El sentir de un barrio

Un reportaje de Joana Pérez - Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 10:13h

Deia Hmenedik sarial

El Club Deportivo Otxartabe es uno de los orgullos de Tendel ya que aglutina a 250 chicos y chicas del barrio. Fotos: Asociación Tendel

Galería Noticia

Deia Hmenedik sarial

LA vida en un barrio permite conocer de cerca qué les ocurre a los vecinos, qué necesidades tienen o que expectativas esperan cumplir. Y todo ese se recoge en el paraguas que ofrece la Asociación Tendel de Otxarkoaga. “Empezamos a través del grupo eskaut Goizalde en el ámbito de ocio y tiempo libre. Pero vimos la necesidad de trabajar en el barrio con una apuesta más profesional con diferentes modelos y dinámicas”, explica Álvaro Pérez, coordinador de la entidad bilbaina.

De la mano de Kerman Olivan, uno de los impulsores de este proyecto, el ocio y el tiempo libre siguió siendo uno de los ejes de Tendel pero pusieron la mirada en otros ámbitos y diseñaron propuestas para dar respuesta a otras necesidades. “A través de Otxargainean, cubrimos apoyos educativos y empezamos a acoger a las familias porque trabajar solo con los niños se quedaba cojo”, relata Álvaro, quien reconoce que uno de los problemas es que “las madres son muy jóvenes” y por ello se “intenta dotar de herramientas a los niños tanto en ocio como en educación y a la madre con la crianza”.

Y, precisamente, estas madres son las que reciben, a través de un proyecto, “orientación y formación porque no tienen estudios”. “Muchas de ellas son niñas de RGI y su vida, a veces, es cobrar la ayuda. Queremos explicar que hay un mundo más allá de esa ayuda”, señala el coordinador de Tendel para quien el objetivo es “no cronificar la RGI”.

Ese acompañamiento se traslada también a los centros educativos público del barrio así como al Centro Formativo Otxarkoaga. En las aulas de este último estudian unos cuarenta jóvenes Menas (menores no acompañados de origen magrebí) a los que se les intenta dar una cobertura cuando finalizan su jornada escolar. “Están en pisos tutelados por la Diputación en diferentes localidades de Bizkaia. Pero desde que salen de clase hasta que regresan a casa hay varias horas y nosotros les damos una respuesta”, precisa Álvaro. Ese apoyo continúa al cumplir la mayoría de edad gracias a seis pisos de Viviendas Municipales en los que “pueden estar un máximo de dos años”, tiempo en el que se les intenta “facilitar documentación a quien no la tiene e incorporarles al mercado laboral” para que puedan desarrollar un proyecto de vida como el resto de la ciudadanía y vivir por su cuenta.

Una de las personas que refleja el éxito del trabajo de Tendel es Moussine El Hadadi. “Fue un antiguo Mena. Se formó con nosotros y ahora es el encargado de llevar el proyecto deportivo”, cuenta Álvaro. La actividad deportiva se ha convertido en todo un estandarte de la entidad. El CD Otxartabe aglutina “a 250 chicos y chicas del barrio en 17 equipos. Ahora mismo somos el club más potente de Bizkaia en fútbol sala. Y somos todos del barrio”. Y ese orgullo de barrio define la filosofía de vida de Tendel: “Trabajamos por y para el barrio desde el barrio”.

El deporte les sitúa en el mapa con el fútbol sala pero también con el gimnasio que han inaugurado hace poco “con el beneficio que han obtenido de los proyectos que gestionan”. Ese ocio tiene también espacio en las ondas, a través de Tular Irratia, con “programas de poesía, historia o magazines deportivos”. Una cobertura de 24 horas para un barrio lleno de movimiento.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120