eskuinaldea

Gorritxu se hace leyenda

Urduliz se vuelca con el homenaje a Ángel Bilbao en una jornada espléndida en la que disfrutó de su pasión por el ciclismo respaldado por decenas de vecinos y amigos que le brindaron su cariño en una comida de confraternización

Un reportaje de Carlos Zárate - Domingo, 22 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Miembros de la asociación de jubilados de Urduliz Beti Lagunak acompañan a Gorritxu y su mujer a quienes hicieron entrega de diversos reconocimientos por su trayectoria deportiva.

Miembros de la asociación de jubilados de Urduliz Beti Lagunak acompañan a Gorritxu y su mujer a quienes hicieron entrega de diversos reconocimientos por su trayectoria deportiva. (C.Zarate)

Galería Noticia

Miembros de la asociación de jubilados de Urduliz Beti Lagunak acompañan a Gorritxu y su mujer a quienes hicieron entrega de diversos reconocimientos por su trayectoria deportiva.

SIETE décadas de ciclismo es tiempo más que suficiente para cultivar centenares de amistades. Toda una vida en la carretera da para mucho. Por eso ayer compañeros, rivales, amigos y vecinos se volcaron en Urduliz con el homenaje a Ángel Bilbao, más conocido como Gorritxu, ciclista profesional en la década de los 50 y un apasionado de la bicicleta que se mantiene en forma dando pedales a sus 83 años. “No me lo puedo ni creer. Estoy emocionado por recibir tanto cariño de la gente. Es todo un honor. Se han portado de cine”, señaló el homenajeado, que apenas encontraba las palabras para devolver tanto cariño. En una jornada que comenzó a las diez de la mañana, a Gorritxu le dio tiempo para tomar parte en primera persona en la prueba deportiva , como director de carrera honorífico, de la mano de la sociedad ciclista Punta Galea, que le obsequió también con un recordatorio y un ramo de flores, después del campeonato de equipos contrarreloj disputado en la localidad.

“En el primer recorrido hemos pasado por Butrón, Laukiz, Gatika hasta llegar a la meta en Urduliz. En el segundo, hemos hecho un itinerario similar solo que de Gatika hemos ido a Maruri-Jatabe y luego hemos vuelto por Butrón hasta Urduliz”, explicó encantado con la sensación de volver a sentirse partícipe de la competición. “Me lo he pasado fenómeno”, valoró al final de la prueba, que constó de una competición de cadetes y otra junior.

Pero, sin duda, si hubo un momento especial para Gorritxu fue el de los reencuentros. “He estado con Fausto Iza, Antón Barrutia y otros muchos. No pensaba que iban a venir tantos. Hemos estado hablando y recordando viejos tiempos”, relató un emocionado Gorritxu, el último mohicano de su época. “Creo que ya no corre nadie. Los compañeros de entonces han colgado ya la bicicleta. Los achaques de la edad son muy malos. Algunos fallecieron y otros por enfermedades y demás pues no pueden salir a rodar”, indicó al tiempo que valoró el sentirse un privilegiado por poder seguir haciendo lo que más le gusta. “Algunos me dicen que me tienen una envidia sana”, bromeó.

Y es que Gorritxu se mantiene activo como un chaval joven gracias las rutas de unos 50 kilómetros que realiza cada dos o tres días. Ataviado con el maillot de la Fundación Euskadi y una bicicleta Orbea de última generación, no es difícil toparse con él por las carreteras de Uribe-Butroe. Aunque la vida le haya puesto a prueba, él siempre ha respondido dando pedales. Como en sus buenos tiempos dentro del pelotón, no hay puerto que se resista a su perseverancia.

COMIDADespués del evento deportivo celebrado por la mañana, Gorritxu se dio una auténtico baño de masas por la tarde durante una comida de confraternización. Rodeado de 66 personas y amigos, muchos de ellos de la asociación de jubilados Beti Lagunak de Urduliz, impulsores del homenaje, así como de responsables municipales de la localidad. Un respaldo a la altura de los más grandes ante el que no pudo reprimir las lágrimas. Emocionado a más no poder, Gorritxu se dio cuenta ayer que es una leyenda tanto por sus éxitos deportivos pasados como por sus victorias presentes, puesto que ahora es todo un embajador del envejecimiento activo y un ejemplo para el resto de personas. Un escalador de pura raza que sigue subiendo y bajando los puertos de la vida.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Eskuinaldea

ir a Eskuinaldea »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120