Estatus ganado

Danel Elezkano avanza a las semifinales del Manomanista tras eliminar con una exhibición a Oinatz Bengoetxea, que acabó rendido ante su juego

Jokin Victoria de Lecea - Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Danel Elezkano celebra uno de los tantos ante Oinatz Bengoetxea.

Danel Elezkano celebra uno de los tantos ante Oinatz Bengoetxea. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Danel Elezkano celebra uno de los tantos ante Oinatz Bengoetxea.

Duración: 59:19 minutos de juego.

Saques: 2 de Elezkano II (tantos 7 y 14).

Faltas de saque: 1 de Bengoetxea VI y 1 de Elezkano II.

Pelotazos: 186 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 11 de Bengoetxea VI y 13 de Elezkano II.

Errores: 6 de Bengoetxea VI y 2 de Elezkano II.

Marcador: 1-4, 4-5, 5-8, 6-9, 7-9, 10-10, 11-10, 11-11, 12-11, 12-12, 13-17, 14-20, 14-21 y 14-22.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Rubén Beloki (con Bengoetxea VI) y Ander Elezkano (con su hermano, Danel).

Apuestas: Se cantaron posturas de salida de 100 a 60 a favor de Bengoetxea VI.

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final del Campeonato del Manomanista de Primera de la LEP.M disputado en el frontón Labrit de Iruñea. Buena entrada. En el primer partido, Laso-Imaz ganaron a Víctor-Larunbe (20-22). En el tercero, Urretabizkaia II venció a Peio Etxeberria (22-4).

Bilbao- Danel Elezkano es un manomanista hecho y derecho. Ganado a base de talento y también con muchas horas de trabajo. Un pelotari camaleónico capaz de sobrevivir a cualquier situación y avanzar en la disciplina más complicada del año sin tener una pegada fuera de lo normal y utilizando su habilidad en el juego de aire como principal arma. El zaratamoztarra consiguió el pase a las semifinales con su tercera exhibición consecutiva. Está con juego, con chispa, y ayer Oinatz Bengoetxea tuvo que conformarse con el papel de víctima. “Estoy satisfecho con lo que he hecho, pero Danel ha jugado una barbaridad”, exclamó. Rendido ante un manista que va a más y que ya está entre los cuatro mejores. El leitzarra solo aguantó hasta el primer descanso. El vizcaino no bajó el nivel en ningún momento. Acertado en el remate, dañino con el saque y conviviendo con el error lo menos posible. Partido de matrícula, partido que vale para derrotar al campeón.

El choque se vivió a un partido frenético. La pelota apenas descansó en el suelo y el juego de aire fue monopolio. Ninguno de los dos manistas quiso tampoco cambiar el ritmo. Siempre quisieron más. Al ataque sin cuartel. Sin negarse a fajarse en el cuerpo a cuerpo. Cada defensa se convirtió en contraataque y hasta el más pequeño despiste fue castigado. En esta situación creció más la figura de Elezkano. En la locura, el zaratamoztarra estuvo acertadísimo. No le atropelló la tremenda velocidad en ningún momento y apenas cometió errores. Fue una de las claves de la victoria. Bengoetxea también buscó remates arriesgados, pero besó demasiadas veces el colchón inferior. A centímetros del acierto. Pequeños detalles que abrieron un abismo decisivo.

Tres voleas en el primer tanto. Así arrancó el partido Elezkano. Declaración de intenciones. El descanso no estuvo permitido desde el primer momento y Bengoetxea fue pillado con el pie cambiado en el inicio. El zaratamoztarra se fue hasta el 0-4 inicial. Dominó con su volea y el golpe le salió muy natural, abriendo huecos constantemente. Aunque el leitzarra es un escapista. Tiene un sinfín de trucos en la chistera. Si no funciona uno, saca el siguiente. Oinatz empezó a enredar a Elezkano con el disparo inicial. Cada saque era diferente y aunque casualmente solo el vizcaino sumó tantos directos de esta manera, consiguió dominar en muchas ocasiones.

Bengoetxea igualó el partido y ahí empezó el intercambió de golpes. Duros tantos y defensas espartanas para hacer levantarse de sus asientos al Labrit. Cada jugada tuvo una exigencia máxima, no estar a la altura conllevó un castigo del adversario. El duelo llegó igualado hasta el primer descanso (12-11), pero a partir de ahí Bengoetxea erró más de lo normal y Elezkano se marchó. Los fallos del leitzarra no fueron por mal juego, trató de arriesgar para tratar de sobreponerse a un duelo que cada vez tenía más color azul y no salió bien la jugada. El zaratamoztarra no se puso nervioso ante su gran oportunidad y logró el triunfo por 14-22.

Manomanista de SegundaAsimismo, en el partido que cerró el festival, Beñat Urretabizkaia impuso su buen estado de forma y logró el pase a las semifinales del Manomanista de Segunda con una contundente victoria. El zaguero de Ikaztegieta aprovechó su mayor pegada ante Peio Etxeberria y controló el partido desde el principio hasta el final para llevarse la victoria por 22-4.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120