La otra mirada

La verdad y la víctima

Por Nekane Lauzirika - Lunes, 23 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

LOjusto es solo lo que interesa al más fuerte” argüía Trasímaco. Lo tildaron de sofista. Como flor primaveral me llega la carta de Hacienda con mi striptease fiscal anual. Reordeno papeles, ingresos, gastos, deducciones por hijos, hipoteca, donaciones a ONG… Y he aquí mi sobresalto, porque exaltar la figura del dictador (¿me denunciará la fiscalía por tildarlo de tal) Francisco Franco donando dinero a su fundación desgrava, ¡también en Bizkaia! “Fue la solución a todos los problemas de España”, y lo sigue siendo para sus muchos acólitos, defensores sin complejos de las soluciones finales. Fusilados, cunetas-cementerios, condenados a trabajos forzados y/o a larguísimas penas de cárcel, multados arbitrariamente, torturados, esquilmados, expoliados y embargadas sus propiedades, arruinados y vituperados en público y privado… no importa, una amnistía bien negociada a la baja todo lo lava. Ni pena, ni perdón ni reconocer daño ni muchísimo menos repararlo, porque no hubo delito, aquí, borbón y cuenta nueva.

Gernika-26 de abril nos traerá el recuerdo amargo del ensañamiento contra personas civiles indefensas como ensayo real de lo que años después se ha convertido en la cotidianeidad de las guerras. Menos conocido que el de Gernika, el 31 de marzo recordamos el aniversario de la vesania del bombardeo de Durango contra su población civil por parte de milicias fascistas italianas bajo mando franquista. A pesar de tener familiares y conocidos que habían vivido y sufrido ambos en sus carnes, hube de soportar en mis clases de Historia las inverosímiles explicaciones de ignorantes adoctrinados;porque como decía George Orwell, autor de “1984”, sobre esta guerra que vivió en vivo y en directo, “la historia no se escribe desde el punto de vista de lo que ocurrió, sino desde lo que tenía que haber ocurrido según las directrices partidarias del vencedor”. El primer caído en combate es siempre la verdad. Una y otra vez, los hijos putativos del franquismo-ONG que desgrava impiden que se trate en el senado el bombardeo de Gernika, porque según la pp-senadora Cristina Ayala “es un asunto tratado parcialmente”. “Mezquinos, revanchistas, sectarios”, motejan a quienes reclaman memoria y reconocimiento, no como ellos siempre auto-imparciales de pro. Leo el comunicado de ETA y espero un definitivo carpetazo a su disruptiva irrupción en nuestra historia. Como un solo asesinato es ya una bárbara demasía, mi alegría cuando alguien deja de matar es patente, y si además pide perdón y lamenta el daño que ha generado, mejor. Por eso me sorprende el rasgado de vestiduras de quienes exigen al otro siempre un paso más, que además de penar su delito se muestren con ceniza y capirote público inquisitorial cual Miel Otxin redivivo. Ayer publicaron la pastoral de los obispos vascos criticando y, a mi entender ninguneando dolosamente, el hecho que ETA deje de matar y pida perdón reconociendo el daño causado. ¿Pedirían a sus jefes curiales algo pastoralmente similar sobre bendiciones a cañones y Noches de San Bartolomé? Evidentemente Trasímaco estaba más cercano a la realidad del pueblo que la verdad platónica.


nlauzirika@deia.com @nekanelauzirika

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120