DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
juicio en la Audiencia nacional

La Policía Foral instruyó el atestado de Altsasu por lesiones y por atentado a la autoridad y nunca citó terrorismo

La primeras diligencias se instruyeron por un delito de atentado y lesiones

A. Martorell/E. Conde - Jueves, 19 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Sala de vistas presidida por la magistrada Concepción Espejel (segunda por la izquierda), durante el juicio en la Audiencia Nacional.

Sala de vistas presidida por la magistrada Concepción Espejel (segunda por la izquierda), durante el juicio en la Audiencia Nacional. (EFE)

Galería Noticia

Sala de vistas presidida por la magistrada Concepción Espejel (segunda por la izquierda), durante el juicio en la Audiencia Nacional.

Iruñea- Durante los trece primeros días de la investigación de la agresión en Altsasu, el cuerpo policial que había iniciado las diligencias, la Policía Foral, nunca citó que en dicho suceso apreciara indicios de terrorismo, principal sostén de las acusaciones y por el que han remitido la causa a la Audiencia Nacional. En un atestado inicial, y en otras diligencias ampliatorias que confeccionaron varios instructores del cuerpo autonómico a raíz de la detención de Jokin Unamuno y de otro joven (que en principio fue identificado como agresor pero que no está sentado en el banquillo de los acusados), los agentes enmarcan los hechos dentro de dos posibles delitos de atentados a la autoridad (a los dos guardias) y cuatro delitos de lesiones de diversa entidad (a los agentes y sus parejas). La investigación se enfocó desde un primer momento dentro de esa calificación y, de hecho, la juez instructora puso en libertad a los dos primeros detenidos (Unamuno y el otro no acusado) a la espera de seguir reuniendo indicios por los que se pudiera imputar a otras personas.

Fue a partir del 28 de octubre, cuando la juez instructora de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, reclamó la causa para sí después de la denuncia de Covite y fue cuando la Policía Foral dejó de intervenir en la investigación y el asunto pasa a ser competencia exclusiva de la Guardia Civil por mandato de la magistrada. Durante unos días ambos cuerpos realizaron una investigación conjunta orientada al esclarecimiento de los hechos y después de que tres de los agredidos (teniente, sargento y la pareja de este último) decidieran interponer denuncia finalmente.

Los instructores de la Policía Foral ratificaron ayer en la tercera sesión del juicio que de las pesquisas que llevaron a cabo concluyeron que existían indicios de los delitos de atentado a la autoridad y de lesiones puesto que los heridos “habían sido agredidos por su condición de guardias civiles”, que no existió “ni provocación ni participación activa de los cuatro agredidos” y no identificaron elementos del movimiento Ospa “como integrantes de la agresión”, confirmó uno de los investigadores.

El mismo policía amplió que en los antecedentes de hechos que figuraban en el atestado y en el que trataban de contextualizar el conocimiento que tenían los procesados de la condición de los guardias civiles figuraban dos hechos relacionados como el Ospa Egunade 2016 y la festividad del Día del Pilar en la que la Guardia Civil organizó en Altsasu una misa y un brindis con vino. En ambos actos, según declararon los agentes, fueron intimidados por algunos jóvenes, aunque el único de los procesados al que pudieron identificar en ambas citas fue a Jokin Unamuno, al que los denunciantes atribuyen el origen de la agresión en el bar Koxka. Dicho contexto (Ospa, Alde Hemendik e incidente en el Pilar) también es recuperado por la Fiscalía en su escrito acusatorio. Pero el Ministerio Público se remonta cuarenta años atrás para justificar que ETA ya usaba esas dinámicas en sus campañas y, por tanto, acusar de terrorismo a los acusados.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120