Gogoan - En el recuerdo

El fundador que nunca vendió al Zornotza ni sus colores al franquismo

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ LAUZIRIKA EXDIRECTOR DE LA PRIMERA SUCURSAL DE LA CAJA DE AHORROS MUNICIPAL DE BILBAO EN AMOREBIETA-ETXANO

Iban Gorriti - Martes, 24 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Josean López, ‘Carro’, a la derecha, junto a Joxe Etxebarria, actual presidente del club de baloncesto de Zornotza.Foto: Borja Guerrero

Josean López, ‘Carro’, a la derecha, junto a Joxe Etxebarria, actual presidente del club de baloncesto de Zornotza.Foto: Borja Guerrero

Galería Noticia

Josean López, ‘Carro’, a la derecha, junto a Joxe Etxebarria, actual presidente del club de baloncesto de Zornotza.Foto: Borja Guerrero

Bilbao- El santuario del Carmen de Amorebieta-Etxano acogió ayer los funerales por José Antonio López Lauzirika, fallecido el sábado a los 83 años. Conocido con el sobrenombre de Carroña o simplemente Carro, fue cofundador del Zornotza Saskibaloi Taldea en 1959. Asimismo, exjugador y expresidente del club verde. López nació el 31 de octubre de 1934 en un caserío que hoy ya no existe y que se levantaba en Nafarroa. La hija mayor del fallecido narra una curiosidad al respecto: “Aita siempre nos repetía que él no era de Amorebieta, que era de Etxano, porque su caserío entonces pertenecía a Etxano”.

Dos años después, estalló la Guerra Civil y el núcleo familiar se vio totalmente roto. Y no solo porque su padre Bernardo López se alistó de gudari, sino porque los franquistas en 1938 internaron a su madre Gloria Lauzirika, panadera, tres años en la cárcel de mujeres de Saturraran por abertzale, según datos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Por todo ello, la familia condujo a Josean a la casa de una tía en Erandio. Allí permaneció seis años. Cuando la madre del ya jovenzuelo salió de la cárcel, el pequeño no reconoció a su progenitora. “Fue a darle un beso y él se apartó. Gloria guardó esa pena siempre en su recuerdo”, lamenta Aintzane. En la posguerra, Gloria abrió un bar a su nombre. Allí crecería Josean hasta matricularse en Económicas en Bilbao, villa en la que se convirtió en un apasionado del baloncesto. Pero sus estudios no concluyeron ahí. López viajó a París, donde seguía acumulando conocimientos y, al mismo tiempo, trabajaba.

En 1959, quiso cumplir un sueño en su pueblo y fundó junto a unos amigos lo que hoy es el Zornotza Saskibaloi Taldea

A su nuevo retorno a Amorebieta-Etxano, comenzó a trabajar en Tolsan y, a continuación, en la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao. Él inauguró la sucursal en el municipio como primer director. Con el tiempo, fue destinado a la central de Bilbao y, también, acabaría trabajando en la de Galdakao, hasta prejubilarse aquel que se casó con la también zornotzarra Karmele González Zarandona. El matrimonio dio a Euskadi tres hijos: Aintzane, Irene e Igor.

En 1959, quiso cumplir un sueño en su pueblo y fundó junto a unos amigos el Zornotza Saskibaloi Taldea. Se propuso que debían vestir los colores de la ikurriña en su indumentaria. “Mi padre era el único que sabía algo de baloncesto entonces en el pueblo y él mismo les decían al resto cómo debían jugar o qué hacer”, sonríe Aintzane. Entrenaban en Larrea, mismo lugar donde ayer se le rindió la despedida religiosa. El presidente actual de la entidad deportiva, Joxe Etxebarria, aporta una anécdota al respecto. “Durante el franquismo, algunos alcaldes intentaron cambiar el club. No veían bien que tuviera nombre en euskera y los colores de la equipación. Era un tiempo en el que no había dinero y ellos le venían con dinero para cambiarlo, a lo que Josean siempre se salió con la suya”, reconoce Etxebarria. La familia recuerda que la persona que le ayudó mucho en todo fue Iñaki Renteria, hijo del famoso pintor Enrique Renteria. “Da la casualidad, de que la familia de Iñaki tenía un bar, el León, pared con pared con el de Gloria, por lo que crecieron desde niños juntos, como hermanos”, apostilla Aintzane.

gran pérdidaAl tener conocimiento de su pérdida humana, numerosas personas han dado su pésame a la familia y han reconocido la labor de López. Consultado al respecto el alcalde de Amorebieta-Etxano, Andoni Agirrebeitia, el regidor jeltzale recordará siempre a su amigo como “gran persona afable, trabajadora e innovadora. Su contribución al municipio es incuestionable y allí donde esté, eskerrik asko, Josean”, estima. El entrenador del primer equipo, el durangarra Mikel Garitaonandia, también aplaude la labor del histórico miembro del Zornotza. “Es una gran pérdida para el club. Fundador, socio número 1 y responsable principal de la tremenda afición que se ha despertado en Amorebieta por el baloncesto. Era una persona entrañable, siempre cercana y de baloncesto a quien esta tarde -por la de ayer- el club con el primer equipo a la cabeza daremos un último agur en la iglesia de Larrea”, contribuye.

Quienes le conocieron coinciden en señalar las palabras de su hija Aintzane que le definen como un hombre “extrovertido total”, “vacilón”, “un juergas”. “Mi padre tenía 83 años y vividos 153. Mira lo que me decía un muy buen amigo: Se nos ha ido el perejil de todas las salsas”.

Joxe lamenta que Josean, a su edad ya, sufriera con el club. “Cuando había algún momento malo, él lo pasaba muy mal”, evoca y tira un último triple: “Perdemos al que lo fue todo en los tiempos más difíciles: los de la fundación y el franquismo. Él ha sido quien ha mantenido la esencia del club: su nombre y sus colores. Le debemos mucho. Puso incluso dinero para pagar comidas a sus jugadores... Ahora trabajamos mucho, pero los tiempos son más fáciles. Siempre será un orgullo para el club”.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120