Sucesores de ‘Antón, El de los Cantares’

Escritores encartados presentan sus obras en la feria del libro con la vista puesta en el bicentenario de Trueba

Un reportaje de Elixane Castresana - Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Asoc. Alén y Valentín Ibarra, Pikizu y Txomin Etxebarria. Fotos: E. C.

Asoc. Alén y Valentín Ibarra, Pikizu y Txomin Etxebarria. Fotos: E. C.

Galería Noticia

Asoc. Alén y Valentín Ibarra, Pikizu y Txomin Etxebarria. Fotos: E. C.

EN una fotografía en blanco y negro se aprecia el caserío del barrio de Montellano todavía en pie y a la derecha de la imagen dos personas. Una de ellas “es el compositor francés Maurice Ravel, que quiso conocer el lugar donde había nacido Trueba el 24 de diciembre de 1819”, detalló Patxi Amigo, de la asociación cultural Gurguxa de Galdames que reivindica el legado del escritor conocido como Antón el de los Cantares. Pronto se cumplirán dos siglos desde que viniera al mundo uno de los primeros embajadores de Enkarterri, que plasmó en sus obras tradiciones, sociedad, personajes y leyendas de la época. Todo un referente para sus herederos del siglo XXI, los escritores e investigadores congregados en la tercera feria del libro encartado, que acoge el frontón de Mercadillo, en Sopuerta.

En la asociación Gurguxa “ya estamos inmersos en la organización de los actos que conmemorarán el bicentenario de su nacimiento”, aunque se reservan los detalles hasta perfilar la programación al completo. Les gustaría reconstruir el caserío del que se conserva solo la estructura que consolidó hace tres años un cantero de Galdames. Así lo trasladaron a la Diputación Foral de Bizkaia en una petición rubricada por numerosos colectivos culturales de Enkarterri. Pese al renombre de Trueba, en cuyo honor se erigió una estatua en Jardines de Albia, “hay aspectos de su vida que no terminan de estar claros”, como “el motivo que llevó a su madre, que vivía en Sopuerta, a desplazarse a Montellano para dar a luz”, señaló Patxi Amigo junto al panel de imágenes que se expone en la feria del libro. Instantáneas que reflejan también la sepultura de Trueba en la iglesia de San Vicente de Abando, en Bilbao, “a la que iba destinado el monolito que preside los restos de su caserío natal”, y las actividades que tuvieron lugar hace cuatro años con motivo del 125 aniversario de su fallecimiento. Además, el verano pasado Montellano acogió un campo de trabajo en el que veinte jóvenes de todo el Estado se acercaron al escritor, poeta y cronista.

El encuentro literario y cultural continúa hoy con conferencias entre las 11.00 y las 18.30 horas y una comida popular

Son muchos los que reivindican su legado a la vez que continúan la senda que Trueba inició en publicaciones con Enkarterri y sus municipios como hilo conductor. Así, Alén ha editado “16 ejemplares, uno por año” de la revista en la que hacen balance de sus iniciativas y publican artículos relacionados con historia, patrimonio o medio ambiente, según explicó Koldo Dalmau, uno de los componentes de esta asociación cultural de Sopuerta. Desde 2002 han escrito sobre antiguos oficios, el ferrocarril minero, las ferrerías, el paso del lehendakari Aguirre por la localidad, el origen de las Juntas de Abellaneda, la arraigada disciplina deportiva del pasabolo, el Sopuerta Sport de fútbol, el grupo de danzas Urreztieta, rutas de senderismo o la vida del pintor Ismael Fidalgo. El próximo 26 de mayo celebrarán la décima edición del concurso de guisado minero, en el que se cocinará el plato que formaba parte habitual de la dieta de los trabajadores de las explotaciones.

Algunos temas abordados coinciden con los del último libro de Javier de la Colina. Exalcalde de Sopuerta y farmacéutico, ha recopilado en textos resumidos sus investigaciones, desde “una de la calzada romana fechada en 1973 a la que salió el año pasado sobre la Guerra Civil”. Una carta enviada al Ayuntamiento desde el otro lado del océano Atlántico le dio pie a rebuscar en la biografía de Francisco de Garay, el explorador que coincidió con Cristóbal Colón en una de sus travesías al nuevo mundo y sus pesquisas sobre el también soportano Paco Cepeda, “el primer ciclista muerto en una etapa del Tour, en 1935”, le depararon un encuentro inesperado. “Hará un par de años me llamaron desde la oficina de turismo porque se presentó un inglés que, al escuchar en Francia que Cepeda había nacido en Sopuerta vino aquí para saber más sobre él”, rememoró Javier de la Colina, que durante su mandato instauró la marcha en honor del ciclista que sigue celebrándose.

A la feria del libro organizada por la asociación Lemuria le queda el día de hoy. Habrá conferencias de forma ininterrumpida entre las 11.00 y las 18.30 horas antes del acto final de cierre, así como una comida popular a base de alubias con sacramentos y fruta.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120