manomanista

El premio envenenado del mano a mano

Jon Ander Albisu se mide el sábado en el Labrit a Aimar Olaizola, que entra en acción en el Manomanista con las dudas típicas del primer choque

Jokin Victoria de Lecea - Jueves, 19 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Jon Ander Albisu y Aimar Olaizola eligen las pelotas para su duelo del Manomanista ante la mirada de Martín Alustiza.Foto: Iban Aguinaga

Jon Ander Albisu y Aimar Olaizola eligen las pelotas para su duelo del Manomanista ante la mirada de Martín Alustiza.Foto: Iban Aguinaga

Galería Noticia

Jon Ander Albisu y Aimar Olaizola eligen las pelotas para su duelo del Manomanista ante la mirada de Martín Alustiza.Foto: Iban Aguinaga

bilbao- La figura de Aimar Olaizola impone. Ídolo de juventud de muchos de los actuales pelotaris profesionales. Enfrentarse a él en el mano a mano es un premio y también un castigo. Su nombre está ligado a la etiqueta de favorito. Ya son veinte los años que lleva vistiéndose de profesional y en este campeonato vuelve a ser uno de los principales candidatos. Jon Ander Albisu será el encargado de estrenar el premio envenenado de Aimar. El zaguero de Ataun eliminó a José Javier Zabaleta y ahora aspira a realizar la epopeya en la siguiente ronda. Sabe que sus opciones son mínimas este sábado en el Labrit, pero confiará en su pegada para tratar de mantener al navarro lejos de su zona de acción y así ganarse el derecho a soñar.

El objetivo de Albisu quedó cumplido la semana pasada cuando apeó a Zabaleta. Lo hizo además con holgura, castigando el mal día de su adversario y mostrándose como un zaguero muy capaz para el mano a mano. Ahora llega Olaizola. Otro nivel. Las apuestas están en contra del ataundarra, pero la ilusión de jugar contra el delantero de Goizueta es un aliciente extra. “Para mí es un premio jugar contra Aimar. Es un gran campeón y esta semana ha hecho veinte años como profesional. Intentaré hacer mi trabajo, hacerlo lo mejor posible y si puedo dar alguna sorpresa, mejor”, reconoció Albisu.

El duelo entre Zabaleta y el guardaespaldas guipuzcoano fue un choque entre pegadores. Dos zagueros con larga pegada y capaces de desenvolverse al mano a mano. Sin embargo, la mayor habilidad para jugar de aire de Albisu y la falta de tiempo para realizar entrenamientos específicos, decantaron la balanza muy rápido. Apenas hubo partido y el de Ataun avanzó con un 22-8 a su favor. Pero para el segundo choque el guion variará. “Cambia todo completamente. He entrenado para eso y a ver si sale un buen partido. Habrá que defender, andar rápido y tratar de que salgan las cosas”, afirmó Albisu. El camino a seguir por el ataundarra está claro. Las distancias cortas no son un buen ecosistema para él y más con un depredador como Aimar en las inmediaciones. Buscar el juego lejano y esperar el error. Esa es la idea: “Intentaré tener lo más lejos posible a Aimar. Si está cerca del frontis, sé que va a rematar bien. Intentaré tenerle lo más atrás posible y cuando tenga opciones terminar”.

El plan de Albisu es claro y sus opciones pasan por evitar que Olaizola saque su gancho a pasear y destroce sus posibilidades con su mejor juego de aire. El ataundarra intentará utilizar su pegada para ello y tratar de realizar un partido inmaculado para que el goizuetarra entre en juego lo menos posible, algo tremendamente complicado. “Tengo que evitar que remate mucho. Del cinco es capaz de cruzar sin que llegues. Por eso, intentaré que esté incómodo y que no tenga pelota a placer”, detalló el ataundarra.

aimar no se fíaEn el otro lado, los miedos también están presentes. Olaizola no se fía de las apuestas y lleva muchos años en el ruedo para saber que “siempre sale uno de los dos pelotaris de favorito, pero luego en la cancha no siempre se ve eso”. El goizuetarra además deberá pelear también contra la incertidumbre de la primera eliminatoria. La prueba de fuego. Salir a la cancha sin conocer el estado real y ante un rival henchido de confianza tras su triunfo anterior. “Normalmente el primer partido suele ser malo porque el contrario ha jugado uno o dos partidos antes. En el caso de Jon Ander, lo hizo bien, ganó fácil y eso siempre da respeto”, aclaró. A la hora de mirar las estadísticas, a Olaizola se le suele dar bien ese primer partido, aunque los disgustos no están fuera de su currículum y hace dos años ya quedó fuera a las primeras de cambio ante Iker Irribarria, pelotari que acabaría haciéndose con la txapela.

sin problemasRespecto al material, Olaizola escogió unas pelota de 105,7 y 106 gramos. Por su parte, Albisu se decantó por unos cueros de 104,8 y 105,5 gramos. Los dos pelotaris comentaron que “no hay queja” del material seleccionado ayer en el Labrit y que las cuatro pelotas son “bonitas” para jugar en este frontón.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Pelota

ir a Pelota »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120