kostaldea

Gernika recuerda las huellas del bombardeo

La localidad foral rememora la barbarie acontecida hace 81 años inaugurando una nueva ruta histórica

Aritz Erdaide - Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Supervivientes del bombardeo y representantes institucionales inauguraron la nueva ruta histórica.

Supervivientes del bombardeo y representantes institucionales inauguraron la nueva ruta histórica. (A.Erdaide)

Galería Noticia

Supervivientes del bombardeo y representantes institucionales inauguraron la nueva ruta histórica.

Gernika-Lumo- Eran las 15.45 del 26 de abril de 1937. Aviones de la Luftwaffe alemana se adentraron en la localidad foral un lunes de mercado, día señalado, bombardeando y arrasando con todo lo que encontraron a su paso. Apenas dejaron piedra sobre piedra en un ataque que duró cerca de cuatro horas, con cientos de víctimas y una localidad sumida en el horror. Un relato conocido, descrito y publicado cientos de veces, pero que no por ello pierde un ápice de emoción, sobre todo cuando es escuchado de boca de los supervivientes que aún pueden contarlo.

Gernika-Lumo recordó ayer el 81 aniversario de su bombardeo durante todo el día con una infinidad de actos, algunos tradicionales como la misa en el cementerio de Zallo en honor a las víctimas de la masacre con la presencia de distintos cargos públicos o la entrega de los premios Gernika por la Paz y la Reconciliación, que en esta edición fueron a parar a manos de la periodista Helena Maleno y el músico Daniel Barenboim. Pero ademas de ello, este año la señalada fecha fue aprovechada para la inauguración del Itinerario de la Memoria, consistente en un recorrido por los 11 puntos más significativos del bombardeo, jalonado con varios testimonios de supervivientes y fotografías. Al acto de presentación acudieron el alcalde de la villa, José María Gorroño;la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos (Gogora), Aintzane Ezenarro;el historiador Xabier Irujo y seis supervivientes de la barbarie.

La iniciativa es considerada como “pionera en Euskadi”, ya que más que relatar una versión de lo sucedido, el itinerario recurre al testimonio de aquellos que pudieron contemplar el horror con sus propios ojos. “Este es un proyecto importante. En esta vida para seguir hacia delante lo primero que debemos hacer es escuchar a nuestros antepasados y es lo que hemos hecho con estos paneles”, relataba Xabier Irujo. La directora de Gogora también quiso remarcar que “esta iniciativa aúna tres caminos: la investigación histórica, los testimonios de los supervivientes y la posibilidad mediante QR de ver cómo era Gernika-Lumo antes del bombardeo”. Una ruta, en definitiva, que permitirá tanto al visitante como a los propios gernikarras conocer más en profundidad la indeleble huella histórica, mediante 11 localizaciones fácilmente visitables en un paseo cercano a una hora.

Tras la inauguración de la ruta, se procedió a la entrega de los premios Gernika por la Paz y la Reconciliación, en la que fueron galardonados el músico argentino-israelí Daniel Barenboim y la defensora de los derechos humanos Helena Maleno. Barenboim, que no pudo acudir a Gernika-Lumo por encontrarse en Berlín en la inauguración de una sala diseñada por el arquitecto Frank Gehry, rehusó enviar a nadie en su lugar y se comprometió a visitar personalmente la villa para recoger el galardón en cuanto se lo permita su agenda. El acto de entrega tuvo lugar en el Lizeo Antzokia, con la presencia de distintos cargos públicos llegados desde distintos puntos del planeta, algunos de ellos muy unidos a la localidad como el alcalde de la ciudad alemana de Pforzheim, Andreas Schulze, representantes de Dresde, Boise o el gobierno colombiano y supervivientes del ataque aéreo, entre otros.

Por la tarde, las mismas sirenas antiaéreas que sonaron el 26 de abril de 1937 volvieron a retumbar a la misma hora que comenzó la masacre acompañadas de las campanas de las distintas iglesias de la localidad. Tras ello, el cementerio de Zallo acogió la misa por las víctimas del bombardeo oficiada por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, en un acto lleno de emoción, donde los representantes políticos e institucionales ofrecieron distintos ramos de flores ante la capilla ubicada en el lugar, con el tañido de fondo de la campana que se recuperó de la antigua iglesia de San Juan, destruida durante la barbarie.

La jornada tuvo como colofón la marcha silenciosa de las velas que terminó ante el ayuntamiento, en una jornada histórica para los gernikarras en particular y los vascos en general. Una cita que dejó a las claras que lo sucedido hace 81 años nunca será olvidado y el recuerdo de los que lo presenciaron sigue más vivo que nunca actualmente.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Kostaldea

ir a Kostaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120