia. Rabia, asco, impotencia”, señala la exsocialista Beatriz Talegón.

Por su parte, la periodista Elisa Beni aseguraba: “en doce horas he recibido mensajes de mujeres que me piden ayuda para denunciar el abuso de hombres poderosos, el incesto, los intentos de abuso laboral... Algo está pasando”. Y otras mujeres han utilizado la etiqueta #cuéntalo para denunciar casos de agresión sexual, así como situaciones de acoso y de miedo. - DEIA/Efe


Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120