informe de Save the Children

Eliminar la concentración del alumnado vulnerable mejoraría el nivel en PISA

Save the Children asegura que una distribución equilibrada del alumnado con perfil socioeconómico bajo entre la pública y la concertada elevaría un 23% las probabilidades de pasar curso

I. Alonso - Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Un grupo de escolares de Urretxu y Zumarraga muestra sus bocadillos.

Un grupo de escolares de Urretxu y Zumarraga muestra sus bocadillos.

Galería Noticia

Un grupo de escolares de Urretxu y Zumarraga muestra sus bocadillos.

Bilbao- Save the Children presentó ayer en Bilbao el informe Mézclate conmigo. De la segregación socioeconómica a la educación inclusiva, cuya principal conclusión, según la portavoz de la ONG, Eva Silván, es que la eliminación de la “segregación” escolar en Euskadi “supondría una mejora sustancial, no solo para los y las niñas que sufren segregación, sino también en los resultados y eficacia del sistema educativo y para el conjunto de la sociedad vasca.”

Según la ONG, si se eliminase la concentración de alumnado vulnerable de ciertos colegios, los resultados del alumnado vasco en ciencias aumentarían treinta puntos en el Informe PISA, crecería un 23% la posibilidad de pasar de curso y se elevarían significativamente las expectativas de cursar estudios universitarios.

La organización realiza en su informe un exhaustivo análisis sobre la concentración del alumnado con un perfil socioeconómico bajo, destripa sus causas y propone medidas para atajar un fenómeno que, lejos de remitir, ha crecido en Euskadi un 10% desde 2012. El informe deja varios grandes titulares. En la actualidad dos de cada cinco estudiantes van a colegios con concentración de alumnado vulnerable y Euskadi es la cuarta comunidad autónoma con el índice de segregación más alto, solo por detrás de Madrid, Catalunya y La Rioja. La situación vasca sería comparable con la de centros educativos de Países Bajos, Reino Unido, Dinamarca o Malta.

Uno de los aspectos más reveladores del informe guarda relación con la naturaleza de lo que la ONG dice que son “centros guetos”, aquellos que tienen un porcentaje de alumnado desfavorecido por encima del 50%. Save the Children sostiene que “la concentración de alumnado con perfil socioeconómico bajo en Euskadi es mayor que en España”. Y es que, en Euskadi los “centros gueto” escolarizan de media un 68,8% de alumnado de perfil socioeconómico bajo, mientras que en el Estado el porcentaje baja quince puntos hasta el 53,7%.

Respecto a la titularidad de los centros con mayor concentración no se observa variación alguna, nueve de cada diez guetos pertenecen a la red pública. “Si tenemos en cuenta que el 48% del total del alumnado está escolarizado en centros concertados podemos hacernos una idea de la falta de corresponsabilidad de esta red en su labor de contribuir a la igualdad de oportunidades y a la equidad educativa”, afirma Save the Children. El informe constata la mayor presencia de alumnado de origen migrante de primera o segunda generación en estos colegios, el 40%.

Esta concentración lleva aparejadas necesidades de apoyo lingüístico y necesidades educativas especiales. Y más en un sistema plurilingüe, como el vasco. Sin embargo, añade también “la poca disponibilidad de recursos y la huida de profesorado más cualificado a otro tipo de centros con menor grado de complejidad”, denuncia la ONG. Como consecuencia, el 60% de este alumnado repite, saca peores notas y sus posibilidades de acceder a la universidad se reducen al 30% frente al 73% del alumnado no segregado. Además de la barrera de las cuotas que cobran los colegios concertados y el sistema de modelos, que favorece la concentración en el modelo A, la ONG denuncia una práctica que se ha convertido en habitual en la red concertada en el ciclo de 0 a 2 años y que actúa como un muro para la gente con menos recursos. En Euskadi hay algunas plazas privadas en centros que tienen concierto público y quienes van a ellas tienen prioridad en la matriculación en ese centro hasta los 18 años. Esta política funciona en la práctica como un filtro económico que favorece la concentración de estudiantes de clase media o media alta, ya que pertenecen a familias que sí pueden hacer frente a la matrícula de la guardería.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, reconoció que las altas concentraciones de alumnado de origen extranjero en los colegios públicos “no es un tema baladí” para lo cual su Departamento adoptó medidas para dar solución a una “situación compleja que excede del ámbito educativo”. Entre ellas, destacan la revisión de los criterios de las comisiones de escolarización y la homogeneización de los mismos en los tres territorios. Educación reserva el 10% de incremento del ratio en las aulas para atender las necesidades del alumnado de incorporación tardía y ha eliminado los puntos que concedían los centros concertados de forma discrecional en las matrículas. Además acaba de aprobar el II Plan de Educación Inclusiva.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120