DeiaDeia. Noticias de Bizkaia - Noticias de última hora de Bizkaia, Euskadi e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Deia
juicio a los jóvenes de altsasu

Una piña de familias arropadas a las puertas de la Audiencia Nacional

Los familiares, que no pudieron hablar con los encausados, afirman estar más tranquilos tras escuchar su relato

Un reportaje de Andrés Martorell - Martes, 17 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Llegan a la Audiencia Nacional en furgón de la Guardia Civil los jóvenes de Altsasu que permanecen en prisión. A las puertas del tribunal, vecinos, amigos y familiares dan su apoyo a los encausados.

Llegan a la Audiencia Nacional en furgón de la Guardia Civil los jóvenes de Altsasu que permanecen en prisión. A las puertas del tribunal, vecinos, amigos y familiares dan su apoyo a los encausados. (EFE)

Galería Noticia

Llegan a la Audiencia Nacional en furgón de la Guardia Civil los jóvenes de Altsasu que permanecen en prisión. A las puertas del tribunal, vecinos, amigos y familiares dan su apoyo a los encausados.Llegan a la Audiencia Nacional en furgón de la Guardia Civil los jóvenes de Altsasu que permanecen en prisión.Familiares de los ocho acusados de Altsasu, este lunes alas puertas de la AN, con Bakartxo Ruiz y Unai Hualde, exalcalde de la localidad. Foto: ENRIQUE CONDE

HA sido la primera vez que se ha escuchado nuestro relato en un año y cuatro meses”. Isabel es la madre de Adur Ramírez de Alda Pozueta, que es uno de los tres encausados que permanecen actualmente en prisión. Concretamente, Adur tiene ante sí la perspectiva de pasar cincuenta años en prisión, si se cumple la petición del fiscal. Pozueta atiende a los medios frente a la sede de la Audiencia Nacional, un edificio moderno rodeado de naves industriales, en un polígono del término municipal de San Fernando de Henares. En realidad la conversación se entabla en la acera de enfrente, a instancias de la Policía Nacional, que se encarga de la seguridad del lugar. Un puñado de periodistas con micrófonos la rodea dejando un espacio para que las cámaras de televisión puedan tomar imágenes sin obstáculos.

“Ahora estamos más tranquilos porque ya ha pasado el primer reto que teníamos, que era contar también nuestro relato -responde Isabel cuando le preguntan por el estado de ánimo de las familias-. Ha sido la primera vez que se ha escuchado nuestro relato en un año y cuatro meses. Siempre se nos ha impedido poder compartir y poder mostrar qué es lo que había ocurrido ese día. Hoy ha sido la primera vez, y eso nos genera ya algo más de tranquilidad”.

Ayer tocaba hablar a la defensa. La sesión comenzó con la presentación de una cuestión previa por parte de los abogados de la defensa. La cuestión fue despachada de forma rutinaria en una fracción de segundo con la negativa del tribunal. La juez Lamela venía con el piloto automático. No, no, yo. ¿En qué consistía esa cuestión previa?

Pruebas denegadas La petición de los abogados de la defensa, que no pudieron siquiera plantear, consistía en la inclusión de otros elementos para conocer las circunstancias en que se produjeron los hechos: las declaraciones de otros, un vídeo cuyo contenido podría ser relevante para conocer con más detalle el desarrollo de los acontecimientos y la petición expresa de que se tuvieran en cuenta los actos judiciales previos que se llevaron a cabo en las instancias judiciales de Nafarroa antes de que la Audiencia Nacional tomase las riendas del proceso. De hecho, esta es la principal meta de la defensa: que el sumario vuelva a Nafarroa, al interpretarse que los hechos a juzgar nunca pasaron de ser una bronca de bar, en un entorno de fiestas, y con mucho alcohol de por medio.

Los abogados de la defensa sólo pudieron dejar constancia en acta de su “respetuosa protesta”, un trámite aparentemente estéril, pero que puede resultar imprescindible en un futuro, con la esperanza de que estos nuevos elementos narrativos se puedan incorporar al relato general en algún momento del proceso judicial. Y es que, en lo que se refiere a la descripción del suceso, la única verdad judicial que ha existido desde que Covite presentó la denuncia ha consistido en la versión de la parte denunciante. Cualquier periodista que haya tenido acceso al sumario ha podido comprobar que la versión de la defensa no aparecía por ninguna parte. Hasta hoy.

el viaje a madridLos familiares y amigos de los encausados se han desplazado en autobús y en coches particulares -unas 150 personas en total- hasta la Audiencia Nacional para apoyarles con su presencia, aunque no pudieron hablar con ellos. Las familias son una piña. “En lo poco que he podido hablar ahora con el resto de padres -asegura Isabel- me han dicho que queda evidente que nuestros hijos no son terroristas, que son unos chavales normales, como cualquier hijo de cualquier padre y madre, que han salido un día de juerga, y que lo que ocurrió allí fue una trifulca de bar”.

A la pregunta de si los familiares volverán a estar el martes aquí, Isabel afirma que “vamos a estar todos los días aquí junto a nuestros hijos e hijas como nos corresponde, como padres y madres que somos, para acompañar solamente con la mirada a nuestros hijos”.

la convivencia en altsasuUn periodista se mostró preocupado por el deterioro de la convivencia en Altsasu, que puede verse afectada por una sentencia en un sentido o en otro. Isabel lo tiene muy claro: “El clima en Alsasua desde hace un año y medio, si antes era un clima bueno de convivencia, ahora lo es mucho más. Se ha conseguido que se genere una piña porque, generalmente, cuando ocurre una injusticia, lo que tendemos es a juntarnos, a acercarnos, y esa es la muestra que se vio también el sábado en la manifestación de Pamplona. Nos unimos todos, nos abrazamos, nos besamos, nos ayudamos y eso es lo que se vive hoy en Alsasua también.”

En ese momento, un reportero de Telemadrid pregunta “si estaban con las víctimas también, y si había algún mensaje para los agredidos”, a lo que Isabel respondió con serenidad, para volver a su reivindicación sobre la verdad de los acontecimientos que han llevado a sus hijos a prisión: “Lo que estamos buscando no es el relato al que se nos está queriendo llevar, de víctimas y agresores, de ‘estás conmigo o contra mí’. Estamos buscando la convivencia. Estamos buscando vivir en paz, y lo que queremos es mirar hacia delante, y que no haya sufrimiento en Euskal Herria para nadie”, dice Isabel, que repite con tono enérgico las dos últimas palabras de su intervención: “Para nadie”.

guardias civiles

COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Deia se reserva el derecho a eliminarlos.

Más sobre Euskadi

ir a Euskadi »

Últimas Noticias Multimedia

  • ©Editorial Iparraguirre, S.A.
  • Camino de Capuchinos, 6, 5ºC Bilbao
  • Tel 944 599 100, Fax 944 599 120