DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia

La donación de Ziganda

Unai Núñez y Córdoba, las dos apuestas firmes del técnico, se gradúan en un escenario y en un partido exigentes. “son dos chavales con una personalidad tremenda”, dice el navarro

Pako Ruiz - Jueves, 19 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Unai Núñez intenta frenar un avance de Ronaldo, que no se sintió cómodo con el portugalujo a su sombra.VER GALERÍA

Unai Núñez intenta frenar un avance de Ronaldo, que no se sintió cómodo con el portugalujo a su sombra. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

Unai Núñez intenta frenar un avance de Ronaldo, que no se sintió cómodo con el portugalujo a su sombra.

GaleríaGalería: Real Madrid 1 - Athletic 1

  • De Marcos salta con Ramos.
  • Asensio conduce ante Lekue.
  • De Marcos presiona a Carvajal.
  • Raúl García persigue el balón.
  • Williams bate a Navas.
  • Raúl García presiona a Marcelo.
  • Jugadores del Athletic celebran el gol de Williams.
  • Cristiano Ronaldo en el suelo.
  • Unai Núñez presiona a Asensio.
  • Kepa con el balón en las manos.
  • Iñigo Martínez tapa el disparo de Lucas.
  • Iturraspe y San José presionan a Benzema.
  • Iturraspe presiona a Lucas.
  • Zinedine Zidane.
  • Lekue presiona a Benzema.
  • Ziganda, durante el partido.
  • Los jugadores del Madrid celebran el gol del empate.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Se conoce que José Ángel Ziganda está amortizado desde muchas semanas atrás. A su recorrido como técnico del Athletic le quedan cinco partidos, pero el navarro se resiste a cerrar su cortísimo ciclo en el conjunto rojiblanco sin donación alguna. Ziganda asume que ha cometido errores, lo que ha motivado su distanciamiento con gran parte de la masa social rojiblanca, pero también se reconoce que deja un interesante legado para el futuro en ciertas apuestas que han resultado exitosas y que suponen sumar para modular el nuevo proyecto que podría liderar el Toto Berizzo. El de Larraintzar conoce como nadie la casa y la causa Athletic, por lo que no ha dudado en dar continuidad a Unai Núñez e Iñigo Córdoba, que han encarnado las mejores noticias de una temporada decepcionante.

Se trata de los dos jugadores más jóvenes de la plantilla, embajadores de la generación del 97, que solo se llevan dos meses entre sí y que presumen de una trayectoria casi en común en Lezama desde las categorías inferiores. Los dos, obviamente, se estrenaban en el Santiago Bernabéu, como también lo hacía Kepa Arrizabalaga, y el examen se entendía como mayúsculo para dos recién llegados a la élite. La presión, sin embargo, no les nubló y tanto el central, cada vez más poderoso en sus acciones, como el extremo izquierdo, que quería celebrar a lo grande su renovación, rayaron a un altísimo nivel, lo que merecieron los elogios del técnico: “Son unos chavales con una personalidad tremenda y no es fácil venir al Bernabéu y mostrarse así, porque los que hemos venido por primera vez sabemos que te embulle todo esto, pero siendo tan jóvenes han estado a la altura de todo el equipo”.

Iñigo y Unai, que también se han estrenado como goleadores, son los ojos bonitos de Ziganda, que dejará su actual cargo satisfecho por el cuajo que han mostrado los dos canteranos. Los números son delatadores. El primero ha comparecido en 36 partidos oficiales, pese a estar dos meses relegado a un inesperado ostracismo, en tanto que el segundo ha jugado 28 de las 33 jornadas de liga, a las que hay que sumar tres presencias más en la Europa League, competición en la que ha carecido de continuidad debido a la alternativa de Etxeita que decidió Ziganda, que también ha tenido un bendito problema con la vuelta de Yeray, que ayer vio el partido desde el banquillo. El centro de la zaga, con el liderazgo de Iñigo Martínez, está asegurado y blindado para el futuro.

El jarrillero sacó situaciones muy apuradas y pudo en muchos matices con el mismo Ronaldo, al que le salvó su leve toque de tacón para evitar el fiasco merengue. Y Córdoba se reivindicó como un extremo moderno. El de Deusto, muy descarado cuando tiene el balón y que presume de una técnica muy valorada, gestó, junto a un Iturraspe in crescendo, la acción del tanto rojiblanco al resolver con una asistencia de lujo que ejecutó de manera sobresaliente Iñaki Williams, que sus siete goles en esta liga los ha firmado lejos de San Mamés. El legado de Ziganda tiene nombres propios, a los que les resta ratificar en el porvenir inmediato tan brillante irrupción.

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Athletic

ir a Athletic »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120