academias llenas de aspirantes

“Preparar una OPE es una carrera de fondo”

Los opositores de Osakidetza llenan las academias

DEIA sondea en una clase las inquietudes de los aspirantes

Concha Lago - Domingo, 22 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Clase en Implika para ayudar a preparar los exámenes de administrativo y auxiliar administrativo de la OPE de Osakidetza. Reportaje fotográfico:José Maria Martínez

Clase en Implika para ayudar a preparar los exámenes de administrativo y auxiliar administrativo de la OPE de Osakidetza. (José Maria Martínez)

Galería Noticia

Clase en Implika para ayudar a preparar los exámenes de administrativo y auxiliar administrativo de la OPE de Osakidetza. Reportaje fotográfico:José Maria Martínez

Bilbao- Estos días, decenas de miles de personas -hay inscritos 96.235 aspirantes- sudan tinta china preparando las oposiciones de Osakidetza que se realizarán en mayo y junio. Conscientes de que en alguna categoría más de mil personas aspiran a una sola plaza, son semanas de hincar los codos y amansar los nervios. “¿Nervioso? ya te lo diré el 16 de junio”, dice Julen. Por eso muchos acuden a las academias a que les planifiquen el estudio y les guien para el examen. “Pero claro no pueden estudiar por ti”, bromea Amaia, candidata a funcionaria del Servicio Vasco de Salud.

DEIA testa ánimos en la clase de un grupo de Osakidetza en el centro de estudios Implika, en Bilbao. Estos alumnos optan a un puesto de administrativo -5.061 aspirantes- o auxiliar administrativo -se han presentado 13.053- porque “aquel que opta a administrativo, suele aprovechar y se presenta a auxiliar siempre que cumpla los requisitos”. En junio tendrán que demostrar los frutos de varios meses de duro trabajo. Machacan el temario “porque una oposición no sale gratis. Hay que meter muchas horas y son muchos meses. Un lunes te vienen muy contentos y el miércoles quizá llegan tristes porque esto es una carrera de fondo en la que parece que nunca se ve el fin”, explica la responsable de Oposiciones de Implika, Arrate Maruri. Maruri apela a la fuerza y a la constancia como los mejores aliados de un buen opositor.

“Hay gente que lo ha intentado por su cuenta y luego ha terminado buscando nuestra ayuda. Creo que es importante acudir a un sitio con profesionales que te digan cómo estudiar e invertir tu tiempo. A veces no es estudiar solo cinco horas, sino cinco horas productivas, que te enseñen a hacer un buen examen, cómo medir los tiempos, cómo empezar a leer las preguntas.... Porque a los 45 minutos, nuestra mente no está igual de fresca”, revela la profesora.

Maruri reconoce que el alumnado está especialmente nervioso. “Ahora ha llegado al grupo de Osakidetza que es el más numeroso y el más urgente pero también tenemos al grupo de Justicia que se muerde las uñas”. La motivación es determinante para alcanzar una plaza de empleo público. Y la meta no se alcanza de forma inmediata hay que sudar la camiseta.

Asistimos a una enrevesada clase con temas como Derecho y Deberes de los Pacientes, la Ley de Últimas Voluntades y muchos conceptos técnicos. “Para las plazas de administrativo, el temario suele ser siempre muy legislativo, muy jurídico. Para la gente que no ha estudiado nada de Derecho, es complicado”. “Además nosotros lo hemos visto siempre desde el punto de vista del paciente, pero ahora tenemos que verlo desde el punto de vista de alguien que se va a incorporar a Osakidetza. El primer día, ya solo con la terminología se lían”. “Elegí venir al centro porque pensé que al ser la primera vez era mejor que alguien me guiara. Las leyes no son fáciles de asimilar y acudir a clase te ayuda a entenderlo porque te ponen ejemplos y por eso consideré qué me podía ir mejor de esta forma”, asegura Elizabeth muy aplicada.

Sobre todo no pueden dejar que les invada la desilusión. “Hay muchas inscripciones y muchas se caen por el camino. Desde luego, no se van a presentar los 18.000 aspirantes a celador. Entre los que han pagado las tasas van a caer unos 1.500 o 2.000 como poco. Y de los que vayan preparados también muchos caerán porque un gran porcentaje va a probar suerte”.

“La experiencia nos dice que lo ideal es quedar entre los 200 primeros. Ese es el objetivo. En las bolsas del Gobierno vasco ya lo cumplimos y más de un 70% de nuestros alumnos quedan entre los 200-300 primeros. Y es que muchas veces es la primera vez que se presentan y al baremo de meritaje no pueden llegar flojos. A priori, el alumno que se presenta por primera vez depende de la primera nota y ahí tiene que ser el mejor. Nosotros, en Implika, no vamos a por el 6, vamos a por el 10. Tenemos chicas que han conseguido ser las primeras en ayuntamientos como Bermeo o Urduliz”, explica orgullosa Maruri. Y es que muchos meses de duro trabajo se pondrán a prueba en dos horas a lo largo de unas cien preguntas más las de reserva.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120