DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
derbi en anoeta

Derbi oportuno para los dos

El Athletic afronta en completa soledad y con sus obligaciones intactas la visita a una Real con ganas

José L. Artetxe - Miércoles, 25 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Iñaki Williams celebra su gol.

Iñaki Williams celebra un gol. (EFE)

Galería Noticia

Iñaki Williams celebra su gol.

bilbao- Una vez perdido el hilo de Europa, que aunque parezca increíble tuvo en la mano antes del doble fiasco ante Deportivo y Levante, cuesta mucho hablar del futuro a corto plazo del Athletic. Pocas ganas quedan de buscar alicientes en las cuatro jornadas previas a la bajada de persiana, las decepciones han sepultado cualquier atisbo de ilusión. Aparte de que moralmente no sea ajeno a la obligación de intentar el triunfo siempre que juega, visto desde fuera el Athletic aparece hoy como un grupo anodino, incapacitado para competir con las mínimas garantías. Y a partir de esta premisa, nadie en su sano juicio debería esperar alegrías en la despedida de la temporada.

Sin embargo, conviene recordar que el equipo que se pierde como un niño entre las paredes de San Mamés es el mismo al que le da por lucirse en los viajes, provocando el desconcierto total en su alicaída parroquia. Semejante dualidad puede o no plasmarse en el último mes, cómo saberlo. Con su comportamiento extremo, el Athletic se ha erigido en el paradigma de lo impredecible en el fútbol, saltándose las pocas normas que rigen una disciplina que de por sí suele coquetear con la sorpresa.

En fin, que la tropa de Ziganda ha extraviado el punto medio, el equilibrio, el concepto de regularidad. Lo suyo es un misterio. Pero misterio sin atractivo, como los que se van encadenando en el rezo del rosario. Misterio que no seduce porque la balanza está muy escorada por culpa de los malos partidos, que pesan cual plomo por su elevado número y su deficiente calidad. La gente se ha cansado (y enfadado también) después de asistir a ni se sabe cuántos amagos de reacción, así que lo peor quizá sea la indiferencia que se palpa en el entorno.

Las entradas que se registran en San Mamés son significativas a este respecto. Tampoco habrá bufandas rojiblancas este sábado en Anoeta. Hace años ya que se trata de un desplazamiento minoritario y además, en esta oportunidad se añade un problema objetivo de espacio por obras. El Athletic estará prácticamente solo durante las dos horas del derbi frente a un conjunto de similar fiabilidad, pero ansioso por resarcir a los suyos abriendo más hueco en la tabla y, de paso, consolidando su candidatura a mejor equipo vasco de la categoría. La verdad, es curiosa la foto de los cuatro en la clasificación, uno detrás del otro, en un pañuelo de tres puntos, descartados para el premio y para el castigo en el reparto final.

Está por ver si los alicientes que inspirarán a la Real obtienen plasmación o si, por el contrario, presenciamos otra demostración de que el Athletic ha aprendido a manejar los resortes que le permiten burlar pronósticos adversos. Según la tabla, el valor de los tres puntos en juego asoma relativo, aunque no lo sea en absoluto para aquellos que se vistan de corto. Ellos saben que es un duelo oficial y de rivalidad, que quienes estén pendientes, incluso los que se coloquen ante la pantalla por pura inercia o miren de reojo, agradecerían que les endulzasen la sobremesa sabatina.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120