abre un taller de reparación de instrumentos

‘Garlopa’, el doctor de las guitarras

El guitarrista Antonio Rodríguez ha abierto un taller de reparación de instrumentos

Fue parte de Eskorbuto durante años, ahora diseña las guitarras para nuevos talentos

Miguel A. Pardo - Lunes, 23 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

El músico santurtziarra, en el taller de instrumentos que ha montado.

El músico santurtziarra, en el taller de instrumentos que ha montado. (M.A. Pardo)

Galería Noticia

El músico santurtziarra, en el taller de instrumentos que ha montado.


Santurtzi- En la vida hay quien cree en los flechazos, en los amores a primera vista. Antonio Rodríguez, Garlopa, es de esos que ama esa sensación de haber logrado encontrar aquello que le apasiona en la primera toma de contacto. Y es que este santurtziarra lo ha vivido. Lo ha sentido. Le ocurrió la primera vez que vio una guitarra siendo tan solo un niño, aquel instrumento musical era de un vecino pero, sin duda, marcó su vida. “La primera vez que vi una guitarra, me quedé impresionado. Era de un vecino y, al final, como él no la tocaba, me la regaló”, recuerda Antonio.

Sin saberlo, ese instante supondría un giro en su vida. Y es que Antonio es un músico experimentado. A lo largo de su trayectoria ha tocado en grupos como Éxodo, Passion... Y Eskorbuto. Él fue uno de los guitarristas de la banda en la andadura de Eskorbuto tras la muerte de Iosu Expósito y Juanma Suárez. “Me pidió Pako que participase en el proyecto. En su habitación había muchísimas cartas que le animaban a seguir con Eskorbuto... Y acepté. Fue impresionante aquella etapa y todo lo que generaba Eskorbuto”, rememora Garlopa. Ahora, él es el encargado de poner a punto los instrumentos de los músicos santurtziarras que busquen disfrutar o, incluso, hacerse un hueco en el panorama musical.

Pero este flechazo no solo le llevó a tocar la guitarra en varios grupos, sino que también le hizo interesarse por las tripas de este instrumento, hasta el punto de empezar a crearlos y repararlos. “No soy lutier porque no he estudiado para ello. Soy un autodidacta que le ha metido muchas horas a investigar, a conocer las guitarras”, apunta. Tras muchos años de trabajo, ahora ha logrado convertir su pasión en profesión. Hace dos meses y medio creó el taller de reparación y creación de instrumentos Garlopa en Santurtzi. El nombre de su negocio es una clara referencia a sus orígenes, puesto que este hombre ha trabajado como carpintero desde los 14 años. “Garlopa es el cepillo que los carpinteros utilizamos para alisar superficies de madera. Yo la utilizaba mucho en mis comienzos y, desde los 17 años, la gente me llama así, Garlopa. Por eso he bautizado así al taller”, indica Antonio quien, actualmente, toca con el grupo Kota.

El haber sido carpintero durante tantos años le sirve también a día de hoy en su labor como creador y reparador de instrumentos. “Conoces la madera, sus cualidades, su forma de tratarla... Claro que me ha ayudado haber sido primero carpintero durante tantos años”, explica Garlopa. Durante mucho tiempo, este santurtziarra compatibilizó su oficio con la afición de crear sus propios instrumentos y arreglar, sobre todo, las guitarras maltrechas aunque, evidentemente, también repara otros instrumentos de cuerda.

“Ha habido veces que he tenido en casa hasta quince instrumentos para arreglar. Mis amigos me decían que tenía que montar un negocio y, al final, he dado el paso”, reconoce. Un paso que ha dado a punto de cumplir los 57 años. “Era el momento porque es cuando más experiencia tengo y cuando más capacitado me veo. Era algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer”, apunta Antonio en su local. Allí descansan dos guitarras muy especiales para él, las dos con las que toca en su grupo y que están hechas por él. “Al principio, vendía las guitarras que hacía, he perdido la cuenta de las que he podido crear”, asegura. Su especialidad son las eléctricas, aunque también ha hecho un par de guitarras acústicas y su próximo reto es hacer una clásica.

En su día a día, Antonio es como un médico de cabecera no solo para la guitarra, sino también para los guitarristas. “Antes de hacer la reparación y los ajustes a la guitarra, tengo que ver cómo toca la persona para dejar el instrumento en el punto que ideal”, señala Garlopa. El punto crítico de cualquier guitarra y, por extensión de muchos instrumentos de cuerda es el mástil. “Nivelar el mástil es lo que más tiempo lleva porque es la base de todo. A veces hay que soltar y ajustar los trastes para que quede bien”, indica. Pero su labor va más allá de reparar, también aconseja sobre cómo tocar para evitar ocasionar daños al instrumento.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Ezkerraldea-Enkarterri

ir a Ezkerraldea-Enkarterri »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120